The Jacket

The JacketHay cine que no me interesa lo más mínimo pero que termino viendo porque alguien se empeña. Es el caso de The Jacket, un cruce entre cine fantástico y de misterio. De entrada cuando uno ve el cartel se piensa que va a ser una película de terror y cuando lees sobre el tema parece que es otra de esas películas de guerra con traumas de los americanos. En realidad no es nada de eso. Es una peli de los Lunis mezclada con cine de Barrio rancio y decadente.

La cosa va de un chiflado guaperas que no sabe como follarse a una de las médicas del hospital siquiátrico en el que lo metieron por ser un malaje y por no tomar cerveza belga. ?l anda de un lado para otro con unas erecciones de cuidado y los médicos le tienen que poner inyecciones maléficas para que se le desagarrote el manubrio porque aquello canta como un CD de Manolo Escobar. El chaval, cuando lo inyectan se vuelve muy inquieto y como se menea tanto y puede joder la mayonesa de los cocineros, terminan por meterlo en esos sitios en donde almacenan los muertos en los hospitales, la morgue que se dice. ?l tiene mucha imaginación y puesto que no se puede follar a la chocha de la peli, se imagina en el futuro follando a una niña que conoció y que ya está mayorcita y más buena que un yoghurt de fresa. Todas las noches le endiñan un viaje y él sale en dirección a los años futuros a follar de gratis con esa tremenda pava. Además de jincársela, como parece que va a morir ambos tratan de averiguar la causa de su muerte para poder evitarla. Es todo como muy existencial, muy melodramático y eso es quizás lo que la pierde, que la mayor parte de esos momentos solo producen lástima. Imagino que la película se llama la chaqueta por la preciosa prenda de vestir blanca que llevaba la doctora amargada y que era incapaz de practicar el coito vaginal con sus pacientes, lo cual la llevaba a tratar de curar a un niño que no sabemos si era tonto del culo o intelectual de supermercado de bajo coste y que siempre estaba mirando hacia la tele como medio apajarado.

Y así pasa la hora y media entre el pasado y el futuro, entre inyecciones y polvos mágicos y entre locos y furcias vestidas de enfermeras que van con sus uñas perfectas, sus tetas de silicona y sus pezones como cabezales de misiles interbalísticos a visitar a sus pacientes. Personalmente no me pareció gran cosa y creo que tiene más agujeros que el queso que me comí ayer para cenar. La dirige un tipo desconocido que sabe como organizar los movimientos de cámara y demás pero que necesitaba un guión más completo. Los actores y actrices hacen lo que pueden pero no consiguen que siga pensando que le faltaba algo de aliño para generar la magia que hace que una película te guste.

Así que desde mi desencanto existencial y mi decepción por lo que pudo haber sido y no fue, le doy un aprobado largo aunque no me atrevo a recomendársela a nadie que no sea fans de alguno de los protagonistas o que viva en una ciudad en la que sólo haya un cine y esta sea la única opción. Para los demás, en tres años esto lo ponen por la tele y os podéis echar una cabezadita entre plano y plano para que os ayude a conjuntar las ideas.
gallifantegallifantegallifante

2 opiniones en “The Jacket”

  1. doy fe de todo
    se salva solo por la teenager de culo gordo y mirada triste y lasciva
    ah!, y es morena! (creo)

  2. Fuiste tú el que me obligó a ver esto por la gloria de mi madre.
    La teenager esa del futuro era un putarraco de cojones. Se follaba al tío antes de que este pudiera sacársela.

Comentarios cerrados.