Bohemian Rhapsody

Una de esas cosas complicadas de explicar es que Queen es mi grupo favorito, desde siempre y creo que hasta que murió Freddie Mercury, tengo una gran parte de sus discos, en formato CD y en su día también tenía un montón en LP. Pese a eso, mirando en ordenador, solo hay once canciones de ellos en el mismo, algo que debería solucionar. Seguramente mi falta de interés para buscar el resto es que un par de veces al año, quizás más, me paso una tarde en el llutuve viendo vídeos suyos y siempre, siempre, siempre, viendo su intervención en el Live Aid, una experiencia que siempre me da escalofríos y que me parece uno de los mejores conciertos de la historia del universo. Cuando vi el primer trailer de la película que voy a comentar, sentado en la segunda fila del cine, haciendo ejercicios de Duolingo, escuché la canción, porque ese trailer no tenía diálogos y para cuando terminó, estaba llorando. Esa es la fuerza y la magia de Queen sobre sus fans. Para ver esta película, reservé mi entrada para una sesión de domingo mañanera en la sala del cine con Dolby Atmos porque quería sentir la música. La película es Bohemian Rhapsody y está en la cartelera española con el mismo título.

Unos julays son épicos y legendarios

Esta es la historia de la banda QUEEN hasta el día del concierto del Live Aid en 1985. Aunque seguimos fundamentalmente a Freddie Mercury, son una banda, pasan mucho tiempo juntos y vemos las dinámicas dentro del grupo y el tipo de relaciones que se formaron entre ellos.

Si no eres fans, si no te gusta su música, esto no es más que una biografía de un grupo de música. Probablemente te deje indiferente y en algunos momentos te parezca demasiado melodramático. Si eres fans, esto es algo que jamás nos pudimos imaginar. No solo vemos a la banda, su creación, sus movidas, sus batallas para crear la música que todos amamos, las rencillas internas y el recochineo entre ellos y además vemos a Freddie Mercury como alguien complicado y que arrastraba un montón de movidas, con su familia, con su gusto por culear, con el alcohol y con todo lo demás. La película nos va llevando por diferentes épocas, los vemos crecer, los vemos convertirse en una de las grandes bandas del universo y los vemos como están al borde de la desintegración cuando están allá arriba. También vemos la influencia de terceros, sobre todo en Freddie, que en la peli más o menos deja a los demás por culpa de un capullo repelente en la película y que en al vida real la historia era bastante distinta. Son dos horas de música, con la fabulosa voz de Freddie Mercury porque tengo clarísimo que Rami Malek no canta, o al menos no canta en casi ningún momento porque no tiene esa voz. Lo hace bien, pero siempre me viene a la mente el original y en ocasiones me parecía que se pasaba un poco. El que sí que está fabuloso es Gwilym Lee haciendo de Brian May, ese sí que lo clava. Al final, lo que cuenta, es que la película termina y te quedas escuchando esa fantástica música durante los títulos de crédito y sales del cine contento de haberla visto.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, a menos que seas super-fans de Queen, esto va a ser muy fuerte para ti. Si eres sub-intelectual con GafaPasta, probablemente te creas muy por encima de este tipo de cine y por mí, así te pudras. Definitivamente para los devotos seguidores.

Asesinos internacionales – Killing Gunther

Hoy tenemos una película de esas que si se hacen es por la pela, porque algún estrellón necesita un cheque para pagarse un estiramiento o en este caso unas hormonas y se presta a cualquier cosa por la pasta, que mejor esto que acabar enchufado en un ayuntamiento podemita o en un gobierno que pone tanto empeño en revolver la mierda del pasado que va a terminar colocándola en el centro de la capital. En fin, que la estrenaban en el pre-estreno sorpresa de la semana y decidí darle una oportunidad aunque por el trailer me temía todo lo peor. Se llama Killing Gunther y dudo que llegue a los cines españoles, posiblemente vaya directamente a televisión con el título Asesinos internacionales.

Una banda de julays son totorotas

Al parecer igual que en el tenis hay un ranking internacional pero de asesinos y un montón de perdedores se confabulan para matar al que está en el primer puesto desde siempre y además, pretenden hacer un documental sobre el tema para mayor infamia suya. Las cosas se van torciendo desde el inicio y se retorcerán muchísimo más al final. O algo así.

Esto es un buen ejemplo del concepto de PUTA MIERDA DEL COPÓN. Es decir, Arnold Schwarzenegger, que es el único ser humano que sabe actuar en el elenco, no aparece hasta después de la primera hora y únicamente para los últimos veinte minutos o así. Mientras lo esperamos, la bazofia pringa tanto que tienes que levantar los pies en el cine y evitar tocar el suelo para que no se te pegue a los zapatos. Los diálogos son de puta pena, las estupideces que dicen merecen el tiro directo en la nuca para quien quiera que escribió el guión y para quien lo dirigió. Las escenas son falsas de vicio, los efectos especiales son de escuela de jacosos borrachos y retardados y las gilipolleces se apilan con prisa y sin pausa y prácticamente nunca te ríes. En el cine la gente se marchaba en un flujo continuo que me hizo temer lo peor y acabar allí solo con todo el mundo esperando a la salida para darme una ovación. Arnold Schwarzenegger hace de austriaco y cuando habla impone un acento tan fuerte que da grima. Además, los sucesivos estiramientos o tratamientos hormonales para el dopaje lo han dejado como si fuera una muñeca hinchable del chamo, es que si me dicen que en realidad él nunca estuvo allí respiraré más tranquilo porque si ese es su aspecto real, le deben quedar muy pocas lunas. Trataron con tanto esfuerzo de hacernos reír que acabaron por conseguir lo contrario y casi que era mejor llorar de rabia, salvo en mi caso que tenía el kleenex lleno de mocos y no me veía pasándomelo por la cara, así que me pellizqué un güevo y así aguanté las ganas. Esto es basura, una obra estúpida, sin pies ni cabeza, mal dirigida, peor interpretada y horrendamente escrita. Espero que el daño cerebral que me provocaron se me pase algún día.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, originalmente se podría pensar que la hicieron pensando en tí, pero te diré que no, que esto es basura que tienes que evitar a menos que quieras tener un berrinche en el cine y acabar destrozando la sala. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, cierra los ojos cada vez que veas algo relacionado con esta película para proteger tus múltiples neuronas.

Todos Lo Saben

Salvo por el festival de cine español de Amsterdam, por los Países Bajos prácticamente ya no pasan películas latinas, ni de España ni de los Países de América latina y probablemente la razón es que lo que se hace en la actualidad no tiene la suficiente calidad. Parece que si pones a una pareja de famosos puedes evitar el problema y gracias a eso llegó a la filmoteca en Amsterdam la película Todos lo saben, que creo que estuvo en los cines en España en septiembre. Aquí la estrenaron con el título internacional, Everybody Knows, aunque obviamente la persona que lo tradujo no era muy espabilada porque todos sabemos que debería haber sido truscoluña is not a nation.

Una julay emigrante regresa a España a una boda y le dan por culo que no veas

Una pava que emigró en su día a Argentina, regresa a su poblacho para una boda familiar y mientras están en la celebración, resulta que le raptan a su hija y de ahí pa’lante, todo son dramas y secretos que no son tales si los conocen todos y movidas chungas de estas de envidias de poblacho periférico o algo así.

La película es lenta y aburrida. Esto lo ves sin sonido y con el dedo en el botón de avance rápido y seguramente tiene un pase pero cuando vas a la velocidad que la crearon, es desesperante y repetitiva y al final están contando una historia que no me interesaba en absoluto. Creo que tardan como tres cuartos de hora en llegar al secuestro y todo ese tiempo es basura, innecesario ya que los personajes son como globos, solo llenos de aire, no tienen nada complicado en su interior. Hay algo malo además con el sonido, como si la hubieran doblado y le cambiaron la banda sonora, al menos en algunas partes y eso resulta odioso. La parte de la fiesta de la boda me pareció de lo peor y cuando ya estamos en el tramo del secuestro, las acciones de los distintos personajes son estúpidas, absurdas o ambas cosas a la vez. Decir que Penélope Cruz está peripatética, Javier Bardem hace como de antiguo novio totorota y te dan ganas en muchos momentos de partirle los dientes a hostias con la estupidez que demuestra y me dio pena que Ricardo Darín, un actor supremo, haya tenido que hacer algo así. Los giros argumentales que nos llevan al final son tristemente irreales y para cuando la película termina, sales del cine con la sensación de haber perdido casi dos horas y cuarto de tu vida que no podrás recuperar. En fin, un telefilm que acabará en la tele por la noche y la gente lo usará como ayuda para dormirse.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y por casualidad entras en un cine con esta película, no creo que tardes más de cinco minutos en salir de la sala aullando y no regresar en mucho tiempo a ese cine. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, igual hasta te gusta ya que es un ejercicio de vacío argumental.

WAD, overleven op de grens van het water

Por culpa de una malísima planificación de las películas en la filmoteca, la última vez que estuve en Amsterdam tenía algo más de dos horas entre dos películas y lo único que había que encajara en ese hueco era este documental, del cual jamás en la vida había oído decir nada y tampoco me interesaba. Como además ese día llovía, decidí darle una oportunidad a esta película, titulada Wad: Overleven op de Grens van Water en Land y que se podría traducir como truscoluña no es nación o por La marisma: sobreviviendo en la frontera del agua y la tierra o algo así.

El julay que hizo esto se merece que lo encule un caballo

No había historia que contar pero vamos, que se fueron a la marisma holandesa, sobre todo la que está cerca de las minúsculas islas del noroeste del país y por allí se dedicaron a acosar focas, pájaros y otras bestias locales para hacer un documental.

De los noventa y tres minutos que dura, digamos que quitamos cinco de títulos de crédito, con lo que nos quedan ochenta y ocho. Pues de esos, fácilmente pasé durmiendo setenta, creo que esta película establece un récord en el tema y yo no era el único en la sala, allí estábamos en coma todos salvo por uno que hacía zapateados y nos despertaba y yo creo que lo hacía porque alguien roncaba como un bellaco. Esto es una PUTA MIERDA DEL COPÓN, es que la ponen en La2 y les cierran la cadena. El tipo hizo algunas secuencias bonitas pero después las caga con la peor selección musical de la historia, que jode los ruidos de la naturaleza y además le añade por encima una voz narrando que te hacía desear la muerte instantánea de tremendo hijo de la gran zorra truscolana. Las putas focas, si lo mejor que se puede hacer con esos animales es esta película, que las maten y hagan abrigos porque su historia era vomitiva. Los pájaros, tanto de lo mismo, a la freidora del KFC vivitos y sin desplumar, que mueran sufriendo y las escenas a cámara lenta que hacía, espero y deseo que el joputa del director agarre una enfermedad venérea y se le caigan los güevos a cachos, seguidos por el rabo, por los labios y por los dedos de las manos y que se quede como una bestia repugnante. Cuando un cambio súbito en la música me despertó por enésima vez y comenzaron a salir los títulos de crédito, casi me lío a hostias con los otros seis espectadores que corrían como yo hacia la salida para huir del lugar sin mirar atrás. Esta mierda puede provocar suicidios.

Como jamás se estrenará fuera de los Países Bajos, los miembros del Clan de los Orcos están a salvo pero si alguno por error es expuesto a esta basura, morirá en menos de diez segundos. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y me dices que te gusta, hazme un favor y pégate un tiro de gofio y deja de gastar el oxígeno del planeta, mala bestia deleznable.