Ven a la Ola de caló

Esa caló

Esa caló, originally uploaded by sulaco_rm.

Hemos estado toda la semana con un sinvivir y queriendo pero no pudiendo porque la noticia más importante de las cosas que afectan a nuestras vidas sucedía exactamente hoy al mediodía. Después de las doce de la mañana el KNMI para los amigos y Koninklijk Nederlands Meteorologisch Instituut para el resto anunciaba que se acababan de superar los veinticinco grados de temperatura en De Bilt y por lo tanto (o por consiguiente, si eres ladrón y político) se cumplían todas la condiciones necesarias y suficientes para proclamar a los cuatro puntos cardinales esta buena nueva.

En los Países Bajos, una ola de caló sucede cuando durante cinco días consecutivos, todos y cada uno de esos días hay una máxima de al menos veinticinco grados y en tres de ellos la máxima es superior a los treinta. La última vez que pasamos por este sufrimiento tan grande fue en el año 2006. Esta es la séptima vez que sucede en el siglo XXI (equis-equis-palito) y la trigésimo novena desde el año 1901. En base a estos datos calculan que tenemos una cada tres años de media.

La palabra holandesa para ola de caló es hittegolf, compuesta de hitte que trae la caló y golf que no es el coche sino la ola. En el caso de la ola que nos castiga, tanto el domingo como el lunes y el martes superamos los treinta grados y ayer nos conformamos con algo más de veinticinco. El lunes el termómetro llegó a los 34,5 grados en un poblacho del sur del país.

Mi casa que está diseñada para ser muy catalana en lo que respecta a la conservación de la energía se ha convertido en una trampa mortal en la que las paredes irradian calor y te tiras al suelo a revolcarte para refrescarte. Ahora todos miramos al cielo y cruzamos los dedos de los pies para ver si regresa la lluvia, ya que los fabulosos y maravillosos campos de hierba holandeses ahora mismo están más amarillos que una piña de millo. Mañana me voy al cine a ver una sesión doble y aprovechar que tienen aire de los condicionados y el sábado voy a sudar más que el conejo de la Veneno en el partido de fútbol entre el Alkmaar y el Ajax, al cual me han invitado a asistir para darle algo de glamour ya que así pueden decir que asistió el deleznable autor de la mejor bitácora sin premios en castellano.

8 respuesta a “Ven a la Ola de caló”

  1. 27º es fresquito para mi, yo suelo poner el aire a 24º y a veces tengo frio y lo pongo a 25º y salgo a los 38º de afuera para calentarme algo, pero estos días no pasamos de 34º o 36º y han dicho que mañana bajan porque se retira la influencia africana para el Mediterraneo 🙂
    Salud

  2. Es que las casas hay que diseñarlas para ser totalmente internacionales. Si lo haces a la catalana, ganas en algo…y pierdes en otro algo. Si lo haces a la holandesa, ídem de ídem… Y así sucesivamente.

    Mi casa, en invierno está a 22º y en verano a 24º; y casi da igual lo que haga en el exterior. Es verdad que en invierno tengo calefacción, pero en verano no me hace falta el aire acondicionado. Tengo unas paredes que reúnen las diferentes ventajas del mundo de la construcción internacional, y todo está en equilibrio. Pero no me preguntes qué es…porque no tengo ni idea. Me parece que son tochos, ladrillos, o como se llamen esas cosas….jajaja, que tienen el grosor adecuado. Y, la verdad es que si no es así…ni es por eso…me da exactamente igual. El caso es que todo está bien. Y ya no te cuento cómo está mi cueva en Granada; en verano a 19º, y en invierno exactamente a los mismos (sin calefacción, ni aire acondicionado). Aquí sí que puedo decir de qué está hecha….de arcilla pura y dura (nunca mejor dicho). La internacionalidad, la pongo en mi cabeza, en mi cuerpo y en mi espíritu.

    Este comentario debe estar muy influenciado por la temperatura…porque si no no lo entiendo. Jajaja….

  3. Qué buena temperatura, 27 grados es lo que tengo yo en Sevilla a las 7.45 horas cuando voy camino del trabajo la mayoría de los días de verano. Con eso nosotros nos ponemos rebequita y en las casas o tienes aire acondicionado o no duermes, no comes, no haces nada de nada.

  4. huitten, mi casa es de hormigón puro y duro. Los ladrillos son muy como del siglo XIX (equis-palito-equis). Por eso es tan agarrada con la temperatura. Normalmente es una ventaja, porque vivimos mayormente en el frío, pero cuando suben las temperaturas se disloca. En este mismo instante en mi jardín hay 24.5 grados, en la planta baja de mi casa hay 24.5 grados y en la superior hay 25.9 grados. Ahora mismo cierro las ventanas de arriba hasta la noche.

  5. darliz, con la humedad que tenemos a veces, 27 es una pesadilla. Te quedas planchado y agotado. El calor seco es maravilloso.

  6. Sulaco ha dado en el clavo con el tema de la humedad que acrecenta la sensación de bochorno. Los 35° o 40° grados se soportan bien a la sombra en Córdoba, pero aquí (zona prelitoral) con 30° y con la humedad que hay no hay sombra que valga. Yo ahora tengo 29,5° y no tengo aire acondicionado.

    Y hablando de aire acondicionado, me he dado cuenta que mucha gente tiene los aparatos pero no los ponen por el hachazo que supone en las facturas de la luz, que este gobierno no hace más que subir.

    Y hablando del gobierno y los políticos españoles, una vez más ha quedado demostrado que esta casta parasitaria y corrupta pudre todo lo que sus sucias manos toca como ha sucedido con el accidente del Alvia en Galicia. Parece ser que ahora quieren echarle la culpa al maquinista cuando en realidad existen sistemas de seguridad donde la presencia del piloto es testimonial porque va todo automatizado. Pero claro, eso vale pasta y retrasa la fecha de inaguración del tramo. Gracias al señor Rajoy (el de los sobresueldos) y demás se han cargado la imagen de una de las pocas industrias en las que éramos punteros. Ahoran nos siguen vendiendo que los trenes siguen siendo seguros, que se lo digan a los 80 muertos y resto de heridos.

    Y esto nos lleva a ¿son seguros los trenes en Holanda?

  7. Doverinto, este país no tiene prácticamente alta velocidad y lo que sí que tiene es una de las redes más congestionadas del mundo y con una cantidad impensable de “agujas” para cambiar de carril. Debido a eso, hay accidentes. Creo que desde que yo llegué a Holanda y según la wikipedia han sido seis accidentes con un total de seis víctimas. Al no tener alta velocidad, es menos probable que suceda algo como lo de Galicia. La velocidad máxima en la red holandesa es de 140 km/h. Por lo demás, los trenes son muy seguros, con una frecuencia increíble y una puntualidad legendaria. En dos años acaban un plan en el que llevan como siete años y deberíamos tener seis trenes desde Amsterdam hacia Utrecht a la hora, o sea, uno cada diez minutos y que te llevan desde Amsterdam Central a Utrecht Centraal en unos 30 minutos. Ese plan ha incluido el duplicado de vías en esas líneas con dos reservadas para los Intercity (los trenes que no paran en casi ningún lado) y otras dos para los Sprinters (los trenes que paran en todos lados). La idea es usar los Sprinters como una especie de sistema de metro que mueva a la gente a los grandes nodos y desde allí enganchar en los intercity. En el año 2030 esperan que la estación central de Utrecht tenga un tráfico de cien millones de personas al año.

Comentarios cerrados.