Mr. Woodcock – Cuestión de pelotas

Mr. Woodcock - Cuestión de pelotasSi no fuera porque tengo un abono ilimitado y al fin y al cabo, vaya o no vaya al cine me cobran lo mismo, hay cosas que jamás vería. El de hoy es un buen ejemplo. No me llamaba la atención pero cuadraba en mi agenda para hacerme una sesión doble y al final le di una oportunidad. La película de la que voy a hablar se llama Mr. Woodcock y en España con la magia de traducción y la gilipollez que rodea a los que ponen los títulos ha terminado como Cuestión de pelotas.

La madre de un julay folla con el profe

Algunos vehículos están pensados para poner un plato caliente de comida en la mesa de actores ilustres. O eso, o no se explica como Susan Sarandon y Billy Bob Thornton han acabado en una película para adolescentes o pre-adolescentes en la que el único que parece saber lo que se espera de él es Seann William Scott haciendo el mismo papel de siempre. El guión es más bien mediocre, los golpes están muy trillados, los diálogos carecen de chispa porque los “grandes actores” no estaban interesados y al final sales del cine con la sensación de haber visto una película más bien sosa y aburrida. Sobre lo que cuentan, es la historia de un niño traumatizado en el colegio por su profesor de gimnasia que lo acusaba de inútil y gordo y que de mayor escribe un libro de esos de autosuperación personal y al volver a su casa se encuentra conque la penca de su madre se ha enrollado con el profesor. A partir de ahí será la guerra total entre ambos, con la madre como premio final.

Para una tarde tonta tumbado frente a la tele y sin ganas de mucho más.
5artuditos

The Mist – Stephen King’s La Niebla

The Mist - Stephen Kings La NieblaStephen King es mi autor favorito. Devoro todas sus novelas nada más publicarlas en inglés y sigo con gran atención cualquier adaptación al cine o a la televisión que se haga de cualquiera de ellas. Después de unos meses viendo el trailer de The Mist y alucinando por lo que prometía, finalmente la he podido ver. En España creo que se llamará Stephen King’s La niebla y se estrenará en abril.

A unos julays se les acaba el mosfertil y mira que eso jode

Frank Darabont ha hecho carrera a base de adaptar obras de Stephen King al cine. Tampoco es un extraño al cine de terror y por eso despertaba cierta curiosidad el saber lo que iba a hacer en esta ocasión. Esta es una clásica historia de monstruos, de un grupo de personas que se tendrán que enfrentar a ellos y de lo que sucederá cuando el terror primario que todos escondemos se libera y enseña nuestro verdadero aspecto. Además de tener miedo de los bichos que los atacan, los protagonistas tendrán que tener miedo de ellos mismos y de lo que son capaces de hacer. Esa es básicamente la historia. Un puñado de gente encerrada en el Super sin saber que sucede fuera y con un lento goteo de muertes a manos de algo horripilante. A la friki de turno le entra el ramalazo místico y empieza con movidas de juicio final, castigo divino y demás y los tontos del culo que hay en todos lados la creerán.

A priori la cosa tenía que haber ido por buenos derroteros. Simple y efectivo. En la práctica hay algo que no encaja y la película falla en muchos momentos. Las distintas tramas se vuelven densas y simplonas y comienzas a desinteresarte por ellas. Lo único que esperas es que muera alguien más y no toda esa bobería pseudo-cristiana que igual impresiona a beatas y acarajotados pero no a un espectador asiduo al cine de terror. El género se puede sentir insultado si tomamos esta película como un buen ejemplo del mismo porque no da miedo y se acerca más a las de acción de toda la vida. Es entretenida y pese a los parones en el ritmo se deja ver y como siempre tiene un final muy de Stephen King pero podrían habérselo currado un poco más y hacerlo mejor.

Anima a tus amigotes a pasar una tarde de cacería de monstruos y cómprate un cubo bien grande de palomitas.
6artuditos

AVPR: Aliens vs Predator – Requiem – Alien vs Predator 2

AVPR: Aliens vs Predator - Requiem - Alien vs Predator 2Uno se da cuenta que lleva mucho tiempo en este negocio cuando para hablar de una película puede encontrar referencias a los capítulos anteriores de la saga en sus archivos. Hace más de tres años comentaba por aquí mi impresión sobre Alien Vs. Predator y hoy hablaremos de AVPR: Aliens vs Predator – Requiem o Alien vs Predator 2 que es el título que ha recibido en España y alrededores.

Unos julays las pasan canutas por culpa de unas ratas espaciales

Lo que me gustó de la primera película fue su falta de pretensiones y lo pronto que se centraron en el asunto. El guión era dinámico y de lo que se trataba era de ver muertes espectaculares y unas luchas de escándalo y fueron directos al grano. En esta ocasión ha sucedido más o menos lo mismo. Tenemos una pequeña introducción para conocer a las pobres víctimas que van a morir y a partir de ahí llega el festival de cine gore, ríos de sangre y muertes a destajo repartidas a partes iguales entre los aliens y el predator, dos especies que comparten la saña por matar humanos y cuando no se puede, matarse entre ellos. La gente del lugar intentará combatirlos como buenamente pueden pero resultará complicado cuando no tienen ni las armas ni la capacidad suficiente para hacerlo.

Está claro que uno no va a ver este tipo de cine por lo sofisticado del guión ni por la sensibilidad emocionante de los paisajes ni por esas puestas de sol divinas en la que la protagonista suelta unas parrafadas preciosas. No. Uno va para regodearse con la miseria de los demás, para ver muerte y destrucción y pasárselo bien a un nivel bastante primario. Y así sucede. Hay momentos en los que se les va la olla quizás en exceso pero en otros te lo pasas bien y la tensión te mantiene pegado a la silla durante todo el tiempo que dura la película. Petan un poco con la solución final del ejército para acabar con el problema pero bueno, es diversión sin grandes aspavientos.

Una película ideal para una tarde con los colegas, para ver acción y matanzas a destajo y para divertirte sin más.
6artuditos

Rambo – John Rambo

Rambo - John RamboEn la última década hemos ido involucionando y perdiendo un montón de libertades que teníamos a mediados de los noventa. Con la corrección política llegó un cine soso y muy lineal y atrás quedaron aquellas películas que todos veíamos de nuestros actores favoritos, unos hombres de pocas palabras pero que mataban a diestro y siniestro sin que les importara nada. Por suerte Silvester Stallone está ahí para devolvernos a ese cine que tanto echamos de menos y en esta ocasión lo ha hecho con todo un mito. Ya sé que muchos esperarán a verla en vídeo o en la tele por no reconocer que se mueren de ganas de ir a un cine y os diré que estáis cometiendo un grave error porque Rambo o John Rambo que es como se la conoce en Europa es una película para ver en el cine.

Ha vuelto EL PUTO AMO

Ahora todos somos ecologistas y come-mierdas y en público hablamos de lo mucho que nos preocupa la situación en esos países del tercer mundo que en realidad nos la suda completamente y nos horrorizamos cuando alguien hace algo en esos lugares mientras en nuestro interior lo que en realidad nos preocupa es no olvidarnos de echar la quiniela y convencer a la viciosilla de turno para que se despatarre y nos entregue el papayo. En todos estos años de olvido, Rambo se ha quedado en Asia, viviendo en un poblacho de mala muerte y demostrando que hormonarse continuamente durante tres décadas solo limita tu capacidad para combinar palabras pero mantiene tu cuerpo como un muro de grande y grueso. Una banda de julays religiosos llega al sitio y le piden que los transporte a Birmania. A él se la trae al fresco y los manda al carajo pero como una de ellas está follable y poco menos que le pone el chichi en la boca, al final cede y los apiña en la barcaza que se compró en las últimas rebajas. Tiran río arriba y como quien no quiere la cosa Rambo mata seis o siete hijosdeputa terroristas musulmanes de mierda y deja a sus pasajeros en el destino acordado. La cosa se chafa y Rambo tendrá que volver con una misión de rescate. A partir de ahí son cientos los hijosdeputa que mata, remata, acribilla, corta, pica, salpica, explota, adereza y pisotea. No hay un puto terrorista que se le resista, los mata de a uno, de a dos, de a cuatro y de a dieciséis si se tercia, sin descanso, sin que se le acabe la munición, sin mostrar ni la más mínima señal de agotamiento y en la sala de cine los espectadores aullamos delirando de puro placer animal. Esta es una experiencia religiosa, violencia gratuita suministrada en cantidades masiva, un guión tan bien hecho que dejaron atrás las ñoñerías y las polladas del cine actual y se centraron en aquello que queríamos ver. La película acabó con una ovación en la sala, con todo el mundo aplaudiendo y vitoreando a ese héroe que hemos recuperado.

Una actuación y dirección soberbia de Silvester Stallone que recordaremos durante muchísimo tiempo, una película que es puro entretenimiento y algo que nadie debería dejar pasar. Esto hay que verlo en un cine, a ser posible lleno hasta la bandera, gritando y animándolo a seguir matando porque esto es CINE. Una obra maestra. Un clásico.
10artuditos