Trepa al carro antes que arranque

Cuando tropiezas no una ni dos veces sino tres con la misma piedra tiene que haber algo ahí que te obliga a reincidir. En el año 2015 el Elegido, de Uitverkorene, The Chosen One o il Prescelto fue de vacaciones a las islas Filipinas por primera vez, aventura que está muy bien documentada y que incluso tiene un video precioso y maravilloso con una selección de las fotos que fui enviando diariamente a la chusma y gentuza:

En el año 2016 el aclamado autor de este el mejor blog sin premios en castellano regresó a las islas Filipinas para una segunda visita al paraíso. Por supuesto de eso se habló y mucho en Distorsiones y por supuesto, hubo también un vídeo con la selección de fotos de ese año:

Por tercer año consecutivo me sacrifico y regreso a las islas Filipinas para pasar allí tres semanas de vacaciones y unos días adicionales que gastaré en el camino haciendo una para en tierra de terroristas musulmanes en la que ciertamente, el beicon no será de cerdo. Durante los días que esté de vacaciones, si se presta y está de algún Dios, mandaré un correo electrónico, un emilio, una de esas cosas ancestrales que existían mucho antes que vuestro CaraCuloLibro o vuestro Tuiterota. Aquellos seres humanos que estaban suscritos a dicho correo seguramente recibirán este fin de semana un correo enviado desde mi iPad en el que les ofrezco la posibilidad de borrarse, de hacerme un cruz y raya total y tal y tal. Esos otros que no están en la lista o no están seguros tendrán que seguir el complejo proceso de la inscripción, que comienza rogando y pidiendo. ¿Cómo hacerlo? Es una tarea muy complicada y quizás no apta para los seres sin un desarrollo completo de su capacidad cerebral. Hay que mandarme un correo, a sulaco [truscoluñaNOSROBA] gmail [PUTO] com y por cortesía, por cachondeo o porque os sale de la pipa del eso, también podéis dejar un comentario por aquí informando al populacho que os habéis apuntado. Como todas mis direcciones de correo están de alguna manera entrelazadas, los mensajes seguramente surgirán desde otra cuenta, pero vamos, que una foto de las Filipinas es algo fácil de identificar. Si dejáis un comentario por aquí NI SE OS OCURRA DEJAR EL NOMBRE, EL CORREO ELECTRÓNICO O CUALQUIER OTRO DATO. Que sepáis que chusma y gentuza de la peor roba esa información. El año pasado creo que mandé postales desde Corón y este año igual repito la hazaña, aunque eso aún no está decidido y todavía recuerdo que lo de comprar las postales fue complicado porque esas tarjetas ancestrales ya no se fabrican. En el hipotético caso que queráis formar parte del equipo que recibe postales si las envío, indicarlo en un comentario o respondiendo al correo electrónico.

Si no ha quedado claro, a leerlo dos o tres veces más. Aquí queda dicho.

3 opiniones en “Trepa al carro antes que arranque”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *