Una boda de muerte – A Few Best Men

Una boda de muerte - A Few Best MenHay películas que aparecen en cartelera como de la nada, nunca has oído hablar de ellas, nunca has visto un trailer o leído una crítica y una mañana, cuando estás mirando las cosas que puedes ir a ver te la encuentras. Mi curiosidad sin ser infinita, sí que es amplia y como al fin y al cabo tengo que llenar mi cupo de ciento cincuenta películas de este año y el género de la comedia es uno al que no le hago ascos, cuando vi que se había estrenado A Few Best Men opté por darle una oportunidad. Al parecer en España se estrenó en enero, hace ya diez meses, con el absurdo, ridículo, estúpido y patético título de Una boda de muerte que pretendía recordar a los espectadores que el guión lo habían escrito los mismos que hicieron otra comedia británica. En fin, algunos distribuidores irán directos al infierno por los crímenes cometidos ??

Un julay se encoña de una chocha aussie y se va para allá con sus más mejores amigos para celebrar el bodorrio del milenio y todo se sale de madre

Un chaval inglés está de vacaciones en una isla remota y perdida del universo. Allí conoce a una chica de la que se enamora perdidamente y deciden casarse. El chaval viaja a Inglaterra a comunicar la noticia a sus amigos y con ellos se dirige a Australia. Allí descubrirá que el padre de su novia es senador y muy importante y la boda, además del acontecimiento del año en Australia será poco menos que un desastre cuando se les escapa el control y las cosas se desmadran.

El género de las bodas está muy en boga en los últimos años. Tenemos despedidas de solteras, de solteros, movidas antes, durante y después de la ceremonia y parece que a los guionistas no se les acaban las ideas. En este caso, el punto original es situar la acción en Australia, en una sociedad que parece sacada de algún episodo viejo de cuéntame como pasó, con rígidas costumbres y cosas que ya no se ven por la decadente Europa. El guión funciona a ratos, tiene momentos brillantes y otros que parecen estar ahí para sumar algo de tiempo y así superar la barrera de la hora y media. De entre los actores, me quedo con Olivia Newton-John, que regresa de la tumba para interpretar a una madre algo alocada, drogata y borrachuza y a Xavier Samuel, un actor australiano que en este caso interpreta a un británico y que conmigo ha tenido suerte porque me ha caído en gracia en todas las películas en las que ha actuado recientemente. Imagino que todo el acento y las bromas linguísticas se perdieron en el doblaje al español. Yo solo puedo decir que me reí desde el principio hasta el final, que me gustó la forma en la que desarrollaron la historia y que el humor negro con el que la pincelaron funciona muy bien conmigo.

No está en los cines así que únicamente es opción para apoltronaros y verla en casa.

07/10

Una respuesta a “Una boda de muerte – A Few Best Men”

Comentarios cerrados.