Transformers: El último caballero – Transformers: The Last Knight

Transformers: The Last KnightHace más de dos semanas que vi la película que voy a comentar hoy y todavía me despierto por las noches con terribles pesadillas y gritando truscoluña no es nación mientras sudo como coño de penca. Por supuesto que antes de ir al cine ya sabía lo que estaba por venir pero claro, salvo por el mejor blog sin premios en castellano, no hay otro lugar en el que se pueda seguir esta saga al completo y viajar desde el tostón manío de Transformers, al que le di un 2, a la mierda absoluta de Transformers: Revenge of the Fallen – Transformers: La venganza de los caídos que acabó con un 1 y a otro trozo de mierda igual de grande como fue Transformers: El lado oscuro de la luna – Transformers: Dark of the Moon que recibió otro 1 y lo habíamos dejado con algo de esperanza en Transformers: La era de la extinción – Transformers: Age of Extinction que casi nos mata del susto a todos cuando le puse un 6. Por eso, estaba claro que iría a ver Transformers: The Last Knight la cual parece que no llega a España hasta el comienzo de agosto, aunque en el resto del universo ya se ha estrenado. El título en español será Transformers: El último caballero.

Un montón de julays no se cansan de gritar que truscoluña no es nación

Si algún Dios bondadoso me hubiese dado el don del pitonisismo, yo podría mirar en la bola de cristal y contar de qué va la película pero como no me lo dieron, creo que comenzamos en la Edad Media que resulta que ya había transformers y se mezclaban como con templarios y después un planeta como que se quiere chocar con el nuestro y va pilotado por una pava chiflada y totalmente desquiciada por una hiper-mega-menstruación combinada con el uso intensivo del güazap o algo así y un puñado de terrestres tendrán que luchar contra ella y les ayudará un viejo inglés que no creo que ya esté para esos trotes … o algo así.

Pretender que alguien escribió un guión coherente para esta película es demasiada pretensión. Esto es un desaguisado de efectos especiales en el que se mezclan luchas de la Edad Media, dragones, templarios, coches y camiones, planetas extraterrestres y extinciones mundiales, todo macerado con un exceso desmedido de efectos especiales y en donde lo único que no hacía falta era gente actuando. Al director se le ha ido el baifo al cielo y ha creado una especie de espectáculo del Circo del Sol ese solo que más aburrido que los que ellos hacen y sin la esperanza que alguien se caiga y se escoñe delante nuestra. La película ni siquiera pretende el tener una historia y hay un momento en el que no te duermes por el puto ruido, es que no paran de haber explosiones y así no hay quien duerma. El protagonista vuelve a ser Mark Wahlberg y a ratos Matt Damon ya que es el mismo ser humano con dos actores distintos. Lo hace fatal o bueno, no lo hace, ya que el corre y dice frases tontas pero no tiene ni idea de qué historia nos están contando. Anthony Hopkins necesitaba un cheque para pagarse las medicinas ahora que es ancestral y se prestó a esto pero vamos, que igual usaron un cromo suyo porque dudo que el auténtico estuviese allí. No hay mucho más que decir, una mierda de guión, una mierda de realización, una mierda de actuaciones y una mierda con muchos efectos especiales.

Esto seguro que se la pone morcillona a los miembros del Clan de los Orcos con tanta explosión y efecto especial y como ellos no tienen neuronas operativas, ni notarán que no hay guión. Puede provocar la muerte cerebral instantánea a los sub-intelectuales con GafaPasta expuestos.

01/10

2 opiniones en “Transformers: El último caballero – Transformers: The Last Knight”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *