T2 Trainspotting

T2: TrainspottingHay películas que cuando las nombras, todo el mundo las reconoce y hasta es posible que farfulleen sobre lo buenísima que era y tal y tal pero que si les pides detalles específicos, no te los podrán dar porque o no la han visto o la leyenda acabó aplastando la película y haciendo que la olvidemos. Un buen ejemplo es la película original que llevó a la continuación que voy a comentar hoy y que se titula T2 Trainspotting y que me parece que está en los cines de España desde hace al menos una semana.

Los julays jacosos ahora son julays adictos a otras cosas

Volvemos al mundo de la sociedad británica rastrera y miserable y petada de drogas y veinte años más tarde, todos siguen siendo adictos solo que ahora lo son de otras cosas y parece que el tiempo no ha pasado para ninguno de ellos. Por supuesto y con el final de la primera parte, aquí tenemos también eso que llamamos venganza.

Reconozco que yo era el primero que fui al cine un poco mosqueado porque regresar a una historia que me encantó veinte años más tarde para ver lo que ha podido suceder durante ese tiempo es un poquito difícil de digerir. Por suerte me equivoqué y la dinámica que había entre los protagonistas en aquel pasado tan lejano sigue existiendo. Es verlos aparecer y recordarlo todo y recuperar el hilo. El director y los protagonistas lograron lo imposible, hacer una segunda parte con veinte años y no aburrirnos en el intento. La película tiene abundantes momentos para la nostalgia con escenas que nos recuerdan a otras. El equipo vuelve a estar fantástico y podemos ver lo mucho y malo que ha hecho el tiempo sobre ellos. El director, Danny Boyle no ha perdido el tiempo y en estas dos décadas ha seguido haciendo cine y en muchos casos buen cine pero parece que echaba de menos a los personajes que le dieron la fama mundial. Por supuesto, Ewan McGregor vuelve a brillar. Sigue siendo el más carismático de todos y la película gira en torno a él y a sus relaciones con los otros colegas, a veces difíciles, a veces entrañables pero siempre con algún tipo de emoción. Se le nota a gusto con un personaje que quizás tenga demasiado de él en su interior. Resulta bonito regresar a este universo conocido y nos lo pasamos muy bien pero al salir del cine si te paras a pensar, no hay nada épico en esta segunda parte, es una película que puede o no existir y nuestras vidas no cambian. La primera era como una supernova y en este caso tenemos un buen relato para matar dos horas, bien contado, bien interpretado, bien dirigido pero que no resaltará en nuestra memoria como la película del año 2017. Mencionar que Jonny Lee Miller está estropeadísimo. En su día pensé que él sería el que llegaría más lejos pero todos sabemos que no fue así. En fin, cine nostálgico.

Igual puede gustar a los miembros del Clan de los Orcos aunque es una película muy oral, con diálogos continuos, rápidos y complejos que igual los confunden. Esta sí que puede ser una de esas historias que encandilan a los sub-intelectuales con GafaPasta.

08/10

Una respuesta a “T2 Trainspotting”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *