Verano en Berlín – Sommer vorm Balkon

Verano en  Berlín - Sommer vorm BalkonEn la reciente visita a Gran Canaria aproveché para ir al cine a ver esas películas raras que solo parecen preocuparnos a unos pocos. Si no viene de los Estados Unidos y no está protagonizada por una puta siliconada o un julandrón metrosexual de mierda no suele ser interesante y queda relegada a filmotecas y cines alternativos. Ya sé que a muchos les sorprenderá pero en Europa y en el resto del mundo se hace muchísimo cine y del bueno. Uno de los días fui con bleuge y no terminábamos de decidirnos así que la chica que vende las entradas nos recomendó Sommer vorm Balkon o Verano en Berlín que seguro es el nombre que más os suena. Como en el cartel salen dos penquillas en plan lesbos decidimos hacerle caso y entrar.

La película es lo de siempre. Dos Jennys con la pipa del coño ligera sufren problemas de recalentamiento de la única neurona que tienen pensando en maneras de conseguir que un miembro gordo, venoso y caliente se les introduzca por cierta raja que se les formó detrás de un montón de pelo porque el contacto de la carne parece aliviarles el sufrimiento en este mundo y les hace su vida más simple. Las Jennys usarán estrategias diferentes e intercambiarán progresos en reuniones sumarísimas que celebran en el balcón de la casa de una de ellas mientras se alivian los dolores con pepinos. Tras más de hora y media se pelearán por un quítame tú una buena lefada y terminarán revolcándose en los lodos de la soltería.

Cuando uno ve el cartel con sus colores brillantes y su composición se piensa que esto es una comedia pero en realidad está más cercano al drama. Es la historia de la amistad de dos mujeres que viven en el mismo edificio. Una intenta encontrar trabajo sin suerte y ve como se le cierran todas las puertas a las que toca básicamente porque no da para más y la otra trabaja atendiendo a ancianos a domicilio, limpiándolos y arreglándoles sus casas y se encoña con un pollardón camionero que la chulea y abusa de ella y como sucede siempre, la pobre se enamora y se vuelve ciega y tonta. Durante el tiempo que dura la cinta reflexionarán entre ellas y se ayudarán en lo que pueden y veremos como sus caminos se van separando poco a poco. Una de ellas tiene un hijo de doce años que se la quiere endiñar a una compañera de clase y hará lo imposible por conseguirlo pero como siempre, la vida es muy dura y ella preferirá juntarse con un macarra.

La historia está bien y la película se deja ver pero adolece de una trama clara y definida que enganche. Es demasiado vaga, suceden cosas pero nada que nos haga flipar y prestar atención. Las actrices se curran su trabajo y hacen sus papeles muy creíbles pero al final uno sale del cine y no se acuerda ni de lo que ha visto y eso quiere decir que algo falla, que se podría haber mejorado un montón. No hay mucho más que pueda decir de la película porque he de reconocer que no me acuerdo. No es que sea una mala historia, es más bien que es de esas que olvidas nada más verlas.

Si buscas algo diferente y te atraen las historias intimistas, no debes dejar de ver esta película. Ni se te ocurra ir al cine con tus amigotes porque no te lo perdonarán en la vida.
gallifantegallifantegallifante

Technorati Tags: ,

2 opiniones en “Verano en Berlín – Sommer vorm Balkon”

  1. Deja que te diga que me ha sorprendido tu critica; supongo que es la línea del resto del blog.
    Choca, y parece fruto de una mente depravada, pero lo cierto es que la crítica, a mi modo de parecer, es bastante acertada.

    sorprendidas felicitaciones

  2. Casi todas las críticas del último año siguen este formato. Introducción, segundo párrafo sacado de otra galaxia y resto hablando un poco de la película. Es otra forma de ver las cosas.

Comentarios cerrados.