Un amigo para Frank – Robot & Frank

Un amigo para Frank - Robot & FrankEn Hollywood una vez te sale una cana o se te caen tres pelos, te ponen a un lado y te reemplazan por alguien joven. Así, un extraterrestre que se envicie a ver películas americanas llegará a la conclusión que la gente vive poco o que somos jóvenes eternamente. Por esta puta manía, hay un montón de grandes actores y actrices a los que vemos en papeles secundarios muy de cuando en cuando mientras nos tenemos que tragar basura tras basura. Una excepción a esta absurda regla es Robot & Frank película que milagrosamente llegará a España solo que lo hará en mayo del 2013 con el exótico título de Un amigo para Frank y que oculta la característica fundamental de este amigo.

Un julay senil se va de putas con su iPad tuneado y se lo pasa de puta madre

En un futuro seguramente no muy lejano, un anciano comienza a tener problemillas y su hijo le pone un robot mayordomo para que lo ayude con las tareas de la cas y se ocupe de él. El hombre odia el puto aparato desde el principioi pero pronto descubre que en realidad la máquina es como un amigo y se embarca con el trasto en esperpénticas aventuras robando a los vecinos y convenciendo al robot de que lo hace por terapia y no por necesidad.

El guionista de esta película tiene que ser un cachondo que no veas ya que la trama es tan absurda y al mismo tiempo tan real que asusta y eso que lo sitúan en el futuro. La historia te la crees desde el principio y la fusión entre cosas cotidianas que parecen no haber cambiado nada en ese futuro y otras que sí son muy distintas a nuestro mundo actual ni distrae ni choca. Ese es uno de los grandes logros, junto con un grupo de actores y actrices haciendo un trabajo excelente. El protagonista es Frank Langella y borda su papel. Con él nos emocionamos, nos reímos, nos enfadamos y nos lo pasamos muy bien. A su lado, el robot, del que solo hay la voz humana de Peter Sarsgaard, es un trasto cachondo que demuestra que cualquier programa, por muy bien escrito que esté el código, tiene errores y tarde o temprano salen a flote. Ambos tienen una relación muy tierna y absolutamente increíble. En algún punto de la historia Frank se echa una amiguita y esta resulta ser Susan Sarandon, otra gran actriz a la que la vejez retiró de las pantallas o al menos de los papeles protagonistas. Del resto, me gustó mucho James Marsden haciendo el papel del hijo que quiere un montón a su padre pero que tiene algunos problemillas con el mismo.

La película destila ternura y cariño por todos lados, tiene momentos cachondos, momentos tristes y todo está tan bien mezclado que cuando acaba te quedas con ganas porque podrían haber seguido una hora más y no se habría hecho pesada. Le falta un pelín para ser un peliculón pero aún así es una de esas que no hay que perderse. Dado a la temática y al protagonista, este es el tipo de cine en el que en la entrada controlan que no entren miembros del Clan de los Orcos ya que no tienen el cerebro lo suficientemente desarrollado para disfrutarla pero para los demás es una que no hay que dejar escapar, incluso si tienes GafaPasta.

09/10