Los vídeos del regreso a Holanda desde las Filipinas

Esta serie de vídeos que complementan la historia del viaje comenzó en Viajando de Manila a Corón en vídeo y si lo que quieres es leer el relato del viaje entonces tendrás que saltar a Cruzando China camino de Manila

No me puedo creer que me haya tomado hasta el diez de octubre acabar el repaso de los (cutre) vídeos que hice en las vacaciones en las Filipinas. Como siga degenerando, el año que viene empato un viaje de un año con el otro. Hoy llegamos al más espectacular, más dramático, más terrorífico y más brutal vídeo con movidas de aviones que se haya visto nunca jamás por el mejor blog sin premios en castellano. Este vídeo, que está compuesto de varios, ilustra lo que en su día narré en El regreso larguísimo casi eterno a casa, anotación que por supuesto os urjo a volver a leer, aunque tengo claro que la mayoría no lo hará por la desidia tan grande que hay en el universo y hasta en el mundo.

El vídeo no comienza despegando de Manila, ni aterrizando en China o despegando en China y aterrizando en China ni volviendo a despegar en China por segunda vez sino en el momento del aterrizaje en Frankfurt. La razón es que los chinos no permiten el uso EN ABSOLUTO de cualquier dispositivo electrónico en los treinta minutos que siguen al despegue o preceden al aterrizaje y conociendo como se la gastan, si te pillan, es probable que no regreses nunca jamás del país. Al llegar a Frankfurt, ya con la seguridad de estar en Europa, pude grabar como tomamos tierra. Después viene una secuencia que aún me hace temblar. Primero vemos el avión de KLM corriendo por la pista con alegría y cosa buena y disfrutamos con una escena entrañable en la que un Airus A380, la cosa esa enorme que es como un bloque de las casas baratas en la Isleta se acerca, pasa por delante y hasta lo vemos despegar. Una cosa bella y que te emociona hasta las lágrimas de cocodrilo. También se puede ver en este segmento un avión de Vueling, de esos en los que dejan tirados a los pasajeros que siguen allí, cultivando verduritas esperando que algún día les permitan volver, ya que todos sabemos de buena tinta que la lealtad con los pasajeros no está en la sangre de esa aerolínea con sede en truscoluña. Una vez en el aire, el aterrizaje es en una bellísima y verde y llena de agua Holanda, acercándome al aeropuerto por el lado sur de la ciudad de Amsterdam, por el villorrio conocido como Amstelveen. La música, no podía ser otra que la canción Happy Ending de MIKA. El vídeo, si por razones que no puedo creer no os aparece por ahí debajo, está también aquí:

Y eso ha sido todo, un viaje documentado con texto, con fotos y con vídeos. Y después se preguntan algunos por qué elegí el camino de no tener premios ni enmarronarme la lengua lamiendo culos, un blog es para disfrutarlo escribiendo y compartiendo y no para agigantar tu ego, algo que no necesito porque todo el mundo sabe que el mío es casi tan grande como un guisante.

Viajando de Manila a Corón en vídeo

Esta serie de vídeos complementan la historia del viaje comenzó en Cruzando China camino de Manila

El año pasado durante el verano tuvimos varias anotaciones con los vídeos que hice en mis vacaciones en las Filipinas. Este año estoy procurando no dejarme ir hasta el final de agosto y procuraré que una o dos veces por semana aparezcan por aquí algunos de esos vídeos, hechos o con mi maravilloso telefonote androitotorota o con mi cutre-cámara submarina, sub-acuática, sub-normal de cincuenta leuros. El orden de los mismos no tendrá ni pies ni cabeza. En algunas ocasiones será un evento, como hoy y en otras serán varios días, dependiendo de la cantidad y la falta de calidad de los mismos. Huelga decir que esto es contenido absolutamente original y gratis total y que solo está disponible en el mejor blog sin premios en castellano, o para aquellos menos inteligentes, Distorsiones. Hoy va de aviones, o de un avión muy particular en el que volé por primera vez en mi vida entre Manila y Corón. Se trata de un British Aerospace 146, avión que se dejó de fabricar en el año 2002 y del que en enero del año 2014 quedaban ochenta y seis en circulación. Para ir a Coron se volaba desde la Terminal Doméstica del aeropuerto de Manila, un edificio de la prehistoria. También la conocen como Terminal 4 y al igual que las otras, está totalmente aislada de sus tres hermanas y si tienes que ir de una terminal a otra, es una pesadilla que puede durar más de una hora por el eterno atasco que rodea al Aeropuerto de Manila.

Comenzamos cuando comienza el embarque y salimos a la calle para andar hacia el avión. El siguiente y estremecedor documento lo hice andando por un lugar protegido del sol mientras íbamos hacia el avión, que se puede medio-ver:

Caminando hacia un British Aerospace 146 en Manila

Y aprovecho para empotrar una foto con el glorioso BAe 146 en toda su gloria. La foto la hice en el aeropuerto de Busuanga, en Corón, cuando cinco días más tarde regresaba hacia Manila. Se puede ver que el avión es como un pequeño Jumbo con cuatro motores de juguete. Puede llevar unos ochenta pasajeros y en la zona en la que las alas se unen al fuselaje hay unas grietas que son la alegría de todos aquellos que tienen pánico a volar y que se pueden ver perfectamente cuando estás entrando al avión. En el vuelo de vuelta no hice vídeos porque casualmente, mi asiento de ventana era en la única fila que no tenía ventana por estar la conexión con el ala.

British Aerospace 146 en Coron

Dicho lo anterior, solo tenemos el despegue en Manila y el aterrizaje en Busuanga (o lo que nosotros llamamos Corón). En el siguiente vídeo he fusionado ambos eventos, con musiquilla de John Williams. La primera parte permite ver un poco la ciudad de Manila y en la segunda parte llegamos desde el mar a Busuanga y nos aproximamos al aeropuerto hasta tomar tierra:

Desde Manila a Coro?n

Comentar que este avión no abre compuertas en los motores para el frenado. Tienen algún tipo de paraguas o sistema parecido en la parte trasera. El frenado es brutal. Los trolleys dopados como ciclistas profesionales que algunas personas llevan como equipaje de mano no entran ni-de-coña en los minúsculos compartimientos que hay sobre los pasajeros.

La siguiente tanda de vídeos está en Los vídeos del primer día de excursión alrededor de Corón

El regreso a Holanda desde Gran Canaria

No hemos llegado ni siquiera a la primera mitad del primer mes del año 2016 y en Distorsiones ya hemos superado todas las expectativas para este año, el próximo y los tres siguientes y todo con contenido tan original y fresco que puede provocar flatulencias. Sigo repasando el periodo de mis vacaciones navideñas, del cual ya hablé en El regreso a España en Navidades, anotación que ahora parece como del siglo pasado cuando la gente compraba libros si la comparamos con el fabuloso montaje fotográfico en vídeo que hay en La playa de la Garita durante casi una hora y la asombrosa y espectacular anotación que nos transportará a otras galaxias y que fue el Reportaje visual de mis vacaciones navideñas en Gran Canaria. Aún así, hoy damos un nuevo paso adelante centrándonos en el retorno, la vuelta a los Países Bajos desde Gran Canaria.

Todo comenzó a las cinco de la mañana cuando me vino a recoger el taxi que me llevaría al aeropuerto. A esa hora, diecinueve grados de temperatura y yo vestido para el invierno. Por razones que desconozco pero que seguro que son místicas, mi reserva con Iberia Express no permitía la facturación on-de-lain así que lo hice en el aeropuerto y pedí y supliqué que me pusieran en ventana para poder hacer los vídeos. El aeropuerto de Gran Canaria lo han rediseñado y ahora tras pasar el control de inseguridad te tienes que mamar las tiendas del aeropuerto obligatoriamente. Por si los diseñadores no han recibido comentarios, les confirmo que ODIO eso y dado que me fuerzan a ese paseíllo larguísimo yo elijo no comprar allí.

La mitad de una línea aérea en Gran Canaria

Me compré una botella de agua en las máquinas que hay en la terminal y al entrar en el avión podía ver la mitad de la flota de la línea aérea de la imagen anterior. Tienen dos aviones, así que allí estaba el cincuenta por ciento de sus aparatos.

Amanece sobre Fuerteventura

Salimos con una puntualidad brutal, hay que reconocer que Iberia Express, pese a pertenecer al mismo grupo, no tiene los retrasos escandalosos de Vueling, a la cual deberían cambiarle el nombre y llamarla Retrasing porque ni por azar consiguen que despegue uno de sus aviones en hora. No hice el vídeo del despegue porque aún era de noche pero ya en el aire y al pasar cerca de la isla de Fuerteventura tenemos la foto anterior con el sol asomando en el horizonte y la isla de Fuerteventura a sus pies.

Amanecer sobre Fuerteventura

Cualquiera alimaña mediocre de esas que aspiran a conseguir premios por su capacidad para copiar, pegar y lamer culos estaría contenta con la foto pero yo no así que en el vídeo anterior (que está aquí) tenemos lo mismo pero en vídeo, solo que la cámara no es capaz de manejar las diferencias de luz tan bien como la del teléfono y por eso, prefiero la imagen al vídeo, pero ahí tenemos ambos, para poder elegir.

Llegamos a Madrid y otra vez flipamos en colores y en blanco y negro con un estremecedor y terrorífico vídeo en el que aterrizamos despegando y reculando al doble de la velocidad que grabó la cámara. Con una Distorsión que podría tener que ver con el nombre del blog, vemos el aterrizaje desde el final hasta el comienzo mientras escuchamos una versión instrumental fabulosa de I had the time of my life. Uno no puede sino emocionarse hasta las glándulas más internas con cosas como esta.

T4 Madrid

La joya de esta anotación, la guinda que lo corona todo y que demuestra de una vez por todas la mierda de terminal que es la mastodónticamente horripilante y con los baños más hediondos del universo T4 de Madrid es el vídeo anterior. Esta obra de artisteo máximo está hecha yendo hasta el extremo de la T4 en el que hay un control de pasaporte y no se puede seguir y desde allí, andando hasta la otra punta haciendo una foto cada DOS segundos. En la zona central fui por la parte de las tiendas y los bares para darle algo de alegría y cosa buena. Después de unos quince segundos hay una concentración de pasajeros bloqueando el paso y tirados por el suelo qeu sirve para dos cosas. Una, para requeteconfirmar que el diseño de ese aeropuerto es una mierda y dos, Retrasing o la aerolínea anteriormente conocida como Vueling logró que con el único avión que tenían esa mañana pasando por Madrid la gente se desesperara tanto que se tiraran allí a esperar el embarque. La música fabulosa de este vídeo es una cancioncilla de la banda sonora de la peli Stardust compuesta por Ilan Eshkeri a la que le tengo mucho cariño.

Antes de entrar en un Iberia Express en Madrid

En mi segundo vuelo me sentaron tan adelante que me tocó entrar casi que el antepenúltimo y por eso, mientras esperaba en el pasillo ese que se menea y se conecta a los aviones hice la fabulosa imagen anterior del morro de un avión de Iberia Express. Me tocó sentado detrás de la clase vísnes con lo que había como un mantel viejo que usan de cortina separándonos de ellos. Delante mía había una jadelagránputa de esas que se creen superior porque la sienten ahí gracias a los puntos que acumula el chamo que se la empeta hasta los pelos de los güevos. La tipa decidió que todo el espacio a su alrededor era suyo y me metió un neceser debajo de su asiento y reduciendo el espacio para mis pies. Como no lo quitó lo pateé hasta el infinito durante todo el vuelo, a conciencia, como si pisara uvas para hacer vino y estoy seguro que no quedó nada intacto en el mismo aparte de la mierda de mis zapatos sobre el tejido exterior. En inglés hay una expresión que dice karma is a bitch que se puede traducir iliteralmente como el karma es una perra-sucia y rastrera truscolana que implica que lo que se hace se paga. Al aterrizar en Amsterdam, la pollaboba se olvidó de recoger su neceser y todos podemos adivinar quién NO le dijo nada, con lo que allí se quedó, por siempre y para siempre. Por una parte me quedó pena ya que su cara cuando veía los raspones hechos con los zapatos y los daños al contenido interior seguro que no tenían precio pero en fin, saber que lo perdió y que cuando lo encuentre iba a tener algún disgusto más me consuela.

Despegando de Madrid hacia A?msterdam

Regresando al viaje, mi generosidad volvió a desbordarse y la prueba está en el vídeo anterior. Tiene sus intríngulis porque casualmente despegamos por la misma pista que aterricé por la mañana así que volvemos a ir del final al comienzo con una música epopéyica que homenajea los spaguetti western y no la mierda esa que ha cagado Tarantino y que mata de aburrimiento durante más de dos horas de parloteo sin sentido alguno. Este vídeo también destaca lo peculiar de mi colección de música ya que en lugar de tener a los Bisbales y similar escoria, yo opto por cosillas más variadas.

Atardecer sobre Be?lgica

El primer vídeo de esta asombrosa anotación arrancaba con el amanecer visto desde la ventana de un avión y por eso, el último es más de lo mismo pero del otro lado, para que haya equilibrio. En el vídeo tenemos el momento de la puesta de sol mientras yo volaba sobre Bélgica.

Ni de coña cojas un taxi de un chamo que te lo ofrezca

Y de colofón, al tomar tierra tuvimos la clásica hora de espera por las maletas que sucede siempre en Schiphol, aeropuerto que a la hora de recoger el equipaje de aerolíneas baratas es de pesadilla. Imagino que los tíos, para ahorrarse dos leuros, pagan para que traigan las maletas en carreta de mulas o similares y siempre al llegar, si has cometido el error de facturar equipaje, has de contar una hora adicional usando la Wifi gratis del aeropuerto. En las cintas de recogida de equipaje del aeropuerto de Schiphol han añadido una maleta especial, la de la foto, que recuerda a todo el mundo que cuando un desconocido te ofrece un taxi, eso no es un impulso sino un delincuente o criminal que te la va a meter sin doblar porque te lo mereces por acarajotado y subnormal y por tener sangre truscolana en tu familia. La maleta se veía de buena calidad así que la próxima vez igual me llevo mi bolsa gigantesca de Iquea y la afano.

Desde el aeropuerto, paseíllo en tren hasta la ciudad de Utrecht y guagua hasta mi casa. En total, CATORCE horas para ir desde la Garita en el municipio de Telde, la isla de Gran Canaria hasta mi keli en Utrecht en los Países Bajos. En el mismo tiempo puedo ir desde Amsterdam a Kuala Lumpur incluyendo facturación y recogida de equipaje en el destino …

Reportaje visual de mis vacaciones navideñas en Gran Canaria

La sucesión de resúmenes del comienzo del año frena completamente mi rutina de historias de todo tipo de boberías. Por suerte ya ha pasado la tormenta y ahora que llegó la calma puedo hacer uso del material multimedia que atrapo mientras me meneo y ponerlo por aquí para mayor loa de mi ego. Esta anotación en realidad complementa El regreso a España en Navidades y le da un toque visual pero como cuando creé la primera no tenía un acceso a Internet digno ni ganas de perder el tiempo ya que me encontraba a menos de cuatrocientos metros de una playa increíble, hoy acabo de escribir lo que comencé en su momento.

Iberia Express en Schiphol

Cuando hablé del viaje comenté que volaba con Iberia Express y en la imagen anterior tenemos la foto del avión esperando pasajeros hecha de madrugada, que además y gracias a los cortos días y las enormes noches holandesas en diciembre, te crea la sensación de vivir en un mundo nocturno.

A continuación tenemos un vídeo que sentará cátedra en el universo conocido y en aquel por conocer. Nos hemos hartado a ver despegues y aterrizajes en avión gracias a mi infinita generosidad y a que siempre tengo a mano uno o varios dispositivos electrónicos capaces de grabar vídeos.

Despegando en Madrid para ir a Gran Canaria

El de hoy es único por varias razones pero fundamentalmente porque en lugar del típico despegue desde el aeropuerto de Madrid Barajas no-sé-qué-más, esta vez lo veremos desde el final al principio, comenzando en el aire y acabando en el momento en el que el piloto entraba en pista para despegar. Esto es un documento original y único jamás antes visto y que fue creado única y exclusivamente para el mejor blog sin premios en castellano. La música elegida para esta pequeña joya (que además está acelerada para que no canse) es una canción de la banda sonora de la película Stardust compuesta por Ilan Eshkeri. El vídeo, si no ves nada sobre este texto, está también aquí.

Aterrizando en Gran Canaria

Algunos, intelectualmente superdotados habrán notado la fecha errónea que hay en ese vídeo (y creo que en todos los demás). Se debe a que mi fastuosa cámara Eken H9 Ultra mega-top de poco más de cincuenta leuros al parecer, cuando se le acaba la batería congela el tiempo y claro, la colega no busca la hora y el día como los teléfonos meneables y hasta que yo no lo corrijo, ahí queda. Me parece que para evitar desaguisados similares, he optado por no poner la fecha y la hora en la pantalla. Yendo al grano, en el vídeo anterior (que está aquí) podemos ver el aterrizaje del mismo vuelo que nos trajo el despegue. El cielo azul increíble y precioso de Gran Canaria, la falta de nubes, la ausencia total del hedor que provocan los truscolanes y que llega a todos los rincones de la península, todo se conjuga en el momento en el que llegas lo más cerca del paraíso que se puede estar.

Di?a de Navidad en la Playa de la Garita

Esta anotación va treinta y ún pasos más allá de las mejores expectativas de todos y sirve además como el recipiente que contiene algunas cosillas que hice en Gran Canaria y que quiero y deseo compartir con mi lector habitual y quizás hasta con las traidoras que comentaban en su día por aquí y que nos dejaron por su enganche enfermizo a las redes asociales. En el vídeo anterior, que está aquí tenemos una experiencia delirante e increíble. Es la mañana del día de Navidad y mientras la mayoría intenta superar la resaca o el empacho, yo me voy a la Playa de la Garita y me encuentro que soy el único ser humano de todo el universo, entre más de siete billones, solo yo y dos julays que creo que estaban al otro lado de la playa estamos allí, con un día increíble, un mar fabuloso, un cielo de leyenda y veinticuatro grados de temperatura. Son instantes como ese los que me hacen confirmar que la magia existe y que yo soy un super-hiper-mega dotado de la misma.

El Bele?n de Arena de la playa de las Canteras de noche

Lo podría haber dejado en el párrafo anterior y ya estaríamos ante seguramente lo mejor que se ha escrito en toda la Bobosfera en el 2016 pero no quiero ponérselo fácil a ninguno de mis competidores. En el vídeo anterior, que está aquí tenemos mi paseo nocturno por el Belén de arena de la playa de las Canteras en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Me acompañaban (aunque los dejé atrás mientras grababa) uno+cero, Nieves, Luis y la esposa de este último. No se recuerda en los anales del bitacorismo universal un cónclave de semejante importancia en un lugar tan estratégico e increíble. Estábamos por encima de los veinte grados como corresponde a uno de los lugares más agradables para vivir del universo. El sonido es el original, lo dejé porque la musiquilla y las voces canarias no tienen precio y si lo tuvieran, solo se podría pagar con tarjeta de mucho crédito. Esa noche cenamos unas migas toledanas que estaban del copón y todavía lloro porque nadie me ha pasado una receta similar para hacerlas en casa pero claro, esa es mi cruz y la llevo con toda la indignidad posible.

El Bele?n de Arena de la playa de las Canteras de di?a

Ya sé que es injusto y que no debería abusar de mi posición pero claro, uno no se gana lo de ser el afamado creador del mejor blog sin premios en castellano por la cara, tiene que tener algo de trabajillo y por eso, subo la apuesta con otro vídeo increíble. Estuvimos en el Belén de arena de la playa de las Canteras de noche y regresé unos días más tarde, concretamente tres y volví a visitarlo durante las horas diurnas, algo de lo que quedó constancia en el vídeo anterior que está aquí. Pese a que casi eran las cinco de la tarde o lo que en los Países Bajos consideramos noche cerrada, había un sol épico, veintipico grados y el belén estaba recibiendo el aluvión habitual del millón de personas que lo van a ver en los días en los que está abierto. De nuevo opté por el sonido ambiente porque las conversaciones en el idioma canarión, el cual sí que es un idioma auténtico y no la bazofia esa del truscolán, como decía, algunas frases que se oyen son de leyenda. Atentos al momento en el que quedan cuarenta y cinco segundos para que acabe el vídeo y a ese otro momento en el que quedan veintidós segundos.

Playa de las Canteras

Llegamos al vídeo final de esta colección de documentos estremecedores y exclusivos de la bitácora Distorsiones en la que Nada es lo que parece. El vídeo se encuentra aquí y fue tomado junto al Belén, en el paseo de la playa de las Canteras en el momento en el que se convierte en la plaza de Saulo Torón. Se puede ver la avenida, el cielo, el mar, la arena y a lo lejos la Puntilla. Estamos en ese instante entre dos tierras, en la conexión entre la Isleta y la isla de Gran Canaria, en un lugar que en su día era bañado por el mar. Estamos también a poquísimos metros de mis barberos, del lugar en el que se concentran los dos hombres a los que se les permite tocar el pelo del Elegido y cortarlo. Estamos además a unos quinientos metros de la casa en la que se crió y vivió The Chosen One, SULACO. Este es un lugar histórico y aquí queda para la posteridad.

Si te quedas con ganas de más, siempre puedes ver el fabuloso vídeo que hay en La playa de la Garita durante casi una hora y que podría haber sido el colofón perfecto para esta anotación pero mi ansiedad y la falta de tiempo para escribir cualquier otra cosa me pudo y ya lo vimos, casualmente el día en el que cierto aclamado bloguero no-cumplió años.