Tarsero filipino con los ojazos abiertos

Tarsero filipino con los ojazos abiertos

Cuando un tarsero filipino te mira, como que te das cuenta y si no, mirad esos pedazo de ojazos del que está en la foto. Estos animales parecen sacados de algún experimento de brujas para crear el arma perfecta para el mal de ojo. Los ojos están fijos al cráneo o sea, como si dijéramos, que no se mueven. Fijaros también en las manitas, con unos dedos enormes y que tienen unas mega-yemas. Se comunican por ultrasonidos, algo único entre los primates. De siempre se pensó que los tarseros filipinos estaban siempre, como dice el dicho, callaos como putas pero cuando probaron con los ultrasonidos, son unas verduleras que no veas y se pasan la noche gritando entre ellos.

3 opiniones en “Tarsero filipino con los ojazos abiertos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *