Una noche fuera de control – Rough Night

Girls Night OutEstamos en verano y este solía ser el tiempo de las comedias en el cine, al menos hasta que el año entero se transformó en el tiempo de los superhéroes y ahora solo tenemos peli tras peli de tíos y tías vestidos en leotardos y mariconeando con sus lycras y salvando el mundo una y otra vez, que es que el mundo no para de sufrir desgracias que solo pueden salvar unos pocos. Por eso recibimos en la cartelera algo como lo de hoy casi con veneración y fui al día siguiente de su preestreno a ver Rough Night, aunque en los Países Bajos se estrenó como Girls Night Out y a España llegó hace un par de semanas con el título de Una noche fuera de control.

Unas julays se van de jolgorio y acaban mal pagadas y hasta jodidas

Cuatro amigas más otra se juntan para pasar un fin de semana de despedida de soltera en Miami. Cuando están desarrotadas las cosas se les escapan de las manos al matar al stripper que habían contratado y tratarán de ocultar el crimen con movidas con la pareja sexualmente viciosa del chalet de al lado y otras movidas que no veas.

Esta es una historia chorra y que hasta podemos incluir en la ciencia ficción ya que la mayor parte de las cosas que pasan por aquí son totalmente increíbles. Tenemos cuatro supuestamente amigas desde siempre que se juntan para un fin de semana épico que se tuerce y en el que hay una quinta amiga, aunque esa es más bien la amiga real de la que se casa. La película tiene todos los tópicos que te puedas esperar en este género y en ningún momento tratan de salirse del mismo. Tiene momentos brillantes, como cuando una se tiene que prestar a hacer un trío con los vecinos para que las otras puedan robar las cintas de su cámara de seguridad pero también tiene otras partes en las que el cachondeo se acaba y la historia se vuelve demasiado seria y dramática. Increíble ver a Demi Moore haciendo de vieja calentorra y como siempre, Scarlett Johansson está guapisima. Aunque te ríes de cuando en cuando, siempre tienes la sensación de que lo podrían haber hecho mucho mejor, le falta la chispa y le sobran un exceso de escenas con drama y gritos que no venían a cuento. La película va dando saltos entre estos dos mundos, pasamos de descojonarnos con escenas hilarantes y estúpidas a mascarnos con movidas muy serias. Por lo demás, todo el mundo sabe actuar y hace bien su trabajo pero cuando no hay guión, no hay mucho más que hacer.

Puede que funcione con las hembras de los miembros del Clan de los Orcos pero no con ellos, que teniendo acceso a tanta pornografía en sus teléfonos móviles no necesitan esto. Por descontado, está a mil millones de años luz de la galaxia de los sub-intelectuales con GafaPasta.

04/10

Una respuesta a “Una noche fuera de control – Rough Night”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.