Un mundo del revés

En un mundo que estuviera del revés las tías que llevan falda o minifalda serían las más populares y entre esas las que no se ponen bragas acapararían todas las miradas disponibles. Las faldas largas taparían las caras de las mujeres que las usan y tendríamos que juzgarlas por su chocho y no por su belleza exterior. Estoy seguro que inmediatamente surgirían organizaciones para protestar y reivindicar la belleza exterior y nos llamarían superficiales y descerebrados por fijarnos únicamente en el coño de una mujer y no en lo bonita que es su cara o lo perfecto de sus rasgos. Sería un mundo más justo y más centrado en el tema que el actual, en donde la cosmética, la cirugía plástica y las tendencias de la moda nos alejan de aquel que tendría que ser el objetivo primordial de las relaciones humanas. Imaginad como sería un paseo por cualquier calle de país poblado por mujeres con Burkas, todas esas piernas y esos piporros al aire. Esa gente aprendería a disfrutar de estos pequeños momentos, tendrían algo de alegría visual en su vida y puede que todos viviéramos mejor. O eso o reescriben su hoja de ruta también conocida como Corán y añaden una cláusula para que los pantalones sean de uso obligatorio entre las féminas.

En un mundo que estuviera del revés Escocia sería un destino turístico de primer orden para cualquier mujer. Los hombres llevarían la mercancía expuesta y las mujeres podrían juzgarnos por lo que en realidad somos, un colgajo entre las piernas.

En un mundo del revés las tetas también colgarían hacia arriba y esas hembras que las llevan colgando hasta el ombligo se podrían beber unos vasillos de leche de cuando en cuando ya que tendrían los pezones a tiro de chupetazo. En este caso las faldas largas ayudarían a ocultar el asunto.

En un mundo del revés las películas comenzarían por los títulos de crédito y sabríamos como acaban desde el comienzo, o el final, o lo que sea. Los conciertos arrancarían con los vises y uno se correría antes de follar. Para las chicas que no son capaces de llegar al orgasmo pero que no se atreven a reconocerlo tendrían que arrancar la faena con una excelsa interpretación orgásmica para después continuar con el resto. En ese mundo primero nos sacudiríamos el rabo y después mearíamos y uno se limpiaría el culo antes de cagar. Comeríamos primero el postre y acabaríamos con los entrantes. Uno tendría que ser despedido de un trabajo o dejarlo voluntariamente antes de llegar a hacer algo en el mismo y el día que acaba nuestra relación contractual sería ese día en que hacemos la entrevista de trabajo.

En un mundo del revés naceríamos viejos y moriríamos jóvenes. Los mejores años de nuestra vida serían los últimos, ajenos a todo y disfrutando de la teta que nos alimenta sin más preocupación.

Me pregunto por qué el Creador hizo las cosas del derecho cuando está claro que habría sido mejor interpretarlo todo del revés.

8 opiniones en “Un mundo del revés”

  1. Hay un cuento de Alejo Carpentier en el que desarrolla este tema en profundidad. Luego lo busco y lo dejo escrito para aquel que tenga algún interés, que luego estas citas quedan muy bien, como de tío culto, escondiendo al borrego que todos llevamos fuera.

  2. Y podría tocarme la lotería sin haber comprado todavía el número. Lo malo es que las quinielas de fútbol perderían todo su interés.
    Ahora en serio, no estaría nada mal morir como semilla en el interior de nuestra madre.
    Saludos

  3. …y el coño de mi novia se me comería a mí en vez de ser yo el que se lo coma, y las cucarachas nos pisarían a nosotros en vez de nosotros a ellas y las verduras sabrían bien. La verdad, si Dios hubiera creado el mundo al revés no sé si sería mejor, pero sí más divertido.

  4. Llevo 2 años con esto pegado en mi mesa de trabajo:
    La vida según Quino
    …Pienso que la forma en la que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: Uno debería morir primero, para salir de eso de una vez.
    Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar, trabajar por cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar tu jubilación. Luego fiestas, parrandas, drogas, alcohol. Diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estás listo para entrar a secundaria… Despues pasas a primaria, y eres un niño (a) que se la pasa jugando sin responsabilidades de ningún tipo… Luego pasas a ser bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas los mejores y últimos 9 meses de tu vida flotando en un liquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo….. ¡¡¡ Eso si es vida !!!

  5. No se os puede dejar solos. Apenas estoy cuatro días sin conectar y parece que ha llegado el fin del mundo.
    A ver, Sulaco, ¿quién te dejó tan colgado que terminas con estos palabros?.
    Me parece que esto no se hace a un amigo, así que, por favor, busca entre tus enemigos y la próxima vez no las invites a casa.
    El mundo al revés ya está más que machacado, ¿o es que no ven que venimos de él y terminaremos en él?

Comentarios cerrados.