Tres años de constancia en el Duolingo

Hace un rato no muy largo que anunciaba que Acabé el árbol del neerlandés en el duolingo y noventa y seis días desde que pasé el hito de los 1000 días de constancia en el Duolingo y ayer crucé otra de esas líneas legendarias. Los tres años consecutivos haciendo mis deberes en el duolingo. Tuvimos un año bisiesto de por medio así que añadí el día extra de ese año a esta saga interminable de ejercicios. Llegué a ese instante tan importante en la vida de uno estudiando inglés para holandeses, que es el equivalente a la ingeniería inversa y dado que ya hice el holandés para ingleses, era el caminito natural para añadir a los tres cursos de italiano que estoy haciendo, el de italiano para españoles, italiano para ingleses e inglés para italianos. A los ratos que voy en el tren desde Hilversum a Utrecht les he sacado un partido que no veas y esos cuarenta minutos diarios me sirven para practicar un montón. Los fines de semana suelo hacer menos ejercicios pero entre semana es raro el día que no supero los cien puntos de experiencia.

La semana que viene veremos el paso por el 1100 y once días más tarde y si no me olvido tendremos el paso por el 1111 y después de este empacho a duolingo, regresaremos a la tradicional anotación cada cien días. Por ahora, nos quedamos con el pantallazo que demuestra que ya llevo tres años sin perder el ritmo:

TRES años seguidos en Duolingo

2 opiniones en “Tres años de constancia en el Duolingo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *