El museo de las maravillas – Wonderstruck

WonderstruckAlguna vez he llegado a creer que si me extirparan la parte del cerebro que pretende que pase por sub-intelectual con GafaPasta, mi vida sería mejor, eso sí, tendría que comentar menos películas en el cine. La semana pasada estuve un día en Amsterdam para eso que hacemos todos de darnos un empache de filmoteca con una sesión triple. Una de esas películas se titulaba Wonderstruck y al parecer se estrena en España el día del cumpleaños del Elegido o sea al principio de enero con el título de El museo de las maravillas.

Un julay mierdea por un barrio de negros sin chimpún

Un chiquillo que queda huérfano se escapa de la casa de sus tíos y se va a Nueva York a buscar al que cree que puede ser su padre ya que se carteaba con su madre en la época en la que le hicieron el bombo y como que intuye que ese fue el que se la petó hasta los pelos de los güevos. En paralelo, una julay que al parecer es sorda va de aquí para allá por Nueva York y particularmente a un museo con el que está obsesionada. O algo así.

Esto son dos historias paralelas en diferentes momentos temporales ya que la de la sorda sucede como cincuenta años antes que la del niño y ahí está precisamente mi problema. El tratar de contar dos cosas en paralelo y a la vez con tanta distancia es odioso, no cuaja, hay ratos malos y ratos peores. El guión se complica demasiado y aunque más o menos captamos el concepto y sabemos lo que va a suceder, como que rizaron el rizo hasta más allá del punto en el que nuestra capacidad para creer se rompe. Hacer que el niño sea sordo por un accidente y que la historia paralela es de una pava sorda fue demasiado, lo de la amistad instantánea del niño con otro chiquillo negro que pasaba por allí es de ciencia ficción y que los dos se queden dentro de un museo por la noche porque la seguridad debe ser una puta mierda, eso ya no tiene punto de credibilidad. Con tanta morralla, la historia que nos quieren contar y que pretenden que se convierta en una especie de cuento mágico acaba tornándose en un masque insidioso que solo consigue que demos cabezadas. Los actores que interpretaron a los niños o lo hicieron fatal o estaban tan asqueados del guión como yo pero no les funcionó y de los mayores decir que pasaron por allí para pillar el cheque.

Esto lo van a ver los miembros del Clan de los Orcos y queman la sala de pura rabia. Tampoco creo que tenga el espíritu que buscan los sub-intelectuales con GafaPasta, aunque igual me equivoco. Una de esas películas que lo mejor es olvidar que sucedieron y esperar que el disco duro en el que la guardan se queme y se pierde para siempre.

03/10

Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi – Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi

Star Wars: The Last JediHace prácticamente dos años yo estaba tan emocionado escribiendo Star Wars: El despertar de la fuerza – Star Wars: The Force Awakens que no podía contenerme. Hemos vivido un año con multitud de trailers anunciando el advenimiento del nuevo capítulo, el intermedio, ese que en la saga original fue el más épico y el mejor y todos nos agitábamos nerviosos porque lo que estaba por venir parecía muchísimo mejor que lo que ya habíamos visto. Reservé mis entradas hace por lo menos dos meses para ver la película esta semana, el primer pase el miércoles en dos dimensiones tras italiano y al día siguiente con la tercera dimensión y las gafas. Por supuesto, estoy hablando de Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi que en España se ha multiplicado y hay más de uno ya que se usa el plurar al traducir y tenemos Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi.

Potaje de julays

Esto son como una jartá de películas así que por un lado tenemos que el Luke Skywalker está rebotadísimo con el universo y vive en una finca con esclavos que lo cuidan, tenemos que la pava de la película anterior quiere ser caballa jedi, tenemos que el negro ha demostrado ser tonto del culo, que a la princesa Leia el cambio de peinado la ha dejado tonta, que los malos, además de malos parecen ser tontos y que hay un montón de gente nueva o algo así.

Más de dos horas y media para contarnos un montón de historias, un montón, saltando de una a otra todo el tiempo. Eso es lo que destroza la película. Un chicle, como todos sabemos, si te pasas estirándolo lo rompes y aquí, metiendo trama tras trama tras trama para complacer a todos, al final destruyes el respeto de aquellos que más deberías cuidar, los fans. No vamos a entrar en los efectos especiales, excelentes como siempre y tan buenos que ni los notas y comentemos algo del guión, un potaje que ni haciéndolo puré se puede tragar con gusto. Entre el caos del salto de trama y que han revirado y complicado la historia de tal manera que la han prostituido, al final consiguieron una película a la que le sobra claramente media hora y dos o tres tramas secundarias, igual que le sobran bichos que solo están ahí para vender los juguetes y le faltan malos de verdad, ya que el que se supone que era el gran malo de esta trilogía peta demasiado y el hijo de Han Solo es un ñanga, un mierda y además, es que da asco de lo feo que es y para asquearnos más aún, hasta tiene una escena en la que se quitó la camisa, lo nunca visto en esta saga y algo que sobraba. Cuando hace dos años terminaba la película, la gente aplaudía y vitoreaba y todos salíamos sonriendo del cine. Con esta, nos quedamos todos callados, sin terminar de creer que algo así nos haya podido suceder y salimos del cine en silencio, cabizbajos. En fin, que anulé mis segunda reserva y en su lugar fui a ver otra película, reservé para el viernes por la noche y volví a anular la reserva porque no me apetecía ir al cine a seguir aumentando mi disgusto e imagino que la volveré a ver la semana que viene, en dos dimensiones, para ver si estoy equivocado. Esto no es lo que esperábamos, es una traición en toda regla al espíritu sobre el que se ha construido la saga de la Guerra de las Galaxias.

Todo el mundo la va a ir a ver así que da igual lo que os diga. Miembros del Clan de los Orcos y sub-intelectuales con GafaPasta, cogeos de las manos e id juntos al cine. Comentar que de los puntos que le estoy dando, tres son por respeto a todos los episodios anteriores y si queréis saber cual es la puntuación que realmente le doy, podéis hacer una sencilla resta.

07/10

6 Below: Miracle on the Mountain

6 BelowDespués de mes y medio sin pasar por los cines de Amsterdam, el jueves fui a la filmoteca y de paso aproveché para ver la película que voy a comentar aquí y que por razones que una vez la he visto he comprendido, ha tenido un estreno limitadísimo en la cadena de multicines. Se trata de 6 Below: Miracle on the Mountain, aunque en Holanda se estrenó con la versión corta de su título, 6 Below y parece que ni una ni otra está previsto que se estrene en España pese a que el distribuidor ya le puso el título de truscoluña no es nación.

Un julay jacoso y gilipollas las pasas más puta que un truscolán en chirona

Un supuesto deportista que además es jacoso y tonto’l culo se pega su dosis matinal de droga y se va a esquiar y como él es más chulo que ninguno, en medio de una tormenta se mete por una zona fuera de pista y se pierde. Nadie sabe que está allí y la película es ver como sobrevive durante ocho días, con una herida en sus piernas, siendo acosado por lobos y lamentándose de la mala suerte tan grande que él solito se ha buscado. O algo así.

No tardan ni un segundo en recordarnos que está basada en hechos reales y en ese mismo instante aposté conmigo mismo que al final habría metraje del tipo real y gané la apuesta. La película empieza mal porque en sus dos o tres primeros minutos consiguen que odiemos al protagonista, un gilipollas que estaría mucho mejor muerto e incinerado. A partir de ahí vamos como cerdos al matadero, él hace su caminito a la pista de esquí y todos sabemos lo que va a pasar. Entre medias, nos fríen a flashbacks de su infancia y de los años anteriores como para culpar al gilipollas del padre de lo que hace el hijo ahora, pero hay que tenerlo claro, él es el único responsable de su destino. La historia de supervivencia cansa porque es siempre más de lo mismo, con un actor en solitario que no tiene el suficiente carisma para atraparnos. Se trata de Josh Hartnett, cuyo nombre me suena vagamente conocido pero que si me dices que nombre UNA sola película suya, no te puedo dar un título, vamos, que tiene que ser un lince para conseguir que un julay como yo que va al cine doscientas y pico veces al año no se lo cruce con frecuencia. Regresando a la película, el director consiguió que toda la movida del colega sobreviviendo en la nieve sea tediosa, sabemos lo que va a hacer durante el día y durante la noche y la única diferencia es como se va degradando durante los días. Cuando la madre, que hemos visto en flashbacks, aparece en escena y como que se ponen a buscarlo, tenemos al menos algo con cierto interés pero no es lo suficiente para salvar la película, que se ahoga en el aburrimiento.

Ni es cine para los miembros del Clan de los Orcos ni para los sub-intelectuales con GafaPasta. Sencillamente es sosa. Perfecta para ver por la tele un domingo por la tarde y combinarla con una siesta que casualmente puede durar lo mismo que la película.

05/10

Paddington 2

Paddington 2Hace más de dos años y medio fui a ver Paddington y me gustó un montón. De hecho, la vi dos veces. La película conseguía algo difícil, entretener y divertir tanto a los niños como a los adultos sin complicarnos la vida. Era simple y directa y por eso, cuando vi que se estrenaba la segunda parte no pude resistirme y fui el mismo día que la estrenaron, el miércoles. La segunda parte se titula Paddington 2 y en España se estrenó el mes pasado con el mismo título.

El julay osezno acaba en chirona y tendrá que demostrar su inocencia o algo así

A nadie parece preocuparle que haya un oso suelto por las calles de Londres y viviendo con una familia y el oso se pone a currar para comprar un libro que le quiere regalar a su madre adoptiva peruana. El susodicho libro es robado y acusan al oso, que acaba en chirona en donde convence a todo el mundo para que vistan ropa de presos rosada y que lo ayuden a fugarse y capturar al verdadero ladrón del libro. Entre medias hace un montón de nuevos amigos.

Volvemos a tener una adorable historia que más bien pertenece al género de la fantasía navideña. La película nos muestra la vida cotidiana del oso y como decide trabajar para ahorrar dinero y mandarle un regalo a la osa que lo adoptó en Perú. Después de que lo roban y el persigue al ladrón, acaba preso y ahí entramos en un nuevo capítulo de su historia, con nuevos amigos a los que convencerá inmediatamente de lo maravillosa persona que es y les solucionará la vida y los hará más felices. Es en esos tramos, en la cárcel, en donde la historia es mucho más interesante y amena. De lo que sucede afuera con su familia humana no puedo decir nada muy bueno porque es la parte en la que la película se atranca y le cuesta superar esas escenas. En este caso el malo es Hugh Grant que está fabuloso como borde gilipollas y nos regala un montón de personajes épicos y legendarios y un número final en los títulos de crédito de fábula. La parte final de la película con la fuga de la cárcel resultó un poquito demasiado volatil, se les fue la mano pero que un rato largo, igual que con las coñas en el tren. Pese a esto, la película divierte y narra un bonito cuento con final obviamente feliz. Decir que sale también el deleznable Peter Capaldi, actor que es la razón por la que dejé de ver Doctor WHO y que estoy esperando como agua de mayo que lo quiten de la serie estas navidades para poder empezar a verla de nuevo porque es que no lo soporto en aquel papel y tampoco aquí, cada vez que salía aproveché para mirar el teléfono y desconectarme de la historia.

Es cine infantil con lo que no estoy muy seguro que mole a los miembros del Clan de los Orcos o a los sub-intelectuales con GafaPasta. Sí que es seguro que los niños se lo pasarán bomba.

07/10