La Fuente de Austria

Con la presión de preparar más de veinte anotaciones antes de irme de vacaciones navideñas no me di cuenta que tenía una foto exclusiva y asombrosa de la Fuente de Austria que mencioné en La Fuente de Austria y la Schottenkirche. Hoy subsanamos el problema centrándonos única y exclusivamente en la fuente. La chama que está en la parte superior es Austria y las cuatro pavas debajo de ella son alegorías a los cuatro grandes ríos del imperio Habsburgo, los ríos Danubio, Elba, Vístula y el Po. La fuente es de 1844.

Interior de la iglesia de San Pedro

Ayer veíamos la fachada y hoy entramos en la Peterskirche para ver el soberbio despliegue barroco de la misma, con querubines colgados de todos lados. El interior fue restaurado hace quince años y luce glorioso, con un montón de color y con las pinturas prácticamente como nuevas. El estilo del interior es puramente barroco que si me lo preguntas e incluso si no me lo preguntas te diré que es el más fabuloso para los templos cristianos y le dio una ventaja insuperable a nuestro Dios sobre ese de los terroristas que no comen carne de cochino.

La iglesia de San Pedro en Viena

La Peterskirche es una joya del barroco que en la actualidad está bajo el control del Opus Dei. Se comenzó a construir, en su variante actual, en 1701 y se inspiraron en la basílica de San Pedro pero en tamaño pequeñito. El interior, con forma oval, es espectacular y lo veremos en otra foto. la iglesia, vista desde la calle da la impresión de ser otra más y cuando cruzas la puerta se te cae la baba. Es la iglesia barroca más importante de Viena. Absolutamente recomendable el entrar a verla.

Monumento a Johannes Gutenberg y el Regensburger Hof

En una de las calles del centro hay una pequeña plazoleta con un monumento a Johannes Gutenberg, que no nació allí ni nada por el estilo pero levantaron el monumento para conmemorar los quinientos años de la invención de la imprenta, un evento casi tan significativo como el de la invención del Tuiterota que tanto os gusta a algunos. Detrás del monumento está el Regensburger Hof, que se ve fastuoso.