Velando vuestros sueños

Esta noche, cuando os vayáis a dormir, hacedlo con la tranquilidad que da el saber que yo estaré sobre vuestras cabezas, en algún lugar del cielo estrellado que envuelve a este planeta, en compañía de ángeles y extraños y mientras permanezca allí, velaré vuestros sueños y me aseguraré que no tengáis pesadillas. Mientras esté allí cabalgaré a novecientos kilómetros por hora sobre once kilómetros de aire para recorrer los miles de kilómetros que separan Nueva York de Amsterdam.

Por la mañana, cuando os despertéis para desayunar, yo aún seguiré en ese cielo y tras descender iré a mi casa a descansar y a recuperarme del Jet Lag que seguro que arrastro.

2 opiniones en “Velando vuestros sueños”

Comentarios cerrados.