Underworld: Guerras de sangre – Underworld: Blood Wars

Underworld: Blood WarsCuando vi en cartelera la película que voy a comentar pensé que se trataba de alguna otra de esas series mierdosas de las que no me pierdo una película y después me cago en todos los muertos de los que la hicieron. Fui el día del estreno y a mi lado había tres julays que hablaban de que era la quinta y se conocían todos los detalles y yo flipaba allí más que Camilo Sesto con un bote de laca. Después, al llegar a mi casa miré en el mejor blog sin premios en castellano, que está indexado con una precisión soberbia y solo encontré una referencia a la primera película, en una anotación del año 2005 llamada Trescientos latidos de cine en la que celebraba mis primeras trescientas películas desde que me mudé a Holanda. Me fui al IMDb y resultó que la segunda, la tercera y la cuarta fueron directas al DeuVeDé, con lo que los seres humanos no tuvimos que pasar por esto y misteriosamente, la quinta regresó a los cines y así llegamos a Underworld: Blood Wars, estrenada de chiripa en Holanda y que en España estará en cartelera a mediados de enero con el título de Underworld: Guerras de sangre porque todos sabemos que es país de Orcos …

Una julay vampírica del coño se junta con lobeznos y otra gentuza parecida

Al parecer hay una guerra entre vampiros y hombres-lobo o algo parecido y una pava está en el medio de todo y la gente le tiene más tirria que a un deshonorable presidente de truscoluña, que no es nación. La chama se pasa el día luchando y parece estar acompañada de un amiguito al que salvó o algo parecido en la cuarta película que no vi.

Mentiría si dijera que la trama era coherente y salí del cine sabiendo de todo. Para mí aquello era un desatino de cine de serie b, con un guión patético y unos efectos especiales de maratón al final de las rebajas y con cienes y cienes de litros de sangre, que parece que se bañaban en sangría y zumo de tomate. Casi me caigo muerto cuando me topé con Four, el actor Theo James de otra serie, que aquí hace de vampiro julay que se quita la camisa para impresionar a las pavas …. espera, que en el cine solo estaba yo y un montón de frikis que gastan su vida jugando con sus consolas portátiles y a ellos, todos obesos, la escena se la resbalaba. La protagonista es Kate Beckinsale y no creo que haya actuado, se limitó a pasar por allí y cobrar el cheque, como los demás. La película es jodidamente obscura con lo que hay ratos en los que oyes ruido e intuyes que algo está pasando allí pero ni de coña ves nada. Los malos están mal definidos, ni los odias ni te importan, los sufres y padeces pero si alguien los mata (y siempre mueren) como que te la trae al fresco. Por supuesto, el final es el inicio de la próxima que espero que regrese al mundo que excluye las salas de cine y así no la veré.

Una cosa diseñada con las limitaciones de los cerebros de los miembros del Clan de los Orcos en mente. Puede provocar parálisis o quizás hasta algo peor a sub-intelectuales con GafaPasta expuestos a la película.

04/10

Una respuesta a “Underworld: Guerras de sangre – Underworld: Blood Wars”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *