Un pasito pa’lante Sulaco …

Nosotros los iniciados en las artes secretas y misteriosas del patinaje de velocidad somos un grupo muy bien avenido. Una de las primeras cosas que aprendes cuando vas regularmente a patinar es que si alguien levanta la mano y se pone a dar unos gritos absurdos quiere decir que alguien se ha caído por delante de ti y debes tener cuidado para evitar desmembrarlo con las cuchillas que llevamos como zapatos. Ayer tuvimos un montón de esos gritos y manos alzadas y después de que la hora de clase hubo terminado, comentaba con el Rubio lo mal que estaba el hielo, con muchas grietas y pequeños agujeros que parecían el resultado de una previa estampida de caballos. La clase de ayer fue la primera que disfrutamos a cero grados de temperatura, ese número mágico que separa el agua del hielo. El fresquito se agradece porque yo con el chándal y el polar sudo como un cerdo y acabo abriéndome el polar y enseñando mi camiseta de Bart Simpson con esa frase tan verdadera que dice To BEER or not to BEER y que dejo al populacho que traduzca libremente. No hace muchas semanas éramos como quince en clases de patinaje y ayer solo acudimos cinco. Con un grupo tan pequeño, la cosa es más íntima. Al ser el único capacitado en el grupo para mear de pie sin que corra el meado entre las piernas, todas mis niñas me prestan un montón de atención. Ayer comenzamos dando tres vueltas de calentamiento y la chocha de la profesora se vino conmigo, para admirar mi fabuloso estilo, ese arte tan grande que llevo dentro y que no salió a la superficie hasta que me mudé a un país con invierno y anillos de patinaje de velocidad. La profe no se anduvo por las ramas: ¿De dónde eres? ¿Por qué viniste? ¿Cuántos años llevas aquí? ¿Qué tú trabajas? ¿Dónde? ¿Cuánto cobras? ¿Patinabas antes del curso? ¿Te vuelves a apuntar en enero para seguir conmigo? ¿te gusta Holanda? ¿Qué piensas de Truscoluña? ¿Qué tú comes coño? y todas esas cosillas que la gente quiere saber. Claro, si tienes que reasignar las tres neuronas que estás empleando para doblar las rodillas y bajar el centro de gravedad, mirar adelante, mantener la espalda recta, controlar que nadie se estampe contigo, empujar lateralmente, dar un toque final, levantar el patín y llevarlo hacia atrás, volver a ponerlo en tu centro de gravedad, desplazar el peso hacia esa pierna, recomenzar el movimiento y procurar generar impulso adicional con la cadera y sin balancear las manos como un molino, como digo, si tienes que reasignar una parte significativa de tu cerebro para responder las preguntas la hostia está cantada, así que la ninguneé y me centré en el tema, que no pago por responder preguntas sino por entrenarme para conseguir medalla representando a la República Platanera del Noroeste de África en los próximos juegos de invierno.

Ayer seguimos afianzando nuestros vastos conocimientos con pequeños ajustes que suponen una gran diferencia. Ahora, además de bajar el centro de gravedad doblando las rodillas, balancear, impulsar lateralmente, dar el toque de cadera y cintura, usar la mano para que el movimiento del hombro también aporte algo de energía cinética y en un solo movimiento grácil y elegante transferir el peso de una pierna a la otra, hemos aprendido que en ese preciso instante en el que se produce la transferencia, adelantamos el pie que recibe el peso como si fuéramos a dar un paso generamos un momento de energía fabuloso que nos lleva hacia el futuro más cercano e incrementa nuestra velocidad. Parece una perogrullada pero he reducido en cinco segundos el tiempo total que empleo en dar una vuelta al circuito sin incrementar el esfuerzo e incluso reduciéndolo. Ahora es que hasta parezco un patinador de verdad.

Mi profesora, que seguía con sus cañones apuntando hacia el Elegido, se vino conmigo y me dio explicaciones adicionales y se maravilló por la belleza indescriptible de mis movimientos. También practicamos el balanceo del peso en curva, algo fundamental para el día en el que comencemos a cruzar las piernas con los patines y seamos como balas fabulosas que corren por la pista.

Como alguno siempre dice que los vídeos ayudan, hoy tenemos un documento exclusivo, único e irrepetible, algo que nadie pudo soñar en sus pesadillas más salvajes. Otro vídeo en el Vechtsebanen.

Hay varios detalles en los que os tendréis que fijar. Alrededor del sexto segundo llega una de mis compañeras con la banda verde. La reconoceréis por el polar de color rosa pálido. Cuando faltan once segundos para el final llega otra compañera vestida de negro, con banda verde y una bufanda enorme en color crema. Pero lo realmente increíble es que en los últimos cuatro segundos llega la chocha de la profesora, la cual reconoceréis por el arsenal de bandas verdes que cuelgan de su hombro. Junto a ella va otra de las chamas de mi clase.

Para que después me pongan reproches en los comentarios …

6 opiniones en “Un pasito pa’lante Sulaco …”

  1. El problema es que llevan mucha ropa y no se pueden apreciar bien los volúmenes.
    Le podrías proponer a tu profe que le enseñabas lucha canaria en su modalidad de “en pelotas y en la cama” mientras le respondías a su cuestionario…jajaja
    Tienes medalla por el detalle del video.
    Salud

  2. El video que sería la bomba, es uno tuyo patinando. Jajaja?? Claro que yo lo grabaría con la pista vacía (sin nadie a la vista), y solo tu silueta (irreconocible y en negro) patinando. Luego le pondría unos efectos especiales (tipo haz de luz sobre la negra figura), que le dieran ése toque de que llega El Elegido??y todo resplandece. Jajaja??jajaja?? Y, para terminar, al final del video, aparecería tu profesora con los brazos extendidos y el micrófono en mano??para que respondieras sus preguntas.

  3. Sulaco: Es lo que suelo hacer, desde que me conozco, soñar…soñar…soñar; lo bueno es que, a fuerza de insistir, la mayoría de mis sueños se cumplen siempre. Jajaja…

    Genín: Efectivamente, con un tutu rosa, estaría estupendo; al imaginarlo me ha hecho mucha gracia.

  4. Coño, la tanda de preguntas es para ver si eres un inmigrnate aprovechao o un buen partido para luego hacerte otras propociociones, así que se amable a ver si cae algo 😉

Comentarios cerrados.