Viejo maricón se despierta curado de su mariquitismo

Hilversum, 6 de diciembre de 2007. En un hecho sin precedentes y que ha dejado a la comunidad internacional no solo sin habla sino también sin tino esta mañana los teletipos de todos los periódicos mundiales han quemado tinta con la siguiente noticia: Julayus Máximus, afamado maricón que en sus más de sesenta años de mariquitismo ha ganado el premio a mejor bujarrón del colegio público falacia, pajarón del año en el instituto para la estupidez inhumana, mariquita de oro de la universidad de las nalgas, seis veces consecutivas miss maricón de Mordor, Vecindario y alrededores y que desde que cumplió los sesenta y cinco ha sido designado como maricona vieja de la gala del carnaval chimpachero, se despertó esta mañana horrorizado porque tuvo una erección mientras soñaba con la presidenta de la comunidad del Mandril, la excelentísima señorona Orquedad Guaraní.

Tras este violento despertar, el señor Julayus sufrió un ataque de ansiedad al constatar que en su cabeza corrían sin control alguno pensamientos impuros de palabra e imagen con la susodicha presidenta en paños menores y mayores y no se los podía quitar de encima. Al dirigirse al baño para echar la meada matutina con su primera erección en mucho tiempo descubrió que esta no se le pasaba y lo único que logró fue mearse la barriga. Después de unos minutos el pánico hizo mella en su espíritu y contactó con las autoridades sanitarias las cuales enviaron una ambulancia a su domicilio. El equipo médico certificó la esplendorosa erección y optó por el tradicional y efectivo método del balde de agua fría que se ha usado desde siempre con perros y machos de otras especies para tratar de combatir el problema. El señor Julayus Máximus no reaccionó a este estímulo y ha tenido que ser trasladado al hospital Forénsico y Jurásico de nuestra Señora del Disgusto en el que los mejores expertos lo han tenido en observación toda la mañana.

El doctor Chimpún ha comentado a nuestra redacción que el paciente reacciona a las imágenes de hombres desnudos con una relajación del músculo urinal y cuando se le enseñan fotos de chochas inmediatamente alza la bandera y muestra una gloriosa erección. Tras hacer un par de búsquedas en Google han descubierto que en los anales de la medicina nunca se ha visto nada por el estilo, una milagrosa curación que habrá de ser estudiada en profundidad porque puede ser el principio del fin para esa plaga que surgió a finales del siglo veinte en la tierra y que es conocida como metrosexualismo de mierda y para la que hasta ahora no existía cura.

El señor Julayus Máximus está en estos momentos sedado porque no consigue superar el disgusto de sentirse heterosexual y saber que tendrá que prescindir de sus camisas Mamoni, sus jerseyes de Sucia y Marrana y su fantástica colección de cosméticos de la casa del Lapón. También ha mostrado su decepción con San Bras Pis y San Llor Cluni, santos a los que tenía un altar en su cocina y a los que reprocha el haberlo abandonado y haber permitido que sufra este castigo divino que ningún ser humano se merece ni se ha merecido jamás.

La Iglesia Mongólica ha emitido inmediatamente un comunicado confirmando que ellos siempre supieron que lo del metrosexualismo y el mariquitismo era una enfermedad y el Cacique del Orrinoco amenaza con subir el precio del petróleo y echar a las empresas heterosexuales de su país si no se restaura inmediatamente la condición de Reinona del señor Julayus.

Según recibamos más información seguiremos desarrollando la noticia.

7 opiniones en “Viejo maricón se despierta curado de su mariquitismo”

  1. Dani, he conseguido que comentaras así que valió la pena.

    waiting, tenía un dictador muy específico en mente y es ese que no se calla

    Off-topic: Después de comer me piro. Está todo escrito como en las Sagradas escrituras. Habrá una receta de cocina, dos películas, dos fotos y un resumen semanal. Es más que probable que tenga acceso a la gran red de Redes al otro lado y pueda interaccionar cuando esté recuperándome del cansancio pero por si no sucede así, no me sean malos.

  2. un bonito ejercicio de provocación. Espero que haga su efecto de relajar los esfinteres de aquellos que se sienten (¿Paranoya?) constantemente atacados. Algo equivocado porque ya la mayoría no les juzga, aunque usemos la mariconeidad en nuestras bromas.

Comentarios cerrados.