Vaya año que hemos dejado atrás

Cuando aún permanece fresco en nuestro recuerdo, aprovecho para mirar atrás y repasar un poco el año que acabamos de cerrar. Ha sido tan apoteósico como anticipaba y como siempre me ha sorprendido de mil formas distintas, algunas muy gratas y otras no tanto. Si lo miramos desde el punto de vista de esta bitácora tuvimos que dar Un millón de gracias al cruzar esa barrera invisible que superamos en páginas servidas durante los últimos tres años.

Estadísticas anuales

Además de ese millón de páginas vistas en los tres últimos años, tuvimos más de medio millón en los trescientos sesenta y cinco días que acaban de concluir y una línea ascendente que me pregunto si tendrá tope. Supongo que unos y otros encuentran algo que les gusta y por eso se dejan caer por aquí. Debo sufrir alguna perturbación atmosférica en el cerebelo porque veo series numéricas en esa gráfica: 1xx, 3xx, 5xx, …, 100, 212, 323, …

En enero recibí un mazazo cuando murió un miembro muy especial de nuestra familia y durante unos días no hice otra cosa que recordarla y llorar. De esos días he elegido In Memoriam. Todavía la recordamos y la echamos de menos ??

Un par de meses más tarde tuve Un golpe de suerte de esos que se recuerdan y gané algo de dinerillo en la bolsa. Ya sabéis que nunca contamos los fracasos así que no hablaré de como ha terminado el año porque prefiero no pensarlo.

En el 2007 continué mi lento peregrinar por el mundo. Estuve en febrero en Barcelona, en marzo en Gran Canaria, en abril en Madrid, Segovia, Salamanca y Ávila, en junio en Roma y Gran Canaria, en Agosto de nuevo en Gran Canaria, en septiembre en Pisa y Florencia y en Diciembre en Dublín y de vuelta a Gran Canaria. Entre medias quedan también un montón de visitas turísticas dentro de Holanda. Tenía una deuda pendiente con los Países Bajos y por fin me decidí a escribir mi informal guía turística que comenzó en Turismo en Amsterdam – Primera parte y ha sido seguida por muchos en su visita a la capital Neerlandesa. Este año la actualizaré y la seguiré completando. También hice mi lista de los Lugares que quiero visitar y que ya ha comenzado a reducirse. En Enero borraré también a Sevilla de esa lista.

Uno de los descubrimientos del año 2007 fue Oostvaardersplassen, un parque nacional holandés que es una pura maravilla y en el que estuve de Safari fotográfico y dos meses más tarde para presenciar La berrea.

Este fue también el año en el que un desgraciado trató de destruir el Paraíso Grancanario con un fuego que ha dejado marcado el centro de la isla.

También se me rompió mi férula dental y tuvimos un Drama total que por suerte solucionó mi dentista. Me apunté a Un nuevo curso de holandés y parece que por fin el idioma se me está contagiando ya que acabé superando con muy buena nota el tercer nivel y espero culminar estos estudios profundos de la lengua neerlandesa durante el año 2008.

Y sigue entrando y saliendo gente de mi vida, amigos con los que pierdo la comunicación y vuelvo a recuperarla sin que ellos sepan muy bien que ha sucedido (por supuesto es siempre culpa mía) y gente nueva que conozco y que a veces pasan a formar parte del círculo o siguen su camino. Este año ha sido muy generoso tanto en lo de recuperar viejos amigos como en lo de hacer nuevos. Sé perfectamente que soy asquerosamente egocéntrico y no dejo de mirarme el peludo ombligo pero algo tendré que los hace reincidir a todos. El círculo holandés es casi tan grande como el español, lleno de autóctonos de dicho país que me embarcan en todo tipo de batallas. Si acabo hablando el neerlandés tendré que crear una versión reducida y paralela de esta bitácora en su propia lengua para ahorrarles las traducciones salvajes de google o babylon. Un buen ejemplo de mi pedantería egocéntrica se puede leer en Quizás sea un mundo solo para mi.

El 2007 también lo recordaré por el Bokbierfestival, el mejor festival de cerveza del mundo e incluso del universo. Y por supuesto este ha sido un año de cine, en el que he visto más de cien películas porque he de reconocer que lo de acudir a una gran sala oscura con una gran pantalla es un vicio que jamás podré dejar.

Hay cientos de anotaciones que podéis encontrar en los archivos de la bitácora del año 2007. Estas han sido unas pocas, seguramente no las más representativas pero sí aquellas que me han llamado la atención cuando rebuscaba hoy. Ahora toca mirar hacia el futuro y tratar de adivinar lo que nos traerá este año 2008 que ahora empieza.