Vuelvo al norte

Una sombra en el cielo

Mudando la piel, abrasado por el sol, muy descansado y rodeado de cabezas de queso, cuando leáis esto yo estaré deshaciendo el camino y saltando tres mil kilómetros hacia el norte para volver a Holanda. Atrás he dejado la melena que me quitó el peluquero y un montón de piel que se me ido cayendo. Esta noche, como casi todos los españoles, veré ese partido histórico que salvará al país de la crisis, disparará el número de embarazos, empujará las acciones de las empresas que fabrican cerveza y que recordaremos durante mucho tiempo.

Una respuesta a “Vuelvo al norte”

Comentarios cerrados.