Viajando a Gran Canaria

Una sombra en el cielo

Una sombra en el cielo, originally uploaded by sulaco_rm.

Desde hace tres años he evitado el aeropuerto de Schiphol para mis escapadas a Gran Canaria (no puedo decir regresar a casa porque mi casa está en este lado de mi mundo). La razón es sencilla, los vuelos charter que consigo a buen precio tienen unos horarios terribles desde ese aeropuerto que no me convencen y que hacen que acabe muerto de cansancio. En esta ocasión no ha salido ninguna oferta para los aeropuertos de Eindhoven y Rotterdam, mis favoritos y he tenido que aceptar la que me ofrecieron para volar desde Amsterdam.

Inicialmente mi avión salía por la tarde, alrededor de las seis y llegaba a gran canaria a las diez de la noche. Esto me permitía pedirme medio día libre e ir al aeropuerto por la tarde. El regreso lo tengo previsto para el sábado por la mañana así que no parecía muy malo. Compré mi billete y una semana antes de viajar me llamaron desde algún número en alemania y un empleado de la compañía que vende los billetes (L’tur) me dijo que el vuelo de ida lo habían cambiado y que ahora el avión sale a las seis y cuarto de la mañana. El hombre estaba emocionadísimo por lo chachi que es el que puedas aprovechar un día más en tu destino. Yo le hice ver que en realidad esto era justo lo que quiero evitar, que un avión que sale a las seis y cuarto de la mañana me obliga a estar en el aeropuerto a las cuatro de la mañana y que esto es prácticamente pasar la noche sin dormir. Como no habían otras alternativas, extendí mi medio día libre y lo convertí en un día completo y contraté un taxi para llevarme al aeropuerto, ya que a esas horas, para ir con transporte público necesitaría de todas maneras un taxi para ir hasta la estación de tren y después tendría que esperar por el tren nocturno que sale cada hora y que tarda una hora en llegar al aeropuerto y esa combinación me permitiría ahorrarme diez euros y me obliga a viajar durante una hora más.

Así que aquí tenemos esta anotación que ha sido publicada a la intempestiva hora de las seis y cuartos y que sirve para dejar constancia que en este día, mientras todo el mundo seguía con las sábanas pegadas al cuerpo, yo ya ando en los aires cruzando los cielos europeos en dirección a Gran Canaria para comenzar mis ocho días de vacaciones.

3 opiniones en “Viajando a Gran Canaria”

Comentarios cerrados.