Somos los Miller – We’re the Millers

Somos los Miller - We're the MillersSin lugar a duda, la comedia es el género cinematográfico más complicado. Hacer llorar es fácil, solo hay que buscar a un pobre desgraciado que de lástima, rodearlo de miseria y la gente ya llora en el cine. Por eso, cuando una comedia destaca de la media y resulta curiosa, en seguida se dispara el boca a oído y todos nos avisamos para que no quede ni un solo aficionado sin ir a verla. Eso más o menos es lo que ha sucedido con la fabulosa y desternillante We’re the Millers, película que tendrá que esperar para su estreno en España hasta noviembre y que llegará a los cines con el título de Somos los Miller que por una vez y sin que sirva de precedente parece una buena traducción del original.

Un julay organiza una expedición de frikis a Méjico para camellear un poco y traerse algo de droga

Un camello al que parece habérsele escapado el tren de la vida se mete en problemas cuando le roban toda la merca y la guita que debía pagar a su traficante habitual. Para conseguir redimir su deuda tiene que traer un cargamento desde México a los Estados Unidos y decide hacerlo creando una familia ficticia con una stripper, el vecino retrasado y friki y una pobre desgraciada a la que echaron de casa y mendiga entre conocidos. Con ese equipo van a México, recogen la merka y cuando regresan hacia su keli vivirán todo tipo de percances y aventuras.

Esta película es una carcajada continua. Las dos veces que la he ido a ver (sí, ya he repetido y es posible que tripita …) me lo pasé bomba, desde el primer plano hasta las tomas falsas de los títulos de crédito y que tienen un momentazo hilarante. El trailer de la película me hacía temer lo peor porque es cachondísimo e imaginaba que todo lo mejor lo habían metido ahí pero me equivoqué, tiene una pequeña parte de lo que posiblemente es la mejor combinación de bromas de buen y mal gusto de este 2013. Te partes de risa continuamente con las boberías, las escenas, los malentendidos y con todo lo que rodea a cada uno de los protagonistas. Jennifer Aniston vuelve a demostrar que es un pedazo de actriz y que se ríe de sí misma. La cámara la adora y hasta cuando debería salir fea está guapa. Jason Sudeikis es un actor que sobresale siempre en las comedias y aquí borda el papel de camello al que todo le sale mal. Gracias a él tenemos una buenísima historia. El realmente sensacional es Will Poulter, cuyas cejas son raras con ganas y ya te producen risa solo con verlo. Este chaval serguramente tendrá un terreno muy limitado para actuar pero en historias como esta es perfecto. Por último tenemos a la joven Emma Roberts, que resulta lo suficientemente atractiva para atraer nuestra atracción y a la vez, tiene sus buenos momentos de risas. El guión es una montaña rusa de acción y cachondeo y escenas absurdas a las que siguen otras aún más absurdas y cuando crees que lo has visto todo, te vuelven a sorprender. No es una comedia para niños y eso merece la pena destacarlo ya que las mejores bromas son las groseras, por más que los hipócritas y estrechos digan lo contrario.

Hasta yo me apunto a ir al cine con el Clan de los Orcos a ver la película. Esto es un clásico del cachondeo y en un universo normal ganaría un montón de Oscars. Obligatoria para todo el que disfrute con una buena comedia.

peliculon

3 opiniones en “Somos los Miller – We’re the Millers”

  1. Ojalá la estén dando en Turquía cuando vaya a casa del Turco. Esa es una que si la vemos juntos, vamos a tener frases chorras para torturarnos al menos un lustro.

Comentarios cerrados.