Una cuestión de género – On the Basis of Sex

Reconozco que nos han dado la vara tanto con el trailer de esta película que no veía la hora para que la estrenaran y así poder pasar página con lo cansino del tema. Además, hace poco vi un documental fantástico sobre esta pava, así que más o menos sabía lo que nos iban a contar y en el trailer se veía todo como muy limitado a un periodo de su vida ya que siempre salía de pava joven, en plan chocha del martes cuando el producto original es más bien de esos de sacarte el crucifico que llevas siempre en el pecho por fuera por si así puedes evitar que se te acerque ese bicho. La película que han hecho se titula On the Basis of Sex y en España se estreno a finales de febrero con el título de Una cuestión de género.

Una julay viejuna está siempre emputada que no veas y buscando bronca como cualquier hembra jinameña pero sin ponerse las fastuosas y coloridas lycras de aquellas.

Tenemos que allá por la edad de Genín, hace cienes y cienes de millones de segundos, en las universidades gringas no solo se limitaba el acceso a los negros, las hembras tenían cupo y más bien se les permitía entrar para que buscaran marido y nadie esperaba que supieran leer o escribir, aunque sí que era obligatorio que supieran mamarla con ilusión y fantasía. Una de ellas resulta que es un cerebrito y sus profesores hacen lo imposible por putearla pero como la chama ya se casó con otro que estudia para abogado y hasta la empreñó, ella, sabiendo que tienen un sueldo en la casa, sigue pa’lante. Cuando acaba la carrera nadie la quiere contratar porque tiene hachazo y se mete en pleiteos raritos y tratando de conseguir que las leyes traten a las hembras como seres superiores a los perros pero quizás un pelín inferiores a los hombres blancos, que todos sabemos que son lo más de lo más. La tipa pleiteará y pleiteará y como tiene mala leche, más que amigos hará enemigos o algo así.

Aquí nos centramos en los inicios de RBG, cuando estudiaba la carrera de derecho y después cuando tuvo su propia carrera de obstáculos para poder ejercer como abogada. La historia entretiene pero tiene ratos en los que la mujer grita tanto y está tan cabreada con todo el mundo que cansa. Además, no ayuda que el marido, no sé si adrede mandado por el director o sin darse cuenta, como que parece que tiene el síndrome del julandrismo y que está con ella porque es lo más parecido a un hombre fuerte que pudo encontrar. Felicity Jones es la que interpreta esta mujer y desde el principio da la impresión que lo que buscaban era el Oscar a la mejor actriz y por desgracia, cuando ese es tu objetivo, se te suele olvidar que estás haciendo una película y la cagas, como sucede aquí. De su interpretación, decir que te hace cogerle manía a la RBG esta por cansina y por pegoste y toda la idea de la lucha por los derechos de la mujer se va a tomar por culo. De Armie Hammer decir que este es el peor papel que ha hecho en mucho tiempo, está como amariconado, amansado, sin ganas, se mueve por la pantalla como si le hubieran metido un tampón por el culo y estuviese a punto de rebosársele de la mierda. Al final, lo que queda es que tenían una buena idea y no supieron llevarla a cabo y además, la cagaron eligiendo a sus protagonistas.

Esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos que harán bien en evitar los cines y aunque se supone que la maquinaron pensando en los sub-intelectuales con GafaPasta, no creo que esté a la altura de lo que estos buscan en un cine. Bastante flojilla.

Una respuesta a “Una cuestión de género – On the Basis of Sex”

  1. Pasando totalmente…
    Y lo que dices de las Uni de USA, tuve ocasión de comprobarlo personalmente y tienes toda la razón…
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.