Tenías que ser tú – Leap Year

Tenías que ser tú - Leap YearTremendo empacho de comedias románticas que me estoy dando. Este verano parece que o son películas de animación en 3D o comedias románticas y como no hay otra cosa que ver, yo sigo tropezando en la misma piedra una y otra vez sabiendo que en muchas ocasiones va a ser un producto de baja calidad. Al menos hay aire acondicionado en los cines y eso se agradece. Mi último tropiezo fue con Leap Year película que se estrenó en España a finales de junio y que masacraron al traducir el título y la convirtieron en Tenías que ser tú.

Una julay ve como se le caduca el potorro sin que el novio haga nada por firmar el contrato y arruinar su vida y del empute que se coge casi le crecen los güevos

Una decoradora que está convencida que su vida es perfecta ve como pasan los años y su novio no le pide en matrimonio. Después de un último amago decide seguirlo a Dublín y pedírselo ella aprovechando una tradición que dice que el 29 de febrero de cada año bisiesto las mujeres pueden pedir a los hombres que se casen. En el vuelo todo se jode cuando por culpa del mal tiempo el avión aterriza en otro lado y para llegar a Dublín vivirá una aventura acompañada de un chamo local del que por supuesto se encoña aunque ella se empeñe en negarlo.

Según aparece el tercero en discordia ya está claro como va a acabar la película y a partir de aquí iremos quemando todas las etapas de las comedias románticas. Chica conoce chico, chica y chico se odian pero han de hacer algo juntos, chica va conociendo a chico y aunque le duela reconocerlo va descubriendo cosas que le gustan de él y al chico le pasa lo mismo con ella. Los chicos viven sus enredos juntos, se vuelven cómplices de una aventura que saben que debe acabar cuando ella acabe en los brazos de su novio y para cuando esto sucede, momento dramático y doloroso, fundido en negro, escena de ruptura y final feliz. Chimpún y se acabó.

Hay que reconocer que los guionistas han visto casi tantas comedias románticas como yo. Lo malo es que no son originales y nos bombardean con momentos y escenas que hemos visto una y otra vez en este género cinematográfico y que con la repetición dejan de funcionar. Para rematar la faena parece que hay poca química entre los protagonistas, que recitan sus líneas pero no ponen nada de su parte y si añades un montón de personajes secundarios sosos y sin buenos golpes, terminas aburriendo al personal.

Poco más que decir. Una mediocre comedia romántica que se puede ver perfectamente cuando la pongan por la tele en una tarde de sábado y así practicas la multitarea y te echas una siesta mientras la inundan de cortes publicitarios en la tele.

05/10

Una respuesta a “Tenías que ser tú – Leap Year”

Comentarios cerrados.