¿Tenía que ser él? – Why Him?

Why Him?La película que voy a comentar en esta anotación tiene su historia conmigo ya que planeé ir a verla como cuatro veces y a la quinta fue la vencida. Antes de irme de vacaciones navideñas a Gran Canaria, estuve en mi agenda en dos ocasiones y en una de ellas cancelé el viaje porque estaba cayendo un diluvio y el cine está a casi media hora de mi casa en bicicleta y la otra fue el día antes de volar, cuando ya estaba en el hotel del aeropuerto porque me dio pereza. Al volver, volví a cancelar dos visitas al cine aunque en ese caso fue porque la ponían de noche y tenía claro que me quedaría dormido del cansancio. Cuando fui por Amsterdam, esta fue la última película que vi. Se titula Why Him? y en España se ha estrenado este fin de semana con el título ¿Tenía que ser él?

Una julay se encoña de un kinki que no veas

La niña de los ojitos de un chamo se enrolla con un tipo lleno de tatuajes, raro-rarito y que tiene una pinta que no veas. El padre no puede comprender que puede ver su querida hija en esa escoria. La familia va a casa del chamo para pasar la Navidad y resulta que el tipo es multi-mega-millonario, aunque el dinero no da la educación y si no que se lo digan a la Princesa del Pueblo o incluso al cuñao del Rey. Entre el padre y el novio se desarrollará una guerra que todos sabemos como acabará.

Es una comedia de golpes brutales que a veces funcionan y en otras ocasiones están tan vistos que no te impresionan. Ese es el principal problema, que hay mucho humor enlatado y demasiado conocido, los guionistas no se esforzaron y en ningún momento tenemos la sensación de estar viendo un producto original. El protagonista es James Franco y aunque es un actor que puede funcionar en comedia, en este caso no lo logró. Lo de los tatuajes más que risa me dio un asco tremendo. Sus mejores momentos son con los padres de la novia. La película sirve para matar una hora y media, entretiene, en algunos momentos hasta divierte pero no es el tipo de cine que uno recordará en el futuro y definitivamente, no es una comedia que se convertirá en un clásico. En muchos momentos, cuando no se les ocurría nada mejor para hacer reír, James Franco suelta una retahíla de palabrotas y al parecer eso es divertido para algunos.

Es cine pensado para los miembros del Clan de los Orcos y seguramente funciona muy bien con ellos. No hace falta llevar el cerebro al cine y con lo de los tatuajes se sentirán como en familia. Esto puede provocar pesadillas y daño cerebral permanente a cualquier sub-intelectual con GafaPasta que por error se meta en un cine a verla.

06/10

3 opiniones en “¿Tenía que ser él? – Why Him?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *