Yendo a Manila desde Coron

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

Se acabó lo buenísimo y lo mejor y llega la hora de empezar el pausado regreso a casa que comenzó en la anotación De Coron al infierno de Manila.

De aquel día solo hay una foto, la que está sobre este texto y que es estremecedora y espeluznante. El aeropuerto de Coron es minúsculo y una vez pasas el cutre-control de seguridad, esta es la sala, con menos capacidad que los dos o tres aviones que despegan con lo que media hora después de la foto ya no había ni un asiento libre, el calor era como en las calderas del infierno y los vuelos se retrasaban con alegría y fantasía.

Por lo demás, un poco más abajo tenemos un vídeo increíble que comienza con el despegue, justo después de un chaparrón y podréis ver las gotas en la ventanilla del ATR-72. Vivimos el despegue y vemos el centro de la isla desde lo alto y después prestad atención sobre el minuto dos (II-palito-palito para aquellos de vosotros más intelectualizados). ¿Qué es eso que se ve bajo la nube? ¿Un espermatozoide? ¿Un truscolán? No, es la ISLA DE CORREGIDOR que casualmente hemos estado viendo en fotos en las últimas dos o tres semanas. Después vemos diferentes partes de Manila desde el aire y gracias a que este tipo de turbohélice no va muy rápido ni vuela muy alto, nos acercamos más a la ciudad y tenemos un fabuloso y fantástico aterrizaje. En esta ocasión la fabulosa y fantástica canción es el Pitch Perfect Titanium Remix (500miles) con el que tanto disfrutamos en el peliculón de Dando la nota – Pitch Perfect. El vídeo, si no aparece debajo del texto, está aquí:

El siguiente cpítulo lo tenemos en En la bahía de Manila por la noche

Buceando en las islas de Coral, Siete pecados y el pecio Skeleton y visitando el lago Kayangan

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

El camino hasta este punto ha sido increíble y hoy cerramos el círculo de lugares paradisíacos y veremos un montón de fotos y hasta un vídeo con lo que sucedió el día que visité Siete Pecados y el drama de los chalecos salvavidas, justo antes de comenzar el escalonado regreso a los Países Bajos.

Desayuno con crepes

En la pensión en la que me quedé en Coron o motel o como lo queráis denominar, cada tarde te preguntaban por el desayuno que querías al día siguiente y la hora a la que ibas a comer y así lo tenían preparado. Para mi último día con excursiones decidí regresar a la comida más occidental y me jinqué los crepes de la foto anterior antes de ir de excursión en barquilla. Como ya había hecho los tours A, B, C y D el año anterior, elegí el Coron Island Ultimate Tour que supuestamente es lo mejor de lo mejor de los tours A y B.

La segunda parada fue para bucear y ver el Skeleton Wreck, el pecio de un pesquero chino que está tan cerca de la superficie del agua que se puede ver con gafas y tubo. En la foto se pueden ver las chalanas de las excursiones y en el centro de la imagen la multitud mirando el barco bajo agua. Podéis ver el pecio sobre el segundo cincuenta del vídeo al final y a la multitud sobre el mismo.

Después seguimos hacia Sunset Beach que es la playa que se puede ver en la foto anterior y allí, además de disfrutar de la playa, nos dieron el papeo, el cual vemos en la siguiente imagen:

Particularmente me gustan más los almuerzos que dan en las excursiones en el Nido pero los de Coron también están muy bien.

En la segunda parte del día fuimos al lago Kayangan y al subir uno se para siempre para hacer esa preciosa foto de la bahía delante con los islotes, el verde y los barquillos. Me jodió un montón tener que cargar un chaleco salvavidas por culpa de los gilipollas que se mataron por descerebrados pero bueno, el lugar vale la molestia.

La última parada fue para bucear en Siete Pecados, con muy poca profundidad y un montón de corales con lo que en el vídeo podréis ver muchos colores y no tantos peces. La cena del día, como los anteriores, fue en el Lolo Nonoy al que no fallé ni una sola noche. Me pedí dos platos y el Leche Flan que no veremos. El primero era un combinado con algún tipo de embutido hecho con cerdo:

Plato combinado

Y el segundo eran unos pinchitos de carne de cochino que estaban del quince y hasta del dieciséis:

Pinchos de carne cochino

Por supuesto tenemos un vídeo de más de siete minutos y medio y al principio vemos corales en las islas de Coral, después vemos el Skeleton Wreck, un pecio, saltamos al interior del Twin Lagoon o al menos a uno de los dos lagos y la traca final son los fantásticos corales en Siete Pecados. Acabamos viendo la zona fuera del agua y el poco fondo que hay. Todo esto acompañado de la canción The Show Goes On de Bruce Hornsby & The Range y que formaba parte de la película Backdraft, una de mis favoritas de toda la vida. El vídeo, si no lo podéis ver debajo de este párrafo, está aquí:

El siguiente episodio está en Yendo a Manila desde Coron

Buceando en otros tres pecios japoneses en Coron

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

Mi tercer y último día buceando en los pecios japoneses en las cercanías de Coron me hice un triplete, con la visita al Akitsushima, el Okikawa Maru y el Lusong Gun boat. Antes de llegar al vídeo tenemos alguna fotilla.

Comenzamos con el poblacho de Coron visto desde el mar en un día en el que en lugar del sol y los azules teníamos unas nubes que amenazaban con descargar agua y lo hicieron, aunque lo bueno de bucear es que la lluvia como que nos la traía al fresco. Esta foto creo que la hice cuando regresamos por la tarde.

Lo mío con el restaurante Lolo Nonoy ha sido lealtad ya que en mi segunda visita al villorrio, todos y cada uno de los días cené en ese local lleno de filipinos. Siguiendo con el rastreo de su menú, en mi último día elegí dos platos combinados, que venían ya con su arroz y huevo frito. ¡Ajolá! y fuera bulímico-noréxico como alguno de vosotros pero lo cierto es que no le hago ascos a un encochinamiento y en lugar de pedirme un plato, pedí dos y que Dios le de fuerza a las cañerías del retrete al día siguiente cuando descargo el jiñote. El primero fueron los rollitos fritos al estilo filipino de la foto anterior.

El segundo era embotido y si eres incapaz de deducir la palabra española que le da nombre a este plato filipino, yo firmo en tu declaración de minusválido cerebral cuando solicites la paga al gobierno porque te la mereces por lerdo. Todos los platos combinados o conjuntos de este restaurante se sirven con la bola de arroz y el huevo frito. El precio debía rondar el leuro y medio. No hay foto pero que quede claro que el postre fue el Leche Flan.

Centrándonos en el vídeo, comenzamos yendo en barco y después bajamos al pecio del Akitsushima. Ese día fue el único en que el grupo de buceadores no estaba compuesto por el guía y yo, había unos cuantos julays más. Después vemos las barras de la celda en el pecio y el esqueleto de una tortuga muerta en el suelo. Por supuesto salen parientes de Nemo defendiendo su coral y llegamos al Okikawa Maru y por supuesto entramos en el mismo. El tercer pecio fue el Lusong Gun boat que está muy cerca de la superficie y hay un montón de luz en esa parte del vídeo. Era también un barco más pequeño y no se puede entrar dentro. La música que lo acompaña todo es la preciosa y triste canción O Children de Nick Cave & The Bad Seeds que a todos nos pone los pelos de punta y nos trae recuerdos de la preciosa escena en la que la escuchamos por primera vez en la película Harry Potter y las reliquias de la muerte – Parte 1 * Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1. Si por alguna razón no puedes ver el vídeo debajo de este párrafo, está aquí:

Caminando como en la luna en el lago Barracuda y visitando los pecios del Olympia Maru y el Morazan Maru

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

Ayer veíamos en Buceando en el Kogyo Maru y el Teru Kaze Maru un vídeo increíble entrando a dos pecios y hoy no nos quedamos atrás. Esta anotación complementa el relato de El día que entré a los pecios Olympia y Morazan Maru y caminé como en la luna en el lago Barracuda.

Viendo los vídeos resulta difícil imaginarse lo que hay en la superficie en los lugares en los que están los pecios y la foto anterior nos muestra el lugar en el que estaban los que visité ese día. Se ve muy verde, muy bonito y nada nos hace suponer que ahí debajo hay barcos de guerra japoneses hundidos.

La cena de ese día fue otro plato de carne de cochino que vemos en la siguiente foto. Por supuesto hubo un flan leche pero pasé de hacerle foto:

En el vídeo de hoy, bajamos primero al Olympia Maru y vemos una cantidad brutal de crías de barracudas y después nos movemos por el barco. Vemos una caldera enorme que el guía señala con su linterna y después pasamos a la zona de carga de este barco de más de ciento treinta metros. Nos damos un garbeo por el interior y si prestáis atención hasta veréis alguna langosta. Por la cubierta del barco hay un montón de corales y después vemos barracudas a porrillo, cienes y cienes y cienes y hasta miles. También había caballitos de mar pero claro, al ser pobre y tener una cámara de pobre, ni de coñas los podréis ver. En este vídeo hay más peces que en todos los anteriores juntos. Lo más alucinante empieza poco antes del séptimo minuto. Estamos en el lago barracuda en la isla de Coron, un lago con mezcla de agua dulce y salada y la dulce son aguas termales. La temperatura a unos quince metros de profundidad del agua era de unos cuarenta grados, con lo que bajamos solo con bañadores y el eguipo y nos quitamos las aletas para caminar como por la luna, algo que se puede ver. Fue flipante. Se puede ve como mis pies están en el aire mientras caigo y después vemos a unos peces que viven allí y que les mola el agua caldeada. Volvemos a tener otro vídeo gigantesco, este es de algo más de ocho minutos de contenido original para el mejor blog sin premios en castellano. La música que acompaña las imágenes es el precioso tema Lamia’s Inn de la película magistral Stardust – ¿Qué hacen las estrellas?. El vídeo está aquí, en caso que no lo veáis por debajo de este párrafo:

El siguiente capítulo está en Buceando en otros tres pecios japoneses en Coron