The Young Victoria – La reina Victoria

The Young Victoria - La reina VictoriaDespués de un par de experiencias algo mediocres el año pasado, tengo algo de aprensión a las películas inglesas ambientadas en los siglos XIX y anteriores. Aún así, el trailer manda y si me enganchan con uno bueno aprovecho mi pase de cine ilimitado y voy a verlas. Con muy pocas esperanzas pero con los dedos cruzados vi The Young Victoria y tengo que reconocer que me gustó. En España se estrenó en abril como La reina Victoria.

Una julay disparatada hace de maniquí para las masas

Una joven Victoria recién salida de la adolescencia es candidata al trono inglés. A su alrededor hay una lucha brutal por la corona y por atraparla e influenciarla para poder usarla como un monigote. En una de esas tramas la chama conoce a un primo del que se encoña y con el que terminará casándose. Alrededor de ambos, un huracán de favores y mentiras gira sin cesar y en esos primeros años se forjará el carácter de una de las reinas británicas más legendarias.

Con las películas históricas es muy simple. O te gustan o te aburres como un tonto. Tienen un guión que está muy marcado por el contenido de la wikipedia y otras enciclopedias similares y en lo único que se lo pueden saltar es en los pequeños detalles y en las escenas de alcoba. En este caso tenemos a la que se convertiría en la reina Victoria y en como fue su llegada al trono. Su madre conspira contra ella y muchos más a su alrededor también lo hacen, de formas un tanto chabacanas como enviándole un joven para que se enamore, algo que sucederá solo que el tiro sale por la culata y al final ellos se quieren una jartá y no se dejan manejar. Hay mucha política de pasillo y mucho puñal clavado por la espalda como suele ser el caso cuando el poder anda de por medio.

El guión es sólido aunque le falta quizás un poco más de chicha y los actores y actrices lo hacen muy bien, con mención particular a Paul Bettany que hace de Lord Melbourne y da un mal yuyu que no veas ya que nunca está muy claro si va detrás de ella para quitarle el miriñaque o ponerle la pierna encima.

Si te gustan las películas históricas y quieres curiosear un poco en los comienzos de una reina que marcó un hito en la historia del Reino Unido, esta es una buena opción. Ni se te ocurre llevar a los amigos orcos o a la tonta descabezada que te la pela porque no te lo perdonan en la vida.

08/10

Una respuesta a “The Young Victoria – La reina Victoria”

Comentarios cerrados.