Las fotos más populares en mi flickr en octubre

Lo mejor es soltar la bomba desde el comienzo para que el Ancestral tenga unos meses para hacerse a la idea y quizás hasta para escribir en su blog, que lo tiene desierto. Hoy me enteré que mi subscripción a Flickr, servicio al que estoy subscrito desde el 2004 va a cambiar significativamente y lo primero que han hecho ha sido incrementar el precio en más de un ciento veinte por ciento. Hasta ahora no me preocupaba el pagar por tener estas fotos en la nube pero cuando lo ponen tan caro, tengo clarísimo que saltaré al plan gratis total, el cual carece de estadísticas, con lo que a partir de mediados de enero dejaré de tenerlas y la serie de esta temporada terminará con las estadísticas de diciembre. Esta es la segunda anotación de la serie que comenzó en Las fotos más populares en mi flickr en septiembre y cubre las estadísticas en mi Flickr del mes de octubre. Por segunda vez, la foto más popular es esa que tiene un título muy pero que muy sugerente, ya que seamos honestos, quien no ha soñado con imágenes como las de aquella película en la que una monja iba en bici sin sillín y ponía cara de estar en la mismísima gloria y definitivamente en el paraíso. La foto no solo ha vuelto a ganar sino que ha incrementado las visitas del mes. La imagen apareció en la bitácora por primera vez en junio del 2006, hace escasamente doce años y pico en la anotación Analbike:

Anal-Bike

La primera foto creo que es la única que tenemos del mes anterior, el resto son diferentes y en el segundo lugar tenemos un clásico de ayer, antesdeayer y hasta el mes pasado. Se trata de la imagen titulada Tulipan Lady Jane, foto que hice en abril del 2004 y la vimos en la bitácora en mayo del 2005 con el nuevo nombre de Tulipan Carolina, mi hermana, que hace trece años todavía comentaba por aquí:

Tulipan Lady Jane

En tercer lugar tenemos un vídeo estremecedor y espeluznante. Lo hice en la feria fotográfica de Colonia este año y lo vimos en la anotación Photokina 2018, ¿la última?. El concepto de vídeo es super-complicado y muchos seres infrahumanos no lo terminan de captar así que os deseo la mayor de las suertes averiguando como poner la imagen en movimiento:

Photokina 2018

La cuarta foto es una foto que siempre tengo la impresión que sale un montón en el listado pero en realidad se queda rondando la lista pero desde marzo del año 2016 no conseguía entrar. Se trata de una foto que hice en mayo del 2005 en una visita al Keukenhof y que vimos en el blog un mes más tarde en la anotación Boda lesbiana. Hay que ver como he evolucionado. Hoy en día, si hago la foto, le habría puesto el título más politicamente correcto de bolleras al sol:

Boda lesbiana

En quinto lugar viajamos al universo de la comida y de las fotos de la misma, algo que hago todo el tiempo. En este caso tenemos una foto de un Pannenkoeken que me jinqué para desayunar allá por octubre del año 2011:

Pannenkoeken

En sexto lugar viajamos al universo favorito de Genín, el de las fotos de mi equipo fotográfico, uno que solía dominar el listado mes a mes durante años. En este caso, la última vez que vimos esta foto titulada El equipo en Octubre 2009 fue en marzo del 2018. Originalmente formaba parte de la anotación El equipo en Octubre 2009:

El equipo en Octubre 2009

En séptimo lugar hay otra de esas fotos que están siempre rondando la lista pero nunca acaban de llegar. La última vez que esta foto salió por aquí fue en marzo del año 2012 y lleva en el blog desde enero del 2007, cuando formó parte de la anotación, Una vela encendida:

Una vela encendida

En octavo puesto una rareza, una foto de algo que comí en marzo del 2014 en Estambul y que ni recuerdo haber digerido. Es un ravioli turco con carne picada y yogurt llamado Manti y desconozco si ha formado parte de alguna anotación:

Manti

En noveno puesto una de las nuevas fotos de la última vez que hice Lasaña boloñesa. La foto la hice el último día de septiembre:

Lasaña boloñesa

Y cerrando la lista una foto hecha durante el mes de octubre, justo al comienzo de la temporada de peos con las primeras Castañas asadas:

Castañas

Y aquí acaba la segunda clasificación de esta temporada. Veremos si alguna vuelve a pasar el corte el mes que viene.

El reinado del Río de flores

Hay dos fotos en mi colección particular que compiten por la primera posición. Son totalmente opuestas y mientras una toma ventaja desde septiembre a febrero, la otra despierta con la primavera y recupera el tiempo perdido acumulando visitas hasta superarla y convertirse en la reina de mi colección.

El traspaso de poder se ha producido esta tarde y al menos durante el verano, el Río de flores está a la cabeza de las treinta y siete mil novecientas sesenta y ocho fotos que tengo hospedadas en mi cuenta en flickr.

Río de flores

Río de flores, originally uploaded by sulaco_rm.

Aspirando al trono y seguro que dispuesta a presentar batalla por esa codiciada posición, la legendaria A veces veo coños ??

A veces veo coños

A veces veo coños, originally uploaded by sulaco_rm.

A un montón de distancia de ellas, el resto.

Benro Transfunctional Travel Angel – CF Twist Lock

Hace más de un año que llevo buscando un trípode ligero y pequeño para poder llevar en mis viajes, algo que no suponga una carga excesiva, que se pueda meter en la mochila y que de ser posible, viaje como equipaje de mano sin acaparar los pocos kilos que te dejan para ello. He mirado todas las marcas y modelos del mercado, desde las más económicas hasta las más caras y después de deliverar, hablar, leer, discutir, evaluar, me decidí por un trípode de la marca Benro de Fibra de Carbono.

La decisión final la tomé después de verlos y tenerlos en mis manos en el Photokina. Lo elegí por sus ochocientos gramos sin la cabeza o sus mil cien gramos con cabeza, por sus cuarenta y un centímetros de largo una vez plegado y porque aguanta hasta seis kilos de carga. También porque abierto sube hasta algo más de metro y medio, que aunque no es mucho, es suficiente. Como ventaja adicional de este modelo, una de las patas se puede soltar y se puede usar como monopod, con lo que al mismo tiempo llevas un trípode un monopod. En la primera foto lo podéis ver plegado, con un sistema en el que las tres patas se pliegan sobre la central y la cabeza, haciéndolo aún más compacto. Lo compré a través de eBay en una tienda de Hong Kong y me costó unos doscientos eurolos, lo cual, si tenemos en cuenta que modelos similares de marcas de renombre salen por unos seiscientos euros, es un buen negocio. Encontré también otras marcas más desconocidas y baratas pero no me terminaron de convencer, y Benro tiene distribuidores en buena parte del mundo y un nombre, que aunque no muy conocido, se está asentando y cada vez hay más gente por ahí usando sus productos.

Yo ya tengo un buen trípode de fibra de carbono de Manfrotto, pero plegado tiene cerca de sesenta centímetros y no hay manera de meterlo en una maleta, además de pesar cerca de dos kilos y medio incluyendo la cabeza. Lo uso mucho en mi casa y de cuando en cuando me lo llevo por ahí, aunque después de un día caminando por el Keukenhof con eso a tu espalda, terminas reventado. El Benro se ha convertido en un elemento imprescindible para viajes y escapadas. Puede ir conmigo y así tengo la posibilidad de salir por la noche a pasear por la ciudad y hacer unas fotos con trípode. También en lugares como el Keukenhof, en donde los tulipanes son bajitos, se adapta perfectamente y no supone una carga tan pesada. El trípode tiene una construcción muy robusta, los materiales se ven de buena calidad y las patas se abren y cierran rápidamente.

La verdad que me he quedado muy contento con este pequeño artilugio. Uno de mis amigos ya me ha copiado y se ha comprado uno igual en Hong Kong al pasar por allí de viaje, lugar en el que se ahorró la friolera de veinte euros con respecto al precio que pagué yo y que incluía transporte. Veremos cuanto partido le saco y tarde o temprano tendré que hacer una nueva foto de familia para que aparezca con el resto del equipo.

Álbum de fotos de bicicletas