Los aristogatos – The Aristocats

The AristocatsEste debe ser el tercer o cuarto año que gracias a la magia del cine digital y tal y tal, en el mes de septiembre se re-estrenan en los Países Bajos películas viejunas de la Disney. Ya hemos acabado con gran parte de los clásicos incunables así que ahora son películas algo menores pero que a todos nos suenan, aunque sea de nombre, ya que de la de hoy estoy convencidísimo que no la fui a ver en un cine y tampoco creo haberla visto por la tele, aunque supongo que los ancestrales de Genín y Virtuditas sí que se la saben al dedillo. Se trata de The AristoCats y en España se estrenó allá en su día con el título de Los aristogatos.

Una julay pleistocénica monta un pitote que no veas cuando anuncia que su herencia se la llevarán cuatro malas bestias deleznables

Una vieja francesa ricachona pone en su testamento que todo lo suyo irá para sus cuatro gatos y cuando mueran para el mayordomo. El chamo se rebota y hace como que se han ido de la casa cuando en realidad él los dejó abandonados en el campo fuera de París. Allí, un gato sin raza los ayudará a regresar a la ciudad y por el camino irán conociendo amiguitos y cantando canciones hasta que llegan a la casa y tendrán que luchar con el mayordomo malaje y devolverlo a la truscoluña de la que nunca debió de haber salido.

Todo el mundo sabe que yo, además de alergia a los gatos, es que les tengo una tirria que no veas y si es por mí, yo votaría a favor de su exterminio inmediato e instantáneo. Probablemente por eso jamás he tenido ningún tipo de interés por una película que ya en su título te dice que va de esas bestias. Resultó que la historia, aunque simplona, entretiene y divierte y consique que mates un rato no muy largo ya que dura setenta y ocho minutos. En lo relativo a la animación, es de la viejuna, bastante simple pero ni eso molesta. Llama la atención como antes se podía hacer una película de dibujos animados en la que todo el mundo fuma y hoy en día esas cosas están vetadísimas. La historia es simple y bastante directa y todos tenemos bien claro como va a acabar y qué gato le pondrá la pierna encima a la gata protagonista. De alguna manera, cuando la estás viendo, te viene a la cabeza la idea de telefilm, es como si la hubiesen hecho pensando más bien en la tele que en el cine, es uno de esos productos menores que buscaban el dinero sin más y no se complican nada. Hay un par de personajes secundarios hilarantes, como las gansas y su tío el ganso borrachuzo, pero también hay varios aburridos, como el mayordomo, que por mi lo podrían haber colgado o asesinado cruelmente. Al final, vista ahora, es una película para niños, que en ningún momento pretendió enganchar a los adultos.

No creo que sea ni cine para los miembros del Clan de los Orcos ni para los sub-intelectuales con GafaPasta, a menos que la vean por la tele, en casa y no haya nada mejor en ninguna otra cadena.

06/10

Alpha

AlphaLa verdad que hay algunos trailers que te dejan flipando en colores pero sin saber muy bien de qué va la película que promocionan y la de hoy es una de esas ya que para cuando se estrenó, yo seguía sin tener ni puta idea de lo que iba, lo cual no me echó para atrás y seguí con el plan de ir a ver, eso sí, en DosDé, Alpha, película que parece que también se estrenó con el mismo nombre en España hace cosa de un mes.

A un julay su padre lo deja tirao en el camino como viejo español en gasolinera de autopista en agosto y acaba encariñándose de una especie de chucho

Un julay de pelo largo y como que amariconado tirando a julandrón con gravísimas pérdidas de aceite es obligado por su Apá a ir de cacería y en la primera acción tiene tal mala suerte que lo empitona un Vitorino en una carrera de esas como las de San Fermín y termina cayendo por un risco del copón. Lo abandonan y después de despertarse, le salva una inundación y acaba en el quinto coño y acosado por unos lobos truscolanes, aunque a uno lo hiere. Cuando puede, sale por patas y se lleva al lobo herido, lo cura y lo amaestra o algo así para ver si consigue que se suba a un taburete como una cabra y sacarse unas perrillas en la feria del poblacho. De camino de vuelta, con su lobo, que ahora lo llama perro, se harán amigos y por la noche buscará que el animal le de un cariñito tan necesario o algo así.

Al parecer se inventaron un lenguaje para la película, con lo que da igual el idioma en el que la veas, hay subtítulos y las voces deberían ser las originales. Tampoco es que los diálogos sean como para desarrollar intelectos, que allí son todos tan básicos como los josdeputas-criminales que hicieron un golpe de estado en el noreste de España el año pasado. La cosa está que aunque la película es interesante, le sobran ratos y eso que hasta repiten la escena principal, que la peli comienza con ella, después retroceden en el tiempo y cuando volvemos a llegar a ese punto, nos lo tenemos que volver a mamar. Le faltó un buen ritmo, se les va el baifo con florituras que no interesan y tiene partes que se alargaron demasiado y se vuelven pesadas. El chaval tampoco fue una elección acertada, se le ve muy blandengue, valdría si fuera una historia de uno que pretende tener influencia en los lerdos y acarajotaos pero no convence como un pavo que sobrevive en un mundo muy hostil. La película buscaba un final feliz con desespero y para lograrlo, estiraron la mano demasiado. Aún así, el balance es positivo, pero de esas que están bien pero olvidamos pronto.

Obviamente, cuando haces una película con subtítulos, abandonas por completo al Clan de los Orcos, que era el público natural de esto. Tampoco tiene el caché y la gracia que requieren los sub-intelectuales con GafaPasta con lo que termina en tierra de nadie, ni para unos ni para otros.

06/10

La monja – The Nun

The NunCuando se trata del cine de terror, de toda la vida se hace una película y si tiene éxito se ordeña la vaca hasta que no le quede leche merengada y se hacen más y más películas sin prácticamente tocar el guión para repetir, tripitir y x-pitir el éxito una y otra vez. Por eso, lo del Universo cinematográfico de la saga del Conjuro es algo nuevo y asombroso, un grupo de películas que están relacionadas unas con otras, con personajes que cruzan entre ellas y que fueron pensadas de antemano. Aquí, en el mejor blog sin premios en castellano, hemos seguido el tema y por ahora, todas las películas lo bordan, con la máxima puntuación para Expediente Warren – The Conjuring y Expediente Warren: El caso Enfield – The Conjuring 2 y con ochos para Annabelle y Annabelle: Creation, con lo que hasta el momento, el asunto es épico. Llegamos a un nuevo episodio de la serie con la película The Nun, que en España se estrenó con el título de La monja, que a mí me recuerda a la que teníamos en el colegio en el que hice la educación básica y que pese a tener nombre, sintetizábamos su espíritu como La monja.

A una julay se le inflaman los mini-diclorianos esos y acaba jodida y definitivamente mal pagada

Después de un supuesto suicidio de una monja en un convento rumano, supuestamente porque se enteró que su familia había vendido una de sus hembras al reconocido criminal exiliado Puerkagón para que la impregne y le de descendencia, la iglesia católica manda a un curilla especializado en exorcismos con una novicia que ni ella misma tiene idea de por qué la eligieron. Allí conocen a un francés que los lleva al convento de clausura del crimen y chacho, aquello es un sin vivir, allí hay más mal rollo que en truscoluña y ninguno gana para disgustos mientras los espíritus se ensañan con ellos y les dan candela por todos lados.

Pensaba que con la de veces que he visto el trailer, que ya estaba super-preparado y no me llevaría grandes sustos pero no es así, me pasé la película llevándome susto tras susto e incluso la segunda vez que fui a verla me acojonó, aunque mucho menos y me permitió pillar las boberías, que también las tiene. Este episodio es de nuevo una casa encantada, solo que aquí estamos en un convento y el espíritu es bicho malo. Los sustos, incluso los previsibles, funcionan y tenemos una buena ración de ellos y lo raro es que no hay demasiadas muertes pero no se echan de menos, al menos no hay demasiadas muertes reales, ya que lo que vemos y lo que en realidad sucede parecen ser dos mundillos distintos. En la sala había momentos en los que no se oía ni un suspiro, estábamos todos preparados para el siguiente palo. La historia está bien contada y encaja perfectamente con lo que hemos visto hasta este momento.

Esto es cine de terror, perfecto para los miembros del Clan de los Orcos que van al cine y se lo pasan pipa. Por eso mismo, es un tipo de cine que evitan los sub-intelectuales con GafaPasta.

