The Ugly Truth – La cruda realidad

The Ugly Truth - La cruda realidadEste año tengo la sensación de estar siempre viendo comedias románticas. Parece ser lo único que se estrena. Y lo peor es que es siempre más de lo mismo, que el género no da para mucho más y hay que repetirse una y otra vez. Aquí lo que distingue unas películas de otras es la química entre la pareja protagonista y lo afinados que sean los guiones a la hora de provocar las risas del público. La última de estas películas que he visto es The Ugly Truth que se estrena esta semana en España con el título de La cruda realidad.

Una julay se encoña del vecino y para enamorarlo se ayuda de un salido cabroncete que trabaja con ella y que también le quiere poner la pierna y los huevos encima para que no levante cabeza

Una productora de televisión obsesionada con el orden y un poco desquiciada después de unos meses sin catar churro se encoña del vecino, un médico con cuerpo de Apolo griego y al que en su primer encuentro ya le vio el rabo a menos de diez centímetros de la cara. Como la pobre tiene una estrategia fatal y los hombres le rehuyen hasta cuando lleva desodorante, le pide ayuda a un cabrón con el que trabaja y al que odia pero que sabe lo que los compañeros de la manada quieren. La chica conseguirá inmediatamente que su objetivo caiga rendido a sus pies y como daño colateral tendremos que el tipo que la ayuda se encoñará de ella y sufrirá en silencio mientras ve como su amada bebe los vientos por otro macho.

Chica conoce chico. Chica se enamora de chico. Chica es una paranoica. Chico parece tonto del culo. Otro chico ayuda a la chica para que engañe. El otro chico se enamora de la chica. Las camas son siempre grandes en las películas y parecen gritar “ven aquí”, “ven aquí” todo el tiempo y claro, antes de que alguien le ponga a otro alguien la pierna encima tendremos unos cuantos enredos y un final feliz para que no se nos arruine el día.

A Gerard Butler y Katherine Heigl les tira mucho lo de la comedia romántica porque ambos han hecho varias en los últimos años. Lo increíble es que desde el principio hay química entre ellos y se nota y eso ayuda mucho a la película, que al final no es más que una sucesión de situaciones que todos hemos visto en más de una ocasión y que alguno puede que hasta las haya vivido. Ayuda mucho que el tercero en discordia, Eric Winter , parezca como despistado y fuera de la película o seamos claros y contundentes, haga un papel limitado a cacho de carne con ojos con derecho a unas pocas líneas de diálogo. Algunas de las escenas están un poco forzadas y hasta parecen estúpidas pero en otras realmente consiguieron clavarla y hacerlas divertidas y casi reales. Al final lo que cuenta es el pasar un buen rato y esto es algo que conl as comedias románticas, salvo excepciones, siempre se consigue.

Si eres de los que busca alguna dosis de acción entonces mejor pasas y no vas al cine porque esto es comedia romántica y aquí lo que hay son miradas turbias, frases con triples sentidos y cuerpos danone esperando que alguien les quite la tapa y se los coma a cucharazos.

06/10