Vendedora vietnamita frente a casa en Hoi An

Vendedora vietnamita frente a casa en Hoi An

Para mi, los sastres, las tiendas de recuerdos o la falta de vehículos en el centro de la ciudad no es lo que hacen de Hoi An un lugar tan especial. Son los contrastes que se pueden ver por todos lados. Mires por donde mires, los estilos arquitectónicos cambian continuamente y se mezclan lo pasado y lo presente y de alguna manera, la mezcla cuaja. En la foto de hoy tenemos un bonito edificio que podría haber salido de una película histórica y que además tiene una pava vendiendo en su puerta que le da un toque exótico. El siguiente negocio en dirección a a la derecha y en el que hay una mujer en la puerta era una lavandería, en un edificio que en cualquier otro lugar sería seguramente un museo. Por supuesto, los cables pasan siempre sobre nuestras cabezas ya que es imposible no ver alguno cuando sales a la calle.

Una respuesta a “Vendedora vietnamita frente a casa en Hoi An”

Comentarios cerrados.