Sleepless

SleeplessÚltimamente, la peli sorpresa de la semana que voy a ver los martes es como el lado envenenado de la caja de bombones del Forrest Gump. Nos están metiendo unos tollos que no veas, semana tras semana parece que hacen una elección consciente para encontrar de lo malo lo más birrioso y eso es lo que nos ofrecen a los que nos arriesgamos sin saber muy bien lo que vamos a ver. Esta semana le tocó el turno a una cosa titulada Sleepless que al parecer es un remake americano de una peli francesa y que yo sepa, no tiene fecha de estreno en España.

Un julay negro picoleto corrupto las pasa putas y canutas

Un poli negro corrupto roba veintipico kilos de coca y resulta que son del dueño de un casino que sobre la marcha le secuestra al hijo. El negro tratará de devolver la droga para rescatar a su hijo mientras los de anti-corrupción lo persiguen con saña, el comprador de la droga se rebota todo y amenaza al del casino y allí no hay santo sin altar.

El título de la película nunca lo llegué a entender y supongo que se refiere a que la acción transcurre en un único día y noche y salvo por un par de escenas en la calle, es mayormente dentro de un casino en las Vegas, pero allí nadie tiene insomnio. Lo que sí que nos queda claro desde el principio viendo esta película es que a la hora de juzgar a los negros hay tres grupos. Están los malos, los malísimos y los peores, es que viendo la peli se concluye que no hay absolutamente nada positivo entre la gente de raza negra. Son malos, corruptos, rastreros, cabrones y todo lo demás. Por eso la poli gringa, ante la duda, manta de tiros y ya nos disculparemos luego. En ningún momento llegas a tomarle aprecio a ningún protagonista, son todos chusma de tal calibre que te la trae al fresco si los matan o son ellos los que matan. El principal poli corrupto está interpretado por Jamie Foxx y en lo que a mi respecta, lo podrían haber tiroteado desde el principio. El único personaje que parece no ser [aún] una mala persona es el chaval que interpreta a su hijo, al que raptan y que es como medio acarajotado, pero claro, es negro, así que la duda, la duda existe y si yo hubiese sido uno de los picoletos en la película, también le disparo y cuando esté frío como un café con hielo me disculpo. Esto apesta demasiado a telefilm o a una de esas series de Telajinco que tienen episodios que duran como un día y medio. No me dormí en los noventa y cinco minutos que dura pero sí que miré cosillas en el móvil en varias ocasiones esperando que la cosa se animara algo.

Es una peli aburrida pese a toda la violencia que hay en la misma y aunque podría gustar a los miembros del Clan de los Orcos, no sé por qué me da que les aburrirá tanto como a mi. Por supuesto, sub-intelectuales con GafaPasta sí que deberían alejarse de los cines en los que la pongan.

04/10

Una respuesta a “Sleepless”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *