Venganza bajo cero – Cold Pursuit

Si hay algo que estoy procurando este año con más empeño que en los anteriores es lo de evitar películas que se que me van a noquear, sobre todo si ese día llueve, nieva, hiela o hay bruma, yo ya para salir de mi casa quiero un mínimo. Sin que venga pero viniendo a cuento con la de hoy, el cine de los países nórdicos lo evito como la peste, me pueden dar una bolsa de cotufas gratis que no voy al cine para ver películas de esos países porque hasta ahora, lo único que consiguen conmigo es que duerma como un bellaco y me cague en más de una madre que debería haberse lavado el chocho con jabón después de fornicar. Esta regla la practico desde hace un tiempillo y por eso seguramente jamás se me ocurrió ir a ver la película en la que está basada. Cuando la han vuelto a hacer con gringos y han puesto a Liam Neeson de protagonista, ahí es cuando despertó mi interés. Se trata de la película Cold Pursuit, la cual se estrenó en España al comienzo de febrero con el título de Venganza bajo cero.

Un julay emputado deja al primo-hermano del Güaca sin cuadrilla para cometer sus crímenes

En un poblacho en el que el invierno es la hostia y que está en el recarajo pa’l norte, un tipo trabaja conduciendo el quitanieves, que es como una cosa super-intelectual y avanzada. Resulta que lo nombran ciudadano del año del villorrio y al poco su hijo aparece muerto por sobredosis o algo así. El colega no se lo cree y monta una investigación por su cuenta y por el camino, va matando a todos los criminales de la banda que se le van cruzando sin ningún escrúpulo o cargo de conciencia y allí como que no pasa nada, ni siquiera chimpún.

Este es el tipo de cine en el que Liam Neeson borda ese papel que hace de tío al que le han tocado los güevos hasta calentárselos y que no tiene ningún problema en matar gente a porrillo sin mover un solo músculo de la cara. Él es el alma de la película y cuando alguno de los otros trata de desarrollar una de las historias secundarias, se nota. Tiene momentos en los que se vuelve cómica por la facilidad con la que mata a los malos y como se deshace de ellos sin que nadie lo pille y la explicación que da para el método que usa. Hay algunas cosillas que quedaron como cogidas con pinzas como la movida con su hembra, que se quita de en medio casi desde el principio y no queda muy claro por qué y al final igual se les fue la mano con un niño que hace que por unos instantes estemos en la secuela de la película aquella de salvar una ballena para así dejarla en el mar y que la pesquen los japoneses y se la coman. Pese a estos baches, es una buenísima película de acción que entretiene, que es de lo que se trataba.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, este es el cine que se hace para vosotros y hasta podéis llevar a las hembras al cine y hacer del evento una salida de grupo. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, la verás de tapadillo en tu casa y jamás lo reconocerás.

Una respuesta a “Venganza bajo cero – Cold Pursuit”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.