Somewhere

El cine de autor suele ser muy peculiar. Hace unas semanas escuchaba un podcast de cine (Filmspotting) y los oía hablar de una película algo extraña y que tenía un comienzo abiertamente raro con una escena en la que se veía un coche dando vueltas durante un par de minutos. No se me grabó el nombre de la historia ni nada más pero cuando fui al cine a ver Somewhere y comenzó todo me volvió a la cabeza. Si te fías solo por el principio, me habría marchado del cine sin darle otra oportunidad. La película ni tiene fecha de estreno en España ni es seguro que llegue a las salas ya que sin efectos especiales y montones de acción, las cosas se quedan en el camino.

Un julay famoso que parece no dar un puto palo al agua recibe el encargo de cuidar de la hija que produjo y no cuidó durante un par de semanas y acaba más estresado que una cajera del Lidl en hora punta

Un actor de éxito tiene una vida muy plácida paseando en su Ferrari, viendo espectáculos de putillas en su habitación de hotel y básicamente no haciendo nada mientras espera el comienzo del rodaje de su próxima película. Su vida cambia completamente cuando su hija se viene a vivir con él durante un par de semanas y se tendrá que encargar de ella, asegurarse que vaya al colegio, haga sus cosas y mantenga en la medida de lo posible una vida normal.

Esta es una película lenta y que parece no ir a ninguna parte, aunque tiene un objetivo muy claro y su directora, Sofia Coppola, tiene un propósito muy definido, que no es otro que mostrarnos el hastío que pueden tener algunos con su vida. El encargado de hacernos creer en esto es Stephen Dorff, un actor que desde siempre me ha caído bien aunque nunca ha brillado como algunos otros de su generación. De su mano veremos lo aburrida que puede ser la vida de alguien que tiene todo el éxito y el dinero del mundo y que sin embargo no sabe qué hacer y no parece valorar el tener una hija como debería. Al hombre lo mueven en muchas ocasiones como a una marioneta, llevándolo aquí o allá y él no llega a saber ni la razón por la que está en el lugar ni lo que se espera de él. En un punto determinado despierta y descubre que no es más que un nombre y una cara conocida, sin nada detrás que lo sustente.

Definitivamente no es el tipo de cine que le gusta a todo el mundo. Hay demasiado material para pensar y demasiados cabos sueltos que los espectadores han de atar de la forma que mejor les parezca y esto no gusta demasiado. La película se hace pesadas en algunos momentos y pierde algo de brillo, sobre todo cuando el protagonista está rodeado de gente. Las mejores partes son cuando está solo o con su hija y podemos disfrutar con el sin sentido de su vida. Si se cruza por tu camino, dale una oportunidad y disfruta con la historia pero si no tampoco habrás perdido gran cosa.

06/10

2 opiniones en “Somewhere”

  1. Sofía C? no seré yo la que pague por ver una peli de esta tía… huele a tostón a km!!

Comentarios cerrados.