Un Koningsdag tranquilo

Ahora que Amsterdam es un parque temático para turistas y allí lo que no hay son holandeses, el secreto mejor guardado tanto de la Koningsnacht como del Koningsdag, que son respectivamente la noche previa al cumpleaños del Rey y el día del cumpleaños del Rey, es que a donde vamos los holandeses es a un montón de ciudades en las que no hay turistas. Mientras que Amsterdam se rige por los mismos principios que la prostitución y es todo sobre el dinero que te voy a sacar, fuera de esa ciudad es donde las cosas se ponen interesantes. En Utrecht, por ejemplo, hay una ancestral tradición de comenzar los rastros callejeros desde la noche antes y durante la Koningsnacht cientos de miles de visitantes pasaron por el centro de la ciudad para pasárselo bomba. El rastro en Utrecht dura veinticuatro horas y es seguramente el más popular del país. Sobre la medianoche, momento en el que yo estaba en el centro, el lugar era una auténtica locura, con todo el mundo pasándoselo bien y mejor aún, sin podemitas, que se quedan en casa criando la úlcera por la rabia tan grande que les da que todo un país celebre con un día festivo el cumpleaños de su rey. A partir de la una de la mañana en Utrecht estaba prohibida la música en las calles, por aquello de que hay gente viviendo en la zona que también tiene derecho a sobar, pero sí que se permitían los rastros callejeros. En la ciudad de la Haya también tuvo unos doscientos mil juerguistas que acudieron al festival que se organizaba dentro de la misma.

Durante el día, este año los reyes visitaron Tilburg, lugar al que fueron casi ciento cincuenta mil personas. Ya sé que por aquí alguna y alguno sois culocoches así que me gustaría que me mandéis la foto con la cara de disgusto al saber que los reyes (hasta la argentina) y sus tres hijas fueron a Tilburg en TREN.

Este año habían previsto un tiempo pésimo y al final hubo frío, muchísimo frío, pero al menos no llovió todo el tiempo. Por la mañana, los cero graditos daban alegría y cosa buena. Yo pasé de ir al centro y en su lugar opté por hacer deporte por la mañana y por la tarde ir al cine ese que está en el norte de la ciudad. Al final, la gran noticia del día fue que pese a los temores, los joputas-terroristas esos que todos sabemos no asomaron el hocico y todos tuvimos la fiesta en paz. No creo que hubiesen podido pasar al centro de las principales ciudades con los pedazo de jardineras que pusieron en algunas de ellas y que parecían estar fabricadas en hormigón.

2 opiniones en “Un Koningsdag tranquilo”

  1. Aquí ha estado cayendo un diluvio desde ayer, en 12 horas, han caido 110 litros por m2 y ha seguido lloviendo, es una pena que no se pueda poner un vídeo aquí que sacaron en las noticias, con Huelva con las calles que parecen ríos y sacaron a un cachondo en la calle con una caña de pescar y un pez en el anzuelo en mitad de la calle 🙂
    Salud

  2. El mundo está al revés, en todo abril, en Galicia ha llovido el domingo, y eso de forma triste y escasa. Se empieza a hablar de restricciones de agua, qué triste. El finde hicimos una ruta para ver unas cascadas, y la única persona de allí con la que nos cruzamos nos dijo que normalmente en esta época llevaban el triple de agua, y le creo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *