Slender Man

Slender ManDe toda la vida se dijo por el mejor blog sin premios en castellano que yo me sacrifico las veces que sean necesarias y voy a ver todo, todo, todo el cine de terror que me pongan por delante pero es que la película que voy a comentar hoy es tan, pero tan, pero tan tan mala que me ha hecho replantearme esa afirmación y quizás debería ser más selectivo. Por desgracia, el daño ya está hecho y todo lo que está por venir en esta anotación se puede resumir en las siguientes cuatro palabras: PUTA MIERDA DEL COPÓN. La mierda mencionada se titula Slender Man y al parecer se estrena en España con ese mismo título a mediados de octubre, con lo que si yo viviera allí, esos días no me acercaría a un cine ni jarto de güisqui de garrafón.

Cuatro julays en celo se merecen que se las folle un truscolán sin ilusión ni fantasía

Un grupo de amigas gilipollas del coño hacen un ritual para estúpidos y retrasados mentales que supuestamente activa una leyenda urbana llamada Slenderman o algo así. Después de eso, una, la negra, desaparece y las otras se desquician todas y no se sabe muy bien si la gilipollez es por el abuso de vick vaporú por la vagina o por alguna otra causa.

El póster es la única referencia auténtica al cine de terror de esta película. El guión, si es que lo hubo, lo tuvo que escribir un mudo ciego y con los brazos amputados que se comunica a base de tirarse peos (pedos en peninsular) y que ni siquiera conoce el código Morse. La historia es una aberración y lleva el aburrimiento a nuevos niveles. Los momentos supuestamente terroríficos, te enervan, pero de rabia por saber que estás en el lugar equivocado en ese momento, no los hay, las escenas con el puto Slenderman son terror para no-natos, dan risa, dan pena, dan lástima, pero no dan miedo. Las protagonistas no creo que sepan actuar ni comiéndole el cipote a sus novios o el potorro a sus novias. Son lerdas y como cachos de carne que se mueven por la pantalla y que si me dan a mi una pistola, yo las tiroteo desde la sala. El director se debe haber hartado a comer culos en Hollywood para conseguir que le produjeran la película. No hay absolutamente nada reseñable en esta historia, nada bueno que decir. Esto es literalmente una mierda. Cuando acabó, o más bien cuando salieron los títulos de crédito porque parece que quieren hacer una saga, una acomodadora estaba a la puerta de la sala y se le ocurrió preguntarle a dos pavas que tal les había parecido y una de ellas le dijo que sin dudarlo aquella era la bazofia más mierdosa que había visto en su puta vida y que allí mismo se cagaba en la madre, el padre y en todos los familiares cercanos y lejanos de todos los que participaron en esa infamia que no es cine. Más o menos expresa mi opinión, aunque yo soy más de acabar con todas esas vidas para proteger la especie y evitar que ese código genético se distribuya.

No se me ocurre nadie en su sano juicio que deba ir a ver esta mierda. Ni los sub-intelectuales con GafaPasta ni los miembros del Clan de los Orcos. Ni siquiera entiendo como es que hay cines dispuestos a gastar electricidad con esta basura. Lo repito por si no queda claro, esto es una PUTA MIERDA DEL COPÓN y será difícil que haya otra película peor este año y por ahora, es mi favorita al CEROLO anual.

01/10

Una respuesta a “Slender Man”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.