The Brothers Bloom

The Brothers BloomA veces tener unos cuantos actores que saben como hacer su trabajo no es suficiente y sin una buena historia y una mano firme detrás del timón, una película puede acabar yendo en una dirección que seguramente no sea la deseada. El cine comercial y el de autor raramente se cruzan y cuando alguien intenta crear un híbrido que bebe de ambas fuentes, lo más probable es que se estampe y un buen ejemplo de ello lo tenemos en The Brothers Bloom la cual no tiene fecha de estreno en España aunque se pudo ver en la última edición del festival de San Sebastian.

Dos pseudo-hermanos julays no son más pollabobas porque no entrenan más horas al día

Dos delincuentes especializados en estafas y que llevan juntos desde niños se plantean el que será el último gran trabajo de su carrera y para ello irán por todo el mundo acompañados de una japonesa mudita y con pinta de lolita putorra y de una ricachona que se le debió caer de cabeza al cura al que le chupaba el rabo siendo pequeña y del golpe se quedó agilipollada y así sigue.

No hubo mucho que me gustara de la película así que me centraré en lo que no me gustó y acabamos antes. En primer lugar está la falta de definición temporal, no se sabe en qué época sucede la acción y eso distrae a los espectadores ya que vemos elementos de distintas épocas que todos sabemos que no pueden convivir en el mismo espacio-tiempo y aunque pueda parecer algo banal, molesta. Después está la estupidez del guión, el cual se pierde tras veinte minutos de películas y jamás vuelve a encontrar el sendero. Hay demasiados “giros inteligentes” que supuestamente nos han de sorprender y descolocar pero que solo consiguen perdernos. En el momento en el que llegan a Praga la película se convierte en un aburrido folletín lleno de diálogos supuestamente chistosos que cansa y agota. Es más o menos ahí cuando los espectadores nos desconectamos y perdemos el interés. Lo que viene a continuación es más de lo mismo, con giros continuos y un final que clama al cielo por estúpido y mal diseñado. Para hacerlo aún peor, muchas de las subtramas que se toman la molestia de comenzar y con las que perdemos decenas de minutos no se verán resueltas y todas esas preguntas colgarán en el aire para siempre.

Capítulo aparte merecen las actuaciones. Todos están bien aunque honestamente, lo que decían y lo que hacían era tan aburrido que acabé por perder el interés y ni siquiera su trabajo logró hacer que me quede un buen sabor de boca.

Resumiendo, intentaron reinventar la rueda y han acabado con una mesa camilla que quizás sea bonita pero que nadie quiere tener. Yo os diría que es mejor no ir al cine a perder el tiempo con esto y buscaría un entretenimiento más agradable en algún otro lugar.

04/10

Una respuesta a “The Brothers Bloom”

Comentarios cerrados.