Valentine’s Day – Historias de San Valentín

Valentine's Day - Historias de San ValentínEste año a alguien se le ocurrió la genial idea de combinar una comedia romántica con mil millones de protagonistas con historias relacionadas con el día de San Valentín y estrenarla en el fin de semana en el que se celebra. La idea era buena pero la película es una mierda. Comencemos por recordar que San Valentín es una festividad ficticia diseñada específicamente para ordeñar a los bosmongolos y sacarles los cuartos con flores a precios abusivos, bombones caducados y demás sandeces que comprarán demostrando su estupidez para regalárselo a la parienta (o al chamo) con el único fin de celebrar algo que ni siquiera merece su propio día festivo. A las grandes cadenas de tiendas les sirve para vender un montón y hacer dinero a espuertas. Dicho esto, una comedia romántica es una comedia romántica y aunque la sitúen en el día más estúpido del año, no tiene por qué ser mala si se hace bien y tiene un guión que la sostenga. No ha sido el caso con este Valentine’s Day que se ha estrenado en todo el universo al mismo tiempo incluyendo España, a donde llegó con el título de Historias de San Valentín.

Un atajo de julays ni de coña se come un coño pero tiran el dinero intentándolo

La historia no sé muy bien de qué va. Comienza en el instante en el que llega el día de San Valentín a los Ángeles y acaba cuando acaba el susodicho día en dicha ciudad. Tenemos una hartada de gente que ama y cree ciegamente en el día de San Valentín y en los poderes mágicos que actúan bajo el influjo de ese santo y entre ellos se irán liando, arrejuntando, peleando, regalando cosas, sufriendo decepciones, engaños, sorpresas y puede que algo más mientras la acción salta de historia en historia cada cuarenta y cinco segundos sin que sepamos muy bien de qué va la cosa y sin que la parte de comedia (que por algo es una comedia romántica) llegue a aparecer en ningún momento.

Comencemos por lo que me gustó. Julia Roberts, la cual parece estar en una historia paralela y que se puede suprimir sin que la película se resienta. Sigamos con quien más me disgustó: Patrick Dempsey al que seguramente le dijeron que su papel era cagar la película y la verdad que lo bordó porque cada vez que sale en pantalla consigue dar un asco y una repulsión infinita que no puedes contener. Entre estos dos extremos, brilla la mediocridad de un montón de actores y actrices con cuatro líneas de cuando en cuando y siempre llevados de la mano de Ashton Kutcher que hace de soplapollas venido a más en una patética interpretación que demuestra lo limitadísimo que es como actor. Si congeláis todos los planos en los que aparece descubriréis con horror que el hijoputa siempre puso la misma cara.

Las historias son mediocres, están más mascadas que un chicle de esos que hay pegados debajo de los asientos de las guaguas y cansan porque ya sabemos como acabarán. Algunas de ellas ni siquiera dan pie con bola e imagino que las añadieron únicamente para tener un puñado de estrellones más a los que engordarles la cuenta corriente.

Lo más impactante son los momentos gemido. A lo largo de las dos horas reparten abundantes escenas de tíos en pantalones cortos o sin camisetas y todas las guarras que estaban en el cine gemían como burras en celo, una cosa increíble. El día que todas esas subnormales descubran que nosotros los hombres buscamos el Porno en Internet y lo vemos TODO y no solo a un guaperas de barriada periférica enseñando sus pezoncitos y su pecho depilado, ese día todas esas tías descubrirán la grandeza de Internet, que es mucho más que el caraculo, tuiterota y el buseo al que son tan adictas.

Si no caíste y fuiste a verla en el fin de semana del estreno, ahórrate el dinero y gástalo en cualquier otra cosa. Y si la piba te está presionando, convéncela para que vaya con sus amigas y que se restrieguen los chochos unas a otras si les pican.

02/10

3 opiniones en “Valentine’s Day – Historias de San Valentín”

  1. Eres un poco injusto, caballerete. He leído mil comentarios tuyos de cine donde decías que lo único que valía de la película era “verle los pezones a través de la camiseta de tal” “la chocha del martes que sale queriendo provocar bla bla” “vete con tus amigos orcos a aúllar porque es lo único que vale la pena de la peli”….. quizá esas mujeres a las que criticas descubrieron bien rápido que la historia era una mierda y decidieron que puestos a pagar la entrada, al menos disfrutar de los maromos!

  2. Si al menos hubiesen puesto un par de buenas tetas cargadas de silicona y que se meneen como balones de baloncesto no lo habría dicho pero es que ver capullos en pantalones corto o boxer y sin camiseta me aburre hasta el infinito y más allá. Si las tías disfrutaron con eso, no quiero ni pensar como se les van a quedar las uñas cuando vayan a internet y encuentren toda la carnaza que hay disponible para ellas. Se van a desollar las manos de puro gusto.

Comentarios cerrados.