Un espía y medio – Central Intelligence

Central IntelligenceNo se puede decir que yo pierda una oportunidad para ir al cine. Hace un par de semanas, cuando regresé de Málaga por Eindhoven, miré la cartelera del cine Pathé que hay en esa ciudad y aproveché para ir a ver una comedia camino de mi casa. Recuerdo haber visto el trailer de esa película en alguna ocasión pero de alguna manera, no parecía convencerme. Se trata de Central Intelligence y se estrena la semana que viene en España con el fastuoso títuo de Un espía y medio.

Dos julays que ni se conocen nos tocan los güevos a todos sin chimpún

Un retaco que fue elegido en su instituto gringo como el tapón que más probablemente triunfaría es un puto fracaso veinte años más tarde. La bosta amariconada del instituto aparece en su vida y ahora es un chamo musculoso y rarito que le pide ayuda y lo embarca en movidas de la CIA o algo así. Juntos tendrán que salvar el mundo o el universo o algo parecido.

El principal motivo de cachondeo en esta historia es que uno de los tíos no levanta un palmo del suelo y el otro es gigante con lo que el noventa por ciento de las supuestas escenas cómicas juegan con la diferencia de altura. Conmigo no funcionó y hubo un tramo de la película, la parte fundamental en la que establecen la misión que tienen que completar que me aburrió tanto que me quedé dormido. Los flashbacks a la época del instituto me parecieron de pena y lo mejor ya aparecía en el trailer y las aventuras en el presente eran demasiado previsibles. Quizás el problema sea Kevin Hart, actor que a los gringos les encanta pero que a mí me parece patético y siempre tengo la sensación que la película estaría muchísimo mejor sin él (sea cual sea la peli). En este caso, la magia de Dwayne Johnson, que es el rey de hacer de sí mismo en el cine con el mismo papel una y otra vez, no funcionó. Se les olvidó mencionar que en lugar de una comedia se lo querían tomar en serio y hacer una película de espías que no funciona. En el tramo final de la película hay una escena de esas en las que uno de los protagonistas hace un desnudo integral sin que se vea nada porque la cámara siempre encuentra algo para obstaculizar la visión y la escena no tiene ni puta gracia. A esas alturas yo ya contaba los minutos hasta los títulos de crédito. En una palabra: mediocre.

Mi sentido del humor seguramente no es similar al de los miembros del Clan de los Orcos así que a ellos es posible que les guste asistir a una serie de estupideces encadenadas. Definitivamente, prohibida para los sub-intelectuales con GafaPasta. Para ver un domingo por la tarde en Telajinco durmiendo la siesta.

05/10

Una respuesta a “Un espía y medio – Central Intelligence”

  1. Si, he visto el trailer en la tele y era para vomitar, hasta un cinco es demasiado creo yo, por el trailer, claro… 🙁
    Salud

Comentarios cerrados.