Vaya por Dios ??

El domingo quedé con el Niño en Amsterdam para pasar la tarde juntos, ir al cine a ver un par de películas y después cenar en el The 3 Sisters. Es eso que en el universo real se denomina amistad y que quedándote encerrado en tu casa actualizando tu estado no termina de ser lo mismo.

El Niño es super-simple a la hora de usar la tecnología: si no sirve pa’ follá, entonces NO SIRVE pa’ ná. Usa el messenger de microsoft, pa’ follá, porque las chatis se conectan por ahí, le enseñan las tetas y el potorro y le llenan su agenda de citas. Tiene un iPod nano, pa impresionar a las chochas con su excelsa selección de música, antes, durante o después de follárselas. No tiene portatil porque dice que si él va a casa de alguien, es o para emborracharse con un amigo o para follar a una pava y para eso no tiene que cargar con un trasto y prefiere un ordenador de escritorio en casa. Finalmente, tiene teléfono móvil para que lo contacten las pibas y camelárselas hasta que las tiene a cuatro patas en el catre, se las folla y después a buscar la forma de que lo dejen, hacerse el dolido, pasar página y comenzar el ciclo. El Niño dice que le mola tener un teléfono nuevo cada año, así que se niega a firmar por contratos de dos años y como no quiere pagar de más, coge lo que quiera que sea la oferta del momento. El año pasado acabó con un Nokia corriendo Symbian que era una cagada legendaria. La mierda aquella se le colgaba cada dos por tres y tenía que resetearlo y se cogía unos emputes que no veas. Este año puso a esa empresa en su lista negra y como hasta que apple no haga un iPhone gitano dice que no quiere uno se fue a lo más similar a un iPhone pero que ni es lo mismo ni es igual: un Android. El modelo gratuito es un HTC, de esos que cagan en esa empresa cada mes, que parece que aún no han descubierto el sistema de apple de permitir a los usuarios el boca a boca y estirar la vida del producto.

El Niño tampoco pierde el tiempo leyéndose los manuales de uso porque el teléfono debe ser lo suficientemente intuitivo para usarlo, o eso creía él. La cosa es que cuando se lo vendieron, tenía de . Era casi como un iPhone pero más mejor porque es software requetelibre, con más cosas, sin limitaciones y gratis total. Lo primero fue usar el GPS que va incluido para ir a casa de alguien. Supuestamente era arrancar la aplicación y ya está pero no fue así y como no se lee el manual, acabó por desistir. Complicado e inútil. Ni se planteó pasar su música a ese trasto porque su iTunes funciona del copón y donde esté su Nano que se quite lo demás. Tres meses después de tener el teléfono estamos cenando y suena por los altavoces del local una canción que le gusta y como siempre me pide que use la aplicación Shazam para averiguar el título y el artista. Le recuerdo que la aplicación es gratuita y que también está disponible para Android y me dice que es que intentó un par de veces usar la tienda de aplicaciones pero no lo consiguió. Al parecer no es lo suficientemente sencilla como para que un usuario encuentre e instale lo que quiere. Total que desisto y le informo que se trata de Clap your Hands de Sia. Seguimos hablando y pasándolo bien y me pregunta si yo puedo cambiar el orden en el que recibo los eSeMeSes. Que yo sepa en el iPhone no se puede. Cuando vas a un contacto, te pone en el último mensaje de la conversación con esa persona y justo al lado del campo para escribir uno nuevo. Entonces me enseña su teléfono. En el tiempo que lleva usando el trasto hemos intercambiado más de doscientos mensajes. Al principio todo iba bien pero le hicieron una actualización por el Aire mágico sin que él supiera muy bien la razón y ahora cuando va a un contacto para mandarle un mensaje, está en el más antiguo y tiene que navegar a base de dedo hasta el más reciente para poder escribir. En el caso de un servidor, le toma medio minuto el llegar hasta el punto en el que escribe el mensaje, lo manda y cuando yo le respondo, otra vez a darle al dedo por la pantalla hasta llegar al punto. Nos vamos a los menús de configuración para ver si hay algo que se pueda hacer (y que seguramente lo hay) y nos topamos con cientos de ajustes entre los que no damos con el que él necesita. Después de veinte minutos nos damos por derrotados.

El Niño ya lo tiene claro. El Android ese será muy chulo para los cejijuntos y los frikis pero no para él, que solo quiere algo que funcione sin complicaciones ni obscuras secuencias de configuración. Dentro de nueve meses se pasa a otra plataforma, que o será Blackberry, o la nueva de Microsoft o a la manzana mordida. No me canso de repetirlo, el secreto está en La belleza de lo simple.

7 opiniones en “Vaya por Dios ??”

  1. Efectivamente, por eso estoy encantado con mi iPhone. Funciona y lo hace fácil. Seguramente en uno libre podría vivir con la ilusión de hacer yo mismo el código en ensamblador de la aplicación magnífica que llevo dos décadas ideando y que sé que nunca haré porque prefiero dedicar mi tiempo a hacer otras cosas. Mientras tanto, a un euro la mayoría de las aplicaciones que necesito, eso no es dinero y me compro lo que vaya queriendo.

    Salvo que la caguen mucho, me parece que el año que viene por estas fechas, con el 3Gs ya rozando el límite de obsolescencia que tienen estos chismes, me pillaré el que hayan anunciado ese año (¿4Gs?). Salvo que alguien me confirme que en 2012 nos vamos todos a tomar definitivamente por culo y, por consiguiente, me dedique a otras cosas mejores.

    Por cierto, has usado la palabra follar y variantes hasta el aburrimiento al principio. A este paso no sólo tú la vas a gastar en el diccionario sino que el niño se va a gastar el joystick de tanto fornicar.

  2. El uso y abuso de la palabra es para concienciar a los dosputocerolistas que en el mundo Real hay cosillas interesantes. Dudo mucho que funcione.

    Yo empecé a publicar dos anotaciones diarias cuando me compré el iBook. De repente ya no tenía que perder un 10 por ciento de mi vida en el mantenimiento del PC. Entre eso y cuando decidí que iTunes era lo suficientemente adulto como manejar mi librería musical, cambió mi vida.

  3. Yo con mi Nokia de toda la vida, para llamar y recibir mensajes, me va genial, y me niego a hacer cursos sobre cacharros que no voy a usar nunca…
    Salud

  4. Estoy con Genín. Tanta simplicidad y mira que os complicais. Un teléfono es para llamar con él, al menos, en mi caso, y eso cuando me acuerdo de cargar la batería, porque normalmente se pasa días y días en algún bolso “apagado o fuera de cobertura”. Y lo mejor es que me importa un carajo.

  5. sé que lo escribes para picarrrrrr…
    pero, he de decir que tengo HTC con Android; y admitiendo todo lo que queráis sobre el Iphone, no tengo ningún problema para hacer TODO lo que has comentado. Sin problemas, bastante intuitivo (suficientemente para mi) y teniendo en cuenta las redes de datos españolas.¿Hace falta leerse el manual? El corto, por lo menos, SI.
    Además, ¿que coño hago yo aquí defendiendo un producto?….Si no me pagan…jodeeeeeeer, perdiendo tiempo.
    Hala, pasamos del tema….que un saludo para todos

  6. Hoy vi al Niño y sigue sin dar con como cambiar el orden de los eSeMeSes y tampoco ha conseguido comprar nada en la fastuosa tienda de Google, aunque ha optado por no preocuparse más porque total, en seis meses ya se pilla otro teléfono. Otro amigo mío que adora su Android, hace unos gestos rarísimos para desbloquearlo con los que alucinamos todos y que le toman más tiempo que poner el número PIN pero él es feliz con eso y con las pantallas de ajustes que siempre está tocando para desactivar tareas, ahorrar batería, reactivar cosas y demás. El otro día se enteró que el messenger lo tenía siempre online y del disgusto casi se compra un Nokia. Encima ahora sabemos cuando va al cine porque es el único momento en el que su messenger se apaga, así que cada vez que lo veo le mando un mensaje preguntándole la película que ha visto y aún se está preguntando como coño sé que está en el cine.

    Espero que a tu HTC no se le caigan cachos como el que yo tuve y que se quedó con la batería descubierta después de dos meses porque se le cayó la tapa. Puta mierda de teléfono hecho con productos de baja calidad. Para mí esa empresa es como la FIAT de los teléfonos, uno y no más Santo Tomás.

Comentarios cerrados.