08/10

Dirty Dancing

Dirty DancingSi Genín el Jurásico me jura y me perjura por las bragas menos impolutas de Mafalda que un día como hoy, en el que sin lugar a todas las dudas es el mejor blog sin premios en castellano que voy a hablar de una de esas películas que residen en tu cabezón como un clásico de siempre, me parto la polla de risa y me ofrezco a ir a la farmacia a comprarle las pastillas para la demencia pero mira tú por donde, deben estar celebrando algo relacionado con la película porque ha regresado a las pantallas digitales y tal y tal la película Dirty Dancing y ni siquiera la pude ver el primer día que la pusieron en el cine porque se AGOTARON las entradas y tuve que ir al día siguiente en otra sesión que estaba prácticamente llena, para que después digan que la gente no quiere ir al cine, lo que no quiere es ir a ver mierdas. En España, como todos sabemos, el título fue el mismo que en inglés porque no hacía falta traducir la frase, todos sabemos que quiere decir truscoluña no es nación.

Una julay con ardores vaginales se encoña de un armario sin empotrar que se jarta a darle chimpún

Una pava ya mayorcita va con sus viejos y su hermana puteta de vacaciones a una especie de hotel junto a un lago o algo así y allí se supone que pasan tres semanas. En el lugar conocerá a un profesor de baile que es como un chulanga de barriada periférica y la tía no parará de acosarlo hasta que él se la empeta hasta los pelos de los güevos y le provoca arcadas con la puntita en las amígdalas. Entre medias una bailarina del lugar empreñada busca abortar con una pitonisa y a la hermana arretranco le sale la vena puritana y acabamos con mucho baile y amor verdaderamente carnal. O algo así.

A mí ya no hace falta que me enseñen la demostración matemática de que la memoria manipula y transforma los recuerdos como se le antoja. Esta película yo la tenía en mi cabezón como un C-L-Á-S-I-C-O, así, en mayúsculas y con las letras separadas, aunque si me paro a pensar, lo único que recordaba es que la pava no quería saltar y que la agarrara por los aires y que al final lo hace y se emociona hasta la taquillera del cine. Ahora que la he vuelto a ver, hay dos cosas que resaltar. Por un lado, esto no se puede hacer hoy en día, eso de hembras preñadas abortando en cualquier rincón, jóvenes decentes follando como conejas por todos lados y tíos que cada vez que pasa una hembra les arrean un cariñoso y amoroso cachete en el culote, todo eso está super-hiper-mega prohibido en la sociedad de las Internetes y las campañas de acoso y derribo públicas en las que estamos, que ahora el cine es soso y un masque por culpa de la corrección. En ese sentido, la película es fantástica. En donde falla es en lo del guión, la historia es simplona, los personajes tontos y acarajotados y está llena de clichés. La peli dura cien minutos pero le sobran por lo menos veinte y no me refiero a las partes de bailoteo. Hay una vieja ladrona que es una de esas sub-historias que no vienen a cuento de nada. Otra cosa que te queda clara al ver la película es que Patrick Swayze era puro carisma, en la película aplasta al resto y cuando está en pantalla la domina al completo y volviendo al tema, el director era puramente julandro y creo que Patrick Swayze tiene más minutos sin camisa que con ella y ni te cuento los pantalones HORRENDOS con los que lo ponía a bailar, con esa ropa hoy en día lo enchironamos y tiramos la llave para que no se escape de la cárcel o le damos un billete de ida a Waterloo, que es el otro antro para delincuentes. De la pobre Jennifer Grey, no recuerdo ninguna otra película en la que haya salido e imagino que su carrera comenzó y acabó allí. El director, por las pérdidas de aceite susodichas, procuró ningunearla todo lo que pudo y lo consiguió. En fin, que me divertí, me gustó bastante y en mi cabeza he ajustado su clasificación a un nivel más realista.

Esto es cine de siempre y lo deben poner en la tele que ustedes ven, que yo no pago por ningún canal y mi tele es solo para los episodios de series que llegan por la Internet a mi ordenador, así que estoy desenganchado del mundillo televisivo. Supongo que un reducido número de miembros del Clan de los Orcos la han visto y tampoco debe ser muy popular entre los sub-intelectuales con GafaPasta porque no es lo que se dice, uno de sus clásicos.

08/10