Un don excepcional – Gifted

GiftedResulta raro que una película gringa se recorra todo el universo conocido antes de llegar a los Países Bajos y cuando sucede, siempre me pregunto si será tan mala que han esperado hasta que los obligaron a ponerla en el cine. Por aquí lo normal es que seamos los primeros, los estrenos se suceden sin pausa y las cosas flojillas entran en la cartelera, fracasan y desaparecen en siete días. La película esa tan rara que llegó al final de su vida comercial es Gifted, la cual pasó por España allá por junio con el título de Un don excepcional, aunque si a mí me preguntas, yo traduciría más lo de gifted en centímetros de larga y de gorda, pero bueno, hay gente que al parecer lo de super-dotado lo usan para referirse a movidas mentales de esas.

Una julay empollona vive con su tío que solo quiere que se vaya a casa de la negra de al lado para empetársela a la profesora de la escuela

Una niña de madre genio-suicida vive con su tío que trata de criarla como un chiquillo cualquiera, entre pobres y con una vecina negra para que tenga de quién reírse y se pueda sentir superior o algo así. En eso que en el colegio se dan cuenta que la niña es repelente por ser lista y de alguna manera acaban informando a la abuela que es como la Diana de uVe de mala-malísima pero en vez de ratones, esta come cocodrilos crudos o algo así. En eso que la abuela monta un pleito para quedarse con la custodia de la chiquilla que hasta ese momento le sudaba la pipa del coño y el hijo acaba a la gresca con la madre, la niña sufre, la profesora de la niña acaba aprovechando para meter chocho y pillar salchicha y la negra llora y llora y ni siquiera hace falta pegarle jaladas. Más o menos.

Resultó que es un drama muy pero que muy interesante sobre las madres dominantes y nocivas para sus hijos, sobre la educación de los niños superdotados en entornos en los que los aíslan del resto y sobre los vínculos de amor entre la gente. La historia está contada de una manera preciosa, muy lentamente, sin flashbacks, con multitud de momentos para disfrutar de la relación entre la niña y su tío, que interpreta Chris Evans, actor que por culpa de la lycra que se pone de super-héroe se me había olvidado que hasta puede actuar. A su lado, Octavia Spencer está de fábula como la vecina que quiere con locura a la niña pero que sabe que no pinta nada en ese entierro por no tener relación sanguínea con la chiquilla y además, porque es negra. De la chiquilla no puedo decir nada, bordó su papel pero es que era una niña haciendo de niña, así que resulta pronto para poder anunciar el descubrimiento de una gran actriz. Básicamente, una muy buena película.

No es el tipo de cine que van a ver los miembros del Clan de los Orcos, sin efectos especiales y además un drama pero sí que es algo para los sub-intelectuales con GafaPasta. Quiero que conste en acta que hoy la fui a ver por segunda vez.

08/10

2 opiniones en “Un don excepcional – Gifted”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *