Una vergüenza de aeropuerto

Este es el capítulo final del relato de un viaje a Pisa y Florencia que comenzó en Otra vez metido en un avión. Puedes encontrar un enlace al siguiente capítulo al final de cada una de las anotaciones.

Lo peor del aeropuerto de Pisa es la desorganización y el caos en el que parecen moverse los que allí trabajan. El recinto da la impresión de estar sobre-explotado, de no haber sido diseñado para tanta gente y ahora tratan de apañar las cosas como mejor pueden. Un buen ejemplo es el baño. Hay uno y está en un extremo del aeropuerto. Cuando tienes miles de personas allí, las colas son vergonzosas, con la gente meándose y haciendo ejercicios respiratorios para aguantar el chorro hasta que les toque la vez.

Las colas para facturar no son mucho mejores. Van muy lentas, los empleados no parecen saber como hacer su trabajo y tratan a los pasajeros muy mal. He visitado decenas de aeropuertos en mi vida y he de decir que jamás he visto uno tan malo como este. Estuvimos prácticamente hasta la hora en la que había que embarcar esperando para poder facturar y en mi caso, no pude ni ir al baño. El control de seguridad fue de risa, con todos los empleados hablando entre ellos y nadie mirando a la pantalla. ?nicamente se preocupaban de revisar a la gente que pitaba al pasar por los arcos, el resto podían llevar lo que querían y entrarlo en la zona ?supuestamente?? segura.

Entramos e inmediatamente comenzó el embarque. Era una larga fila tercermundista que llegaba hasta prácticamente el control de seguridad. Pasaron los diez primeros y se detuvo y así continuó durante quince minutos en los que nadie sabía lo que pasaba, por megafonía decían que era la última llamada y aquello no se movía. Volvimos a avanzar y al entregar nuestra tarjeta de embarque nos soltaron en la pista del aeropuerto y desde allí caminabas sin control ninguno hasta el avión, el cual estaba trescientos metros más adelante, cruzando entre otros aviones y para hacerlo más complicado al mismo tiempo otros pasajeros iban hacia otro avión caminando junto a nosotros. Esto me recordó que aunque los italianos nos vendan la moto del progreso y del primer mundo, tienen tanto derecho como España a formar parte del club de países del tercer mundo.

Estábamos sentados en la penúltima fila del avión, el cual se abarrotó y después de una eternidad en la que el flujo de pasajeros se interrumpía durante unos minutos y que deduzco que las paradas se debían al movimiento de aviones en pista, lograron meter a todo el mundo, poner el fechillo en la puerta y salir por patas de aquella pesadilla de aeropuerto.

En un momento determinado alguien se fue a uno de los baños de la parte trasera, que estaban detrás de nosotros y se encerró allí a jiñar. El avión comenzó sus maniobras en pista, vimos el vídeo y el colega salió en el tiempo justo para correr a su asiento y amarrarse. Si empuja treinta segundos más le pilla el despegue limpiándose el culo.

Yo mientras tanto sudaba copiosamente el líquido que no podía mear y según se apagaron las luces de los cinturones corrí al baño en el que no había estado el cagón y esparcí mi agüita amarilla, momento similar a esos que viven los santos después de una aparición y que me dejó una vez terminé bien relajado y tan a gustito.

El vuelo transcurrió sin problemas y el piloto consiguió recuperar parte del retraso metiéndole candela a los motores y saltándose un par de semáforos en rojo. Llegamos al aeropuerto de Schiphol y la suerte ese día viajaba con nosotros o eso o se produjo un milagro porque no aterrizamos en el Polderbaan, la pista maldita que está a casi veinte minutos de la terminal y que te obliga a perder media hora en pista de rodadura una vez has llegado a tu destino. La suerte siguió dándome la mano a la hora de recuperar el equipaje, el cual salió muy pronto y en menos que nada estábamos fuera de la zona segura y pude volver a casa en tren sin más problemas. Así fue como acabó el fin de semana en Pisa y Florencia.

8 opiniones en “Una vergüenza de aeropuerto”

  1. Es que los aeropuertos pequeños son la leche. Yo no sé por qué hay tantas “supuestamente hiper medidas de seguridad” en los aeropuertos grandes, cuando sería sencillísimo armarla en un aeropuerto pequeño.

    Recuerdo cuando estuve en Santiago de Compostela, las medidas de seguridad eran autenticamente de chiste. Podría haber entrado en la zona de embarque armado con un fusil de asalto y granadas de mano en el cinturon, que los tíos de seguridad dificilmente se habrían percatado.

    La verdad es que, para terminar siendo igual de inseguros que eramos antes, casi que preferiría ahorrarme el paripé aeroportuario. Que así podría dormir alguna hora más antes de viajar.

  2. En el aeropuerto de Pisa (por donde volví esta semana con mi mami y mi hermana) ese mismo aeropuerto donde hace un mes nadie me controló, me quitaron una mermelada diciéndome que era fluído y por lo tanto, me j*** 🙁

    Besos.

  3. Off Topic : hola me gustaria saber si me puedes ayudar. Estoy buscando por interner la canción “Viva España” en holandés y no la encuentro. ¿Tú sabes el título o por dónde la puedo encontrar?
    Gracias

  4. alfuser, ni idea. Solo la he oído una vez y fue en un Karaoke chino de Amsterdam.

    Waiting, igual tenían hambre y les venía perfecto para untar en el pan.

    Miguel, es cierto, lo de la seguridad en los aeropuertos es una charada que se han montado para que la gente crea que en realidad son seguros.

  5. Quien todavía crea que España es primer mundo después de los espectáculos lamentables que dieron ayer ambos bandos mejor se pone en manos de profesionales y con suerte aún le pueden reparar el cerebro porque lo tiene muy dañado.

  6. Los únicos que creen o “dicen creer” que España es primer mundo son los políticos. Los demás sabemos de sobra lo que hay, no sé si es tercer mundo o cuarto o qué. :-/

    Un repasito a servicios públicos, atención la ciudadano, e índices de corrupción indican bien en que lugar estamos. xD

  7. Yo estoy pensando seriamente lo de nacionalizarme en otro país…porque cada vez más me sorprendo más diciendo cosas como “los españoles estos” como si yo no lo fuera. Y lo soy, supongo, bastante pena tengo ya… y la vergüenza ajena no me la quita nadie. Cierto que ese sentimiento decae un pelín cuando estoy en el extranjero, que muchos por esas tierras también se creen los reyes del mambo, y la verdad es que todavía no he visto el país al que yo pueda considerar perfecto. Pero esa es otra historia…

    Por cierto, off topic, ¿cuánto puede costar una casa medio normalita en Holanda? No hablo de zonas como Amsterdam porque eso debe ser carísimo. Pero más bien de una zona tranquila (pero no dejada de la mano de dios)…que en Holanda es prácticamente todo el país, con la ventaja de que tienen buenas comunicaciones. Es que estoy pensando en adquirir vivienda y antes muerta que comprar en España un minipisito de mierda a precio de mansión de los Beckham….

  8. Lo volveré a explicar ya que parece que no llega el mensaje. No veo vídeos de Youtube porque no quiero. No abro ficheros adjuntos en correos con maravillosas presentaciones powerpoint o documentos super cachondos que son lo más. Sencillamente estoy mucho más allá de eso. Si me llegan por correo al segundo mensaje bloqueo a la persona que los manda y jamás vuelvo a ver un correo suyo. Por la red es más sencillo. Mi navegador tiene un plugin para bloquear todo el contenido en Flash y así no soy consciente de la existencia de vídeos y similares. No visito bitácoras que se limitan a repetir ese contenido o a rebuscar y seleccionar porque no lo valoro en absoluto.

    ¿Que quiere decir esto? Simplemente que elijo la información que quiero recibir cuidadosamente porque mi tiempo es precioso. Estoy a milenios de distancia de muchos de los que me mandan o recomiendan vídeos en lo que se refiere a Internet. Vivo en la red desde 1992, hace 15 años y después de todo ese tiempo prefiero gastar minutos en un bosque haciendo fotos de setas o caminando entre campos de tulipanes o tomando un capuchino en un café con un grupo de amigos.

    Así que la respuesta es y seguirá siendo no, no me pasaré a ver ningún vídeo de youtube.

Comentarios cerrados.