Vuelvo a mi otra casa tras la Navidad

Y de nuevo me pongo en movimiento para volver a la residencia de invierno, en Hilversum, Holanda del Norte, Países Bajos, Unión Europea, Europa, Tierra, Sistema Solar, Vía Láctea.
Viajaré con Air Europa hasta Madrid y desde allí continuaré con KLM hasta Ámsterdam. Luego, tren a Hilversum y el tramo final en taxi o andando dependiendo del tiempo y del agotamiento. Vuelvo con las alforjas repletas de latas de fabada, cocidos, lentejas y todas esas delicias que ayudan a ventilar el sistema digestivo y hacen más llevadero el oscuro invierno nórdico.

Dejo atrás algo más de dos semanas de encochinamiento, comiendo, comiendo y comiendo. En los próximos días llegará la dieta postvacacional de rigor. También dejo atrás al Pelos, quien no volverá a aparecer hasta finales de noviembre, si el año transcurre como debe ser.

He dejado una entrada preparada para esta tarde. Como casi todo lo que he escrito durante las vacaciones, saldrá en riguroso diferido. A la noche, si llego con cuerpo y ganas escribiré algo esta noche. De no ser así, hasta mañana si Dios quiere y las líneas aéreas lo permiten.

5 opiniones en “Vuelvo a mi otra casa tras la Navidad”

  1. Sulaco, espero que hayas llegado bien y que el viaje haya sido agradable, sin incidentes, je je.

    Anormal, mil gracias por la música. A partir de ahora mi vida sexual despegará, de eso no cabe duda, o al menos podré alucinar a la gente con mi cultura recién adquirida. Un detallazo, sí señor.

  2. Rodolfo, acabo de entrar hace 15 minutos. Estoy muerto. Me tomo un frenadol hot lemon y me voy a la cama a dormir el resfriado.

Comentarios cerrados.