Rembrandt de noche con su Guardia Nocturna en Rembrandtplein

Rembrandt de noche con su Guardia Nocturna en Rembrandtplein

Sigo procurando hacer alguna foto de aquellos lugares cotidianos por los que paso y que pueden resultar interesantes para el visitante habitual. Anoche mismamente fui a Amsterdam a cenar con mi amigo el Turco y pasé por Rembrandtplein, mi plaza favorita en la ciudad y con la llovizna y que no es el fin de semana, Rembrandt y amigos, a los que vimos por primera vez en éste el mejor blog sin premios en castellano hace más de diez años y además cuando la estatua miraba hacial el sur de la ciudad, estaban solitos. Una de las obras maestras de Rembrandt es la ronda de noche, en neerlandés Nachtwacht que se puede traducir literalmente como truscoluña no es nación o la guardia nocturna. Aproveché la falta de la multitud para hacer esta foto de Rembrandt protegido por su guardia nocturna en una noche otoñal holandesa.

La A’DAM Toren

A'DAM Toren

Volvemos a acercarnos a la ciudad de Amsterdam y de nuevo cruzamos het IJ y al ladito mismo del Het EYE Filmmuseum que vimos hace un par de semanas en el mejor blog sin premios en castellano tenemos la hoy conocida como A’DAM Toren, que es el nombre fastuoso y comercial con el que se volvió a bautizar hace un año y pico a este edificio que de siempre lo llamaron los habitantes de Amsterdam la Shell-toren, ya que era el edificio con la sede corporativa de esa compañía en el pasado, más o menos como ese edificio que hay en la ciudad de las Palmas de Gran Canaria y al que todos los locales se refieren como la casa del coño. Este mini-rascacielos tiene cien metros de altura y veintidós plantas y hoy en día y previo pago de entrada se puede subir a la terraza superior para una vista espectacular y cercana de la ciudad de Amsterdam, ya que está justo al otro lado del río IJ y directamente mirando hacia el centro de la ciudad. El edificio se inauguró en 1971 y durante su construcción, cuando pusieron los cimientos, la cagaron y tuvieron que comenzar de nuevo un año más tarde. En la terraza se puede ver una estructura que asoma por el lado derecho. Son dos remos en los que previo pago de una cantidad adicional de cinco leuros te puedes remar sobre el borde del edificio y añadir un poquito de acción a tu vida, asumiendo que no seas obeso como algunos que yo me se ya que han limitado el peso por julay en cien kilillos de nada y que sepas que en el remo no te dejan llevar la cámara ni la vara de los autorretratos. La foto es una panorámica hecha desde prácticamente los bajos del edificio y por eso tiene esas deformaciones en el edificio.

Het EYE Filmmuseum

Het EYE Filmmuseum

Hasta no hace mucho tiempo, la ciudad de Amsterdam era desde la estación central hacia el sur. A su espalda, estaba el río IJ, o una masa de agua que asemeja un río, pero que vamos, que si miramos la definición, ni de coña lo es. A finales de los noventa recordaron que esa zona existía y se comenzaron a hacer proyectos muy interesantes por esa parte de la ciudad, con nuevos edificios de vivienda, el auditorio y el museo del cine EYE. A ese lado de la ciudad llegará pronto la nueva línea de metro y se puede cruzar desde detrás de la estación central de tren con unos transbordadores que no se cansan de pasar gente durante todo el día cada pocos minutos y además, de manera gratuita. Cualquiera que visite Amsterdam tiene que cruzar y una de las cosas que se encontrará es el edificio diseñado por el estudio de arquitectos Delugan Meissl con esa forma tan extraña. En el edificio que asoma un poco por la derecha hay ahora un mirador en la última planta. Anteriormente, esa era la sede corporativa de la SHELL. Recuerdo que en el año 2000 esa parte de la ciudad era peculiar, con jacosos, rateros y chusma y gentuza truscolanda de la peor. Ahora es un barrio super-hiper-mega pijo. Dentro del EYE solo he estado en la cafetería que tiene unas vistas épicas de Amsterdam. El museo en sí no me interesa ya que yo soy más de ir al cine, cine y no a un museo que trata del cine.

El río Amstel desde el Berlagebrug

El río Amstel desde el Berlagebrug

Aunque cada vez paso menos por la ciudad de Amsterdam porque es un inmenso parque temático lleno de chusma y gentuza y con borrachuzos, porreros y gentuza que no sabe conducir en bicicleta rodeándote por todos lados, cuando voy a la ciudad opto por quedarme en la estación Amsterdam Amstel y hacer el tramo final andando junto al río Amstel, una de las zonas que aún están fuera de las hordas de turistas y en donde se pueden ver a auténticos holandeses en su ambiente natural. En mi último paso por allí, a finales de agosto, nos pilló un día espectacular de verano y aproveché para hacer una foto del Amstel desde el Berlagebrug, un puente que está cerca de la estación de tren Amsterdam Amstel y que se inauguró en 1932. En su día, este era el puente más ancho de Amsterdam, con unos veinticuatro metros. El centro de la ciudad está allá al frente, tras un par de puentes más. Por aquí no verás jamás los barcos con cien turistas haciendo fotos como locos. A la izquierda y algo más adelante por la derecha hay dos clubs de remo, actividad muy popular en Holanda y en el que está más cerca del centro solía entrenarse mi amigo el Turco cuando vivía en la ciudad. Si miras en las anotaciones relacionadas que aparecen por debajo de este texto, creo que hay al menos otras dos vistas de este río más cercanas al centro de la ciudad.