Una casa típica holandesa

Una casa típica holandesa

Una casa típica holandesa, originally uploaded by sulaco_rm.

En Giethoorn cada casa es una isla, rodeada de agua por todas partes y se accede a las mismas a través de puentes de madera. La que vemos en la foto tiene el tejado de caña o rieten dak en neerlandés, el cual se usaba muchísimo hasta hace unos años. Una vez alguien me comentó que hay muchas de estas casas cuyo tejado está protegido y reciben subvenciones para su mantenimiento.

13 opiniones en “Una casa típica holandesa”

  1. Lo que es tener niños: además de pensar en lo chula que es… he pensado en lo peligroso que tiene que ser para los niños pequeños, con tanta agua alrededor y sin reja que la separe.

  2. Landahlauts, dos cosas. Los canales casi no tienen profundidad (menos de un metro) y en Holanda es obligatorio que los niños aprendan a nadar, creo que incluso han de pasar un examen y obtener un título.
    Dicho esto, mi amigo el Rubio tiene tres hijos (5, 3 y 6 meses) y tienen en el jardín una zona de acceso directo al agua y los chiquillos juegan en el jardín sin problemas. Saben que el agua está fría, llena de plantas y nunca les he visto el menor interés en saltar en esas aguas. Supongo que cuando te crías ahí, tener el agua al lado forma parte de tu mundo y no sientes la tentación de lanzarte.

  3. sulaco, se han ahogado niños en simples bañeras, incluso en cubos, no es cuestión de que te apetezca lanzarte, es que no piensan en las consecuencias, si les cae una pelota, van detrás a buscarla, y en menos de un metro, en menos de 10 cm., para un niño tan pequeño el peligro es el mismo que si hubiese 30 m. de profundidad. Al ver la foto yo he pensado lo mismo que luego comentó Landahlauts, será por tener un hijo o yo que sé, pero si el mío jugase en ese jardín, sería conmigo pendiente de él.

  4. virtuditas, lo deben ocultar porque yo no leo ese tipo de noticias y “estamos” rodeados de agua por todas partes. Por mi casa juegan a la pelota y cuando se les cae, la pescan con una caña.

    Alguna vez he comentado la gran diferencia entre los niños de aquí y allá, también en lo referente a llorar y montar una perreta. Unas casas más arriba de la de la foto había un niño en el jardín, sin vallas y con un cochito de pedales corriendo de lado a lado por la hierba y sin ningún tipo de barrera.

    Y vuelvo a repetir que NADAR es obligatorio. TODOS los niños han de pasar el examen y no es extraño que la gente los enseñe a nadar antes que a caminar. Los hijos de mi amigo el Rubio van a la piscina desde que nacieron prácticamente.

  5. Debe de ser que los padres los cuidan, porque realmente el peligro es real. Aún cuidandolos, no me quiero acordar de varias tragedias con niños en piscinas…
    Salud

  6. Mi hijo va a la piscina desde los seis meses, que es cuando aquí empiezan los cursillos de natación para bebés (cumplió el sábado dos añitos), le encanta el agua, no le tiene ningún miedo, y NO sabe nadar como para dejarlo solo, en el hotel de las vacaciones tenían una piscina, y en cuanto la vió, precisamente acostumbrado al agua, se lanzó dentro sin más, y yo detrás, que por poco me da un telele solo con el cambio de temperatura, y el niño pesa 13 kg, por dios…. por tanto mi hijo aprendió a moverse en el agua antes que a caminar, pero yo no le dejaría jugando solo en ese jardín sin supervisión, esa es mi opinión, claro.

  7. En Holanda tendrías un problema. Hay canales al lado de tu casa, en la calle, junto a la carretera, rodeando el colegio, en los caminos y si tu hijo ve ese agua de aspecto inquietante y salta, se llevará dos sorpresas: una con la temperatura de quince grados o menos que seguro que le impacta y dos con todas las algas que hay por el fondo y que lo hacen realmente desagradable. Yo veo a los hijos de mi amigo el Rubio jugando en el jardín y ellos no ven el agua de los canales como una piscina. Lo ven como frontera natural y si se les cae la pelota, van a buscar a papá o mamá para que la saque del agua.
    Frente a mi oficina hay un estanque enorme y un colegio y los chiquillos juegan al lado sin más problemas. No hay vallas ni protección alguna con el estanque y de hecho, los patos y gansos que viven en el mismo se pasean por las calles y van al colegio a buscar comida de los niños y la gente se acerca al lugar sin darle la más mínima importancia.

  8. Sulaco, los nenes en holanda se ahogan, eso pasa mucho, solo que como bien sabes, normalmente esas noticias no llegan a todo el mundo, debes leer en holandes el periodico y ciertos, porque no todos lo publican. Un besote.

  9. Ah y cierto, en el cole aprender a nadar es obligatorio, solo que no comienzan sino a ciertas edades, los que se ahogan son los mas chiquitos… Un beso.

  10. En este enlace tenéis estadísticas y se ve que son muy bajas. También demuestran que Dios existe y que no es musulmán porque los que se ahogan a destajo son los niños terroristas musulmanes mayormente marroquíes y turcos y esos en el escatérgoris no cuentan como holandeses. En España entre 70 y 150 caen por año lo cual me parece un valor muchísimo más alto que el holandés.

  11. Aunque éste post es de hace 3 años, me apetece comentarlo (al hilo de haber visto ésa foto, de nuevo, el día 7 de éste mes).
    Entiendo la preocupación que puede tener cualquier padre ante una casa sin barreras, y con agua alrededor. Yo soy de las que no deja salir a un niño al balcón, por si se le ocurre saltar; de las que se pone al lado del tobogán, y hacen el recorrido a la par que el crío. Pero con el paso de los años, me he ido dando cuenta de algunas cosas; entre ellas: que cualquier barrera, que el niño perciba como artificial (y aunque parezca mentira, los niños, inconscientemente se dan cuenta de ello), les produce una curiosidad poco productiva; y en algunos casos, malsana y peligrosa. También eso ocurre con los adultos; basta que nos pongan límites??para tener más ganas de ir en ése sentido. Por eso creo que puestos a poner barreras??mejor que sean naturales; un árbol, un lago, un matorral, un huerto, o cosas por el estilo, tienen más posibilidades de producir una curiosidad sana, más creativa, y también más natural. Igual que pienso que los límites visuales (muros, vallas, edificios, etc.), de alguna manera influyen en el carácter del futuro adulto. Cuanto más espacio abierto, cuantas menos limitaciones, cuanta más información, cuantas más explicaciones, cuanta más visibilidad??.más amplitud de miras en el mañana.
    Hace unos días leí que un niño falleció, en una guardería, tras meter la cabeza por los barrotes de la valla. Hace unos meses, también otro pequeño chocó contra el muro de un patio (con su bicicleta) y quedó en coma después de un traumatismo grave. En fin, que los peligros acechan por todos lados. Sin embargo yo creo que lo mejor que podemos hacer (como adultos) para proteger a los niños, es darles todo tipo de explicaciones y permanecer a su lado hasta que , con el paso del tiempo, comprobemos que lo han entendido bien. Lo demás, ya no está en nuestras manos. Así que en una casa como la de la foto, y cuidados responsables, un niño estaría estupendamente.
    ?sa es mi opinión. Pero, por supuesto, sigo entendiendo a los que ésa situación les crearía preocupaciones. Y, desde luego, yo estaría en el jardín con el niño (y con cien ojos); igual que estoy en un balcón, en un parque, en la calle, o donde haga falta.

  12. Los hijos del Rubio solo saltan al canal cuando está helado y para patinar y no antes de que el padre compruebe el grosor del hielo en una ceremonia muy ostentosa y diseñada para darle la importancia al peligro que tiene el hielo delgado. A mi amigo el Rubio, lo que le preocupa más es que uno agarre un cuchillo en la cocina y haga una desgracia jugando y siempre controla que no estén a su alcance y los alecciona para que no los cojan, solo que la enana de tres años vive en su propio mundo y a esa las cosas no le entran tan fácilmente.

  13. Con algunos niños, la paciencia se pone constantemente a prueba. Pero tu amigo el Rubio parece que hace bien las cosas. ?sa ceremonia, de la comprobación del hielo, tiene que ser digna de ver. Para hacer que los pequeños (y también los grandes) se den cuenta de la importancia de las cosas, tendríamos que acostumbrarnos a efectuar algunos cambios en nuestro ritmo vital; y ceremonias, charlas, reuniones, etc., son muy efectivas y saludables. Si todos los padres hicieran como tu amigo, el mundo mejoraría muchísimo.

Comentarios cerrados.