Tracks

TracksCubrir mi cuota de cine intelectual resulta a veces complicado ya que con muchas de esas películas es que me jamacullo y acabo sobando en el cine a pierna suelta, pero pese a esto, no dejo de ir a ver todo tipo de películas que llegan a la filmoteca y que raramente se estrenan en muchos cines. La de hoy es una de esas películas que saliendo de Australia, ha ido saltando de festival en festival y ganándose el estreno en varios mercados, aunque por ejemplo el de España es uno que parece que no tendrán. Se trata de una historia basada en hechos reales (como prácticamente todo lo que no son superhéroes hoy en día) titulada Tracks y que como he dicho, no tiene pinta de que se estrene en España.

Una julay se lleva a su más mejor amigo pepino a recorrer Australia de oeste a este junto con cuatro camellos y un perro y en la ruta se chifla toda que no veas

Una tipa más bien rarita, decide que quiere ser algo más que un cacho de carne con hachazo que se despatarra cuando le corresponde y se plantea un reto brutal, recorrer acompañada de camellos Australia, cruzando de oeste e este en un viaje de unos tres mil kilómetros. Después de conseguir los bichos y algo de dinero comienza su aventura y en la ruta conocerá un montón de gente, las pasará canutas, se divertirá, llorará y cuando todo parece imposible, conseguirá llegar a su destino.

Esta es una historia que en seguida te llama la atención por los fabulosos paisajes de Australia. La película tiene momento tras momento en los que las imágenes son fabulosas y la cámara no sabe muy bien que hacer para capturar tanta belleza. La historia comienza un poco simplona, con una tipa que no parece muy espabilada y que tiene una única idea pero gana cuando finalmente se pone en camino. Yo habría cortado la parte en la que aprende a manejar los camellos pero bueno, incluso con eso está bien. Tiene muchos momentos en los que es ella sola en el camino con los animales y los diálogos ocurren mayormente cuando un fotógrafo de la National Geographic la visita para hacerle fotos en esta aventura. La protagonista es Mia Wasikowska, la cual es australiana y aquí desata su acento local y resulta fascinante como la mujer esta medio autista que está obsesionada con una aventura que no tiene mucho sentido. Por supuesto, al doblar la película todo el acento se irá a tomar por culo, como sucede siempre, por más que cuatro comemieldas se empeñen en negarlo. El fotógrafo es el joven actor Adam Driver y sus escenas añaden un punto de diversión a una historia que en muchos momentos es demasiado solemne.

No es el tipo de cine que pueden soportar los miembros del Clan de los Orcos pero sí que es algo definitivamente válido para los sub-intelectuales de GafaPasta. Para el resto, solo si te gusta el cine que narra grandes aventuras.

08/10

2 opiniones en “Tracks”

  1. Pues ya sabes a donde planear el viaje del año que viene, que Asia ya lo tienes muy visto….

Comentarios cerrados.