Una tarta de manzana

El año pasado tenía una cosecha de Ocho manzanas y lo celebraba a lo grande y este año mis dos manzaneros han hecho lo imposible y más por mejorar esa marca y han conseguido producir ONCE MANZANAS, cantidad espectacular y que me hace sentirme como uno de los grandes productores de manzanas en el norte de Europa. Da igual los mimos que les de a los dos árboles, parece que no están por la labor de regalarme una cosecha épica y parecen empeñados en darme solo la cantidad necesaria y suficiente para hacer una tarta de manzana. Este año me busqué otra receta, por aquello de variar y preparé una mucho más cercana a la receta holandesa.

Tarta de manzana

Añadí arándanos rojos secos a la mezcla para darle un toque de sabor diferente y me salió un pedazo de tarta del copón. Regalé un solo trozo y el resto, lo he congelado en porciones que irán saliendo de mi congelador en las próximas semanas.

Tarta de manzana

En los mismos días, una de mis dos parras, la que lleva más tiempo en el jardín, me dio mi primer medio kilo de uvas blancas y con ellas me salió un Gazpacho blanco. Entre las manzanas, las uvas, los tres cuartos de kilo de frambuesas, el medio kilo de fresas y los quince kilos de moras que saqué del jardín, yo diría que al final de la temporada, la cosecha ha sido relativamente buena. Me habría gustado que las dos calabazas que planté hubiesen optado por producir retoños pero no pudo ser, o hay algún truco que desconozco con las mismas. A partir de ahora, cada semana saldrá de mi jardín un contenedor lleno de basura ya que hay que prepararlo para el invierno, podar las zarzamoras, esperar a que la catalpa suelte las miles de hojas y que estas caigan todas al suelo el mismo día y limpiar, limpiar y limpiar todo lo que se seque y se prepare para el invierno, que ya está a las puertas.

11 opiniones en “Una tarta de manzana”

  1. La catalpa da ese trabajo, pero el resto del año luce preciosa. Flipo con tu cosecha de moras, sobre todo porque sigo sin probar la mermelada (ojalá te de un buen empacho o una buena cagalera por inflarte con ella y no repartir). Lo de las manzanas va mejorando, el año que viene tendrás por lo menos 20 y te curras dos tartas.

  2. Que buena pinta tienen esas tartas, yo creo que, en cuanto dejes de empecinarte en llamar a los manzanos como lo haces, van a recuperar su alegría y te darán una cosecha del copón… 🙂
    Salud

  3. Genín, manzanero por siempre y para siempre, además, Virtuditas que me ha visto sabe que yo puedo pasar por ecuatoriano y los míos son medio silvestres, con lo que están cubiertos por la definición.

  4. No, quité el cerezo que me odiaba y no daba frutos. En su lugar planté un árbol que algún día espero que produzca mis albaricoques. Hay dos arbustos, entre este árbol y la catalpa a los que les está llegando la hora del juicio final, aunque aún no he decidido que poner allí. La catalpa ya tiene más de quince años con lo que morirá de vieja

  5. Aún morimos todos antes que la planta si la respetas un poco y no te da la vena arrancadora.

  6. Virtuditas, al parecer vive entre quince y veinte años. Eso de peder completamente etodas las ramas y hojas y tener que regenerarse al completo cada año tiene un gran coste.

  7. El drago es una especie de clima subtropical. Aquí muere sobre la marcha, igual que los acarajotaos que plantan olivos en sus jardines y los inviernos se los matan. El olivo en HOlanda es una planta de salón, en maceta e invernando en la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *