The Crucifixion

The CrucifixionEl prestreno sorpresa de cada semana es como la caja de los bombones del Forrest Gump, una sucesión infinita de sorpresas y lo mismo nos cae una comedia, que un musical cantado en holandés que una coproducción británica y rumana de terror, todo un engendro ya en su concepción y que para más drama, dicen que está basada en hechos reales y ciertos como la mismísima verdad truscolana. La película existe, se llama The Crucifixion y parece que el único lugar en el universo en el que se ha estrenado es Holanda y puede que la cosa siga así hasta el fin de los tiempos.

Una julay novelera se junta con payos y gitanos y sale bien jodida

En Rumanía meten en chirona a un cura ortodoxo por haber matado a una pava durante un exorcismo o algo así. Una britona decide ir allí a hacer un reportaje y se junta con la chusma local y allí hay unos malos rollos que no veas y un mal karma del copón y como que la gente es más fea que los pelucas políticos truscolanes con ese pelo fregona que da tanto asco. La pava las pasará putas y canutas o algo así.

Esto desde el primer segundo en pantalla te da unas ganas enormes de gritar TELEFILM porque no es cine, no está pensado para el cine y es que hasta el sonido es patético. Tenemos a una acarajotada que confunde que le den unos buenos viajes y la desempolven con interés en investigar un exorcismo que acabó mal en Rumanía y que parece tener un jefe que es tonto del culo o que no lo dice pero espera trabajársela y así ponerle algún día la pierna encima. La pava llega a Rumanía y entramos en otra película, una de frikis y tías feas pero de pecado mortal, que parece que lo que querían era demostrar lo necesario que es elminar el código genético de aquel país. Entre tanto callo malayo hay un curilla que como que la ayuda pero que se la quiere pulir y hacerle unos pecadillos o algo así y la tía esta va de aquí para allá hablando con gente fea y sin que hayan sustos. En un punto determinado se mete en una casa de gitanos, sobre todo con un hijo que es rarito que no veas y se monta un pitote allí en la cocina de la keli pero no hay miedo alguno, hay cachondeo con unos diálogos patéticos y una historia que no se sostiene. No da miedo pero es tan mala que no aburre y te descojonas con las volatadas que dicen y hacen, con la fiesta de los Papagüevos rumana y con todas esas tonterías. También fue super-ameno ver como tres cuartas partes del cine se marchó, que a los que llegamos al final el cine nos ofreció darnos un certificado que acredita la asistencia para ponerle el punto en la boca a cualquier capullo que pretenda darnos lecciones sobre esta peli.

Dudo muchísimo que la pongan en un cine en España pero no me extrañaría que de hacerlo y si engañan a los miembros del Clan de los Orcos, la sala arda por culpa de la rabia tan grande de los mismos. Esto ni siquiera lo consideran borrachos como cucas los sub-intelectuales con GafaPasta.

03/10

Una respuesta a “The Crucifixion”

  1. Que lástima, cuando vi el titulo vine corriendo con la esperanza de ver una fila de crucificados truscolanes y podemitas, en sus cruces de madera y sangrando por el costado, y nada… 🙁 🙁
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *