Una cuestión de tiempo – About Time

Una cuestión de tiempo - About TimeA mí el único ingrediente que me hace falta para ir a ver una película es Ciencia Ficción, pero si añades comedia y drama y romance, no hay cadena en el mundo que me pueda mantener alejado de las salas. Este fin de semana no iba a estar en mi casa pero organicé el jueves de manera que pude hacerme una sesión doble, siendo una de las dos películas que fui a ver About Time, la cual se estrena en España la semana que viene con el título de Una cuestión de tiempo, el cual sin ser lo mismo, se acerca bastante. Si no quieres seguir leyendo, es una muy buena película.

Un julay descubre que puede viajar en el tiempo y se emplea a fondo para poder chingar a la pava que se la pone morcillona

Un joven británico tiene una conversación trascendente con su padre y el hombre le informa que puede viajar en el tiempo, aunque solo a momentos pasados de su vida. El chico no lo cree hasta que lo comprueba y a partir de ahí hará lo imposible para conseguir a la chica de la que se ha enamorado, repitiendo los encuentros en los que la cagó y mejorándolos. A su alrededor, su novia, su familia, todos hacen sus vidas y por más que él quiere que todo salga bien, el caos siempre se impone al orden y los imprevistos lo llevan por caminos extraños y siempre sorprendente.

De alguna manera, cuando vi el trailer de esta película pensaba que sería una más del montón, que no tenía nada para resaltar y era otra comedia romántica, en la que además, en los títulos de crédito y en el poster nombraban otras realizadas por el mismo equipo para intentar atraernos al cine. Me equivoqué. Prácticamente desde el comienzo, la historia nos atrapa con un giro original y va mejorando continuamente. Lo mejor es que no es una comedia romántica, tiene de eso, pero también pura comedia, drama, relaciones familiares, amor y un montón de cosas más. El protagonista intenta e intenta mejorar algunas cosas de su vida viajando atrás en el tiempo para deshacer los errores pero no siempre lo consigue. Su vida es una montaña rusa de experiencias vividas una y otra vez en la que siempre todo es real solo que igual está algo tuneado. Tengo que reconocer que Domhnall Gleeson está que se sale y borda su papel. A este actor lo recuerdo porque hacía del más viejo de los hermanos Weasley en la saga de Harry ChapaPotter, apareciendo en las dos últimas películas. A su lado, Rachel McAdams está adorable, fabulosa, fantástica e increíble, y quizás algo más que se me olvida poner. Acompañándolos a ambos en un papel secundario que muchas veces parece principal tenemos al siempre genial Bill Nighy, un actor que siempre me da la impresión como si está de vuelta de todo. El guión es original y cuando toca la comedia te ríes y al llegar el turno del drama lloras y te apenas, aunque siempre con un toque positivo. La selección musical es muy buena y todos los secundarios lo hacen muy bien, con sus pequeñas tramas alternativas que se enlazan con la principal y que en este caso la complementan.

No creo que sea el tipo de cine al que van los miembros del Clan de los Orcos en grupo pero sí que puede valer para sacar a la hembra y ablandarla para ponerle los güevos encima y que no levante cabeza. Los sub-intelectuales de GafaPasta definitivamente la sabrán apreciar y verán un montón de detalles que a mí se me escapan. Para el resto, totalmente recomendada para los amantes del cine.

3 respuesta a “Una cuestión de tiempo – About Time”

  1. Es una comedia, tiene romance y drama, pero no es una comedia romántica. Si esperas el típico chamo conoce chama, se la jinca, se quieren, se pelean, se arreglan, se besan y se acaba todo, te vas a llevar un disgusto porque no es eso.

Comentarios cerrados